La imagen de Aristóteles en su informe

2492
2
Compartir
Rossy Garbbez

Rossy Garbbez

Esta vez el Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, me sorprendió en su 5º Informe de Gobierno. Se presentó al evento de una forma distinta: vistió camisa blanca formal, chaleco de tejido de punto en color tinto (color que ha estado en tendencia), pantalón negro un poco ajustado con zapatos de agujetas formales.

Al principio me causó cierta extrañeza que rompiera con la formalidad y el protocolo en el vestir en un acto como lo es el informe anual de sus actividades; sin embargo, esa estrategia fue positiva, pues generó mayor cercanía con la audiencia. Aristóteles Sandoval, por ser un buen orador, mantuvo muy buen control del escenario: mostró buena modulación de voz haciendo cambios al subir y bajar el volumen, y enfatizó sus movimientos corporales dando fuerza a sus palabras; ello generó emotividad en los asistentes.

s

Aristóteles Sandoval en su informe.

Es interesante analizar la evolución que ha tenido desde su primer informe de gobierno a la fecha, ya que en los tres primeros informes él vistió traje negro (máxima formalidad en el hombre), camisa blanca con doble puño y cuello rígido; lo único que varió en esos tres años fueron los colores de la corbata. En el 4º informe de Gobierno vistió traje negro, camisa blanca impecable pero sin corbata, lo cual generó mayor apertura al llevar sin abotonar la camisa del botón del cuello.

En este último informe apareció no sólo sin corbata, sino también sin saco. No obstante, al final de su presentación, se puso un saco para estar en sintonía con los demás asistentes políticos quienes, en su mayoría, llevaban traje.

Recordemos que la semiótica de la ropa nos dice mucho, comunica, tiene gran influencia en la percepción y construcción de la imagen.

EtiquetaRossy
Compartir

2 comments

  1. Carlos Esparza 12 febrero, 2018 at 03:47 Reply

    Aristóteles Sandoval es el gobernador peor vestido de México. Sus trajes ajustados, sus corbatitas de colores indefinidos, sus relojes caros que sobresalen en casi todas sus actos públicos, lo hacen ver como un nuevo rico que viste a la moda, es decir, sin el menor gusto. Cuando viste de camisa se ve muy mal con los botones de arriba desabrochados. Parece que es un hombre de ideas cerradas. En sus 5 años de gobernador no aprendió nada respecto al buen vestir, a pesar del roce que ha tenido con hombres importantes y bien vestidos de las élites de poder.

  2. Eifelphilosoph 25 febrero, 2018 at 21:42 Reply

    En nuestro país, La corbata, la chaqueta, la camisa bien cerrada y los zapatos de cordón se convierten en tortura con la llegada del verano y cada día se vuelve más fatigoso vestir formal para asistir al trabajo. Algunas empresas, además, no sólo exigen formalidad, sino que además imponen ciertos códigos de vestuario que exigen marcas, colores y por sobre todo “estatus” al vestir.

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.
WordPress Image Lightbox