Temible acoso a la libertad de expresión

7444
0
Compartir

zul-de-la-cueva-A muchos les sorprenderá ver un texto mío en estas páginas, y es que he escrito muchas veces en mis redes sociales al respecto de este medio. Nunca he dicho nada favorable en torno a su propietario Bruno López, o la respetabilidad del Respetable. Por el contrario, les he dicho de todo, pero jamás he intentado que dejen de existir o que dejen de publicar sus contenidos.

Y es por eso que hoy he decidido escribir aquí, porque hay quienes en desacuerdo con esta y otras publicaciones, se empeñan en destruirlas no por sus contenidos (sean estos cuestionables o no) sino porque estos contenidos no se alinean a ellos, no les favorecen. Es decir, la cacería no es en pro de ninguna virtud, sino del ejercicio del control y de una total incapacidad para tolerar la crítica. Existe una clara agenda en contra de las libertades en Jalisco.

Enrique Aubry, un ejemplo vibrante de lo peor de nuestra clase política, dirigente estatal del Partido Verde, presentó una demanda civil por daño moral contra el columnista Pedro Mellado, en 2017, porque éste emitió diversas críticas.

Fue una denuncia ridícula y revanchista a la que Mellado ha tenido que hacer frente, quitándole tiempo y energía que podía haber dedicado a su trabajo. Lo grave es que las consecuencias de semejantes acciones no parecen tener peso social en los que las llevan a cabo. Por eso Aubry, sin un atisbo de vergüenza, puede presentar en rueda de prensa a Salvador Cosío Gaona como candidato del Verde a la gubernatura de Jalisco sin que nadie le reclame nada, como si los múltiples agravios de estos personajes no tuvieran eco o consecuencia. Aquí se vale hacer de todo siempre y cuando se haga desde el poder.

El tres de Junio pasado, Enrique Alfaro llamó basura a algunos medios de comunicación, entre ellos Mural y NTR; posteriormente, arrancó su precampaña a la gubernatura en un programa de radio al que no había asistido por cerca de dos años. Llegó con una carpeta enorme con transcripciones de todas las menciones que se habían hecho de su persona en el programa. El acto dejaba claro un mensaje: Aquí se les graba todo, aquí se les anota todo y aquí no se olvida nada.

Temible que un aspirante al ejecutivo estatal comience su búsqueda de simpatías con un mensaje así.

Hace unos días se filtró una llamada telefónica en la que el jefe de gabinete del Ayuntamiento de Zapopan, Juan José Frangie, amenaza a El Informador para que no publicara un desplegado, lo que es una clara intromisión a la vida interna de un medio de comunicación y un chantaje que utiliza el presupuesto para manipular la libertad editorial que, como todos los casos anteriores, quedó en nada. No hubo una investigación, una denuncia clara y un proceso de rendición de cuentas. Vaya, ni siquiera una disculpa.

Y es que aquí se puede atacar a la libertad de expresión y a los medios de información con la más absoluta impunidad, sin miedo a ninguna consecuencia, sin voces que digan basta.

Si no, pregúntenle a Bruno López que, por algunas publicaciones de este medio, fue denunciado por Enrique Alfaro ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco.

“«El escrito signado, por el ciudadano Enrique Alfaro Ramírez, presentado el tres de febrero de dos mil dieciocho, en la Oficialía de Partes (…) registrado con el número de folio 00405», sostiene el documento del IEPC”, publica el medio.

Podemos ciertamente cuestionar las formas y el manejo de información de los medios, debemos llamarlos a rendir cuentas y exigir información fidedigna, pero lo que no podemos hacer es perseguirlos o llamarlos basura o exigir que no publiquen contenidos que no nos favorecen so pena de dejar de recibir contratos.

Lo que tampoco podemos hacer es dejarlos solos mientras hay claramente una línea de acción que busca limitar, evitar y controlar los contenidos de los medios y que busca silenciar voces libres como la de Pedro Mellado.

Claro que voy a seguir cuestionando al Respetable y difiriendo de muchas decisiones editoriales de Bruno López, lo que no voy a hacer es dejarlo solo cuando lo atacan desde el poder.

Por lo mucho o por lo poco que cuente, aquí está mi columna defendiendo el derecho que tiene El Respetable de existir.

EtiquetaZul
Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.