Luis Gómez: ¿MC o Morena?

7018
0
Compartir
Luis Gómez, Salvador Zamora y Alberto Uribe.

Luis Gómez, Salvador Zamora y Alberto Uribe.

EL REGIDOR PRIISTA SE HA CONVERTIDO EN EL FIEL DE LA BALANZA EN TLAJOMULCO

El coordinador de los regidores priistas en el Ayuntamiento de Tlajomulco se ha convertido en el fiel de la balanza de lo que podría ocurrir el próximo 1 de julio, cuando se juegue nuevamente la Presidencia Municipal. Al bajarse de su aspiración a diputado local, Luis Gómez quemó las naves del priismo y ahora sigue nadando rumbo a las de Movimiento Ciudadano o de Morena…

Luis Gómez fue el candidato del PRI en la pasada elección. Es un empresario que se metió a la política para mejorar las condiciones del municipio donde ahora vive con su familia. Quienes lo conocen saben que no es el típico político colmilludo que sólo busca sacar partido para sus intereses personales, sino una persona que le gusta hacer equipo, que se dejó atrapar por la política y que le gusta competir en serio para lograr sus metas.

En el pasado proceso electoral lo dejaron prácticamente solo. Incluso se sabe que intentaron bajarlo para que se uniera al entonces candidato de la alianza PAN-PRD, Quirino Velázquez, todo con el objetivo de vencer al entonces candidato de Enrique Alfaro y MC, Alberto Uribe Camacho.

Pero lejos de doblegarse, Luis Gómez redobló esfuerzos y se puso a trabajar con todo el priismo de Tlajomulco, logrando una nueva corriente política que hasta el día de hoy es la que mantiene el mayor número de espacios, incluso la dirigencia del PRI municipal, que encabeza Gerardo Trujillo.

De la mano de Luis Gómez, el priismo de Tlajomulco trabajó los últimos tres años con la intención de llegar fortalecidos a la próxima elección, dado que en la pasada no les alcanzó para lograr la Presidencia Municipal. Trabajaron todos los días por generar un movimiento social, una red que representara a todos los ciudadanos de Tlajomulco.

R

Luis Gómez trabajó para que el priismo del municipio llegara fortalecido.

Al empezar a manejarse nombres para encabezar al PRI en ese municipio, nuevamente se mencionó el de Luis Gómez, pues es el que más trabajo tiene y el hombre más conocido en ese municipio. Pero el regidor antepuso las ganas de éxito al ego: dijo, si yo encabezo nuevamente, estamos en riesgo de perder la próxima elección. Debemos empujar cuadros conocidos y que atraigan votos para que apoyen el trabajo que yo y otros priistas hemos hechos durante tantos meses. Debemos reforzarnos. Si queremos ganar debemos reforzar el trabajo que ya se hizo.

Por eso empezó a impulsar la candidatura del actor Sergio Goyri. Luis Gómez consideraba que con la figura del actor, más el trabajo de él y de otros liderazgos, podrían dar una seria pelea para ganarle la Presidencia a Movimiento Ciudadano. Alina Pérez González sería la candidata a diputada federal, y Luis Gómez el candidato a diputado local: así fortalecían una fórmula que pensaban sería muy competente.

Luis Gómez impulsó esa fórmula en Tlajomulco, pero también con los principales liderazgos del PRI en Jalisco. Inicialmente tuvo buena acogida, sobre todo porque el regidor explicaba que era la única manera de ser competitivos. Sin embargo, al final no lo apoyaron…

De la noche a la mañana apareció un nuevo actor en escena, el empresario restaurantero Antonio Sánchez, quien se quedó con la candidatura del PRI a la Alcaldía de Tlajomulco. Tras pensarlo unos días, tras serios análisis y con base en encuestas, Luis Gómez decidió bajarse de la contienda para la diputación local. Los números le aseguraban que no les iba a alcanzar salvo para un par de regidores, y que definitivamente también estaba en riesgo su diputación. Así que decidió bajarse de su aspiración, y con eso quemó el cartucho priista que le quedaba.

Con ese movimiento, Luis Gómez quemó la nave priista. Ahora decide a qué llamado hacer caso, y con él toda la gente, liderazgos, incluso lealtades como la de Gerardo Trujillo. Por un lado, ha tenido ofrecimientos de Salvador Zamora Zamora, el candidato de MC a la Alcaldía, pero también ha tenido charlas con el Alcalde que ahora se fue a Morena, Alberto Uribe.

¿Qué decisión debe tomar Luis Gómez? ¿A cuántos liderazgos y priistas se llevaría con él? ¿Tiene alguna manera de quedarse en el PRI? Sin duda que cada día que pasa el regidor se siente presionado para tomar una decisión: lo que es un hecho es que en el PRI se ve difícil que pueda seguir construyendo un proyecto cuando ya renunció a una de sus disputadas candidaturas.

En caso de irse a Movimiento Ciudadano, fortalecería a Salvador Zamora Zamora, pero sería la estocada final a un priismo que nomás no levanta en Tlajomulco. Y si hace equipo con Alberto Uribe, Morena crecería sustancialmente en ese municipio, y los metería con más fuerza a la contienda que está por venir.

En esa disyuntiva se encuentra actualmente Luis Gómez, el fiel de la balanza: ¿MC o Morena?

Compartir

Dejar un comentario