2018: Jalisco va contra Alfaro

27322
1
Compartir

bruno-1A primera hora de este 2018 recibí un mensaje vía Facebook: “Bruno, miré el video de El Respetable donde califican a Enrique Alfaro como el peor político del año. ¡Pero a nosotros no nos mencionaron! ¡Empresarios de bares y restaurantes perdimos mucho dinero, incluso algunos perdimos nuestros negocios por culpa de Alfaro! ¡Por favor menciona todo el daño que nos ha hecho!”.

No, no se trata de propaganda partidista, ni de intereses personales: se trata de muchos sectores que se han visto seriamente afectados por la forma en que gobernó Enrique Alfaro en la Alcaldía de Guadalajara, afortunadamente hoy bajo la dirección de un hombre sensato y con sensibilidad política, el Alcalde interino, Enrique Ibarra Pedroza.

Hagamos un ejercicio: voltee para los lados y pregúntele a un ciudadano común, qué es lo que piensa del gobierno que encabezó en su momento Enrique Alfaro Ramírez, y las respuestas seguro arrojarán luces sobre lo que es considerado un gobierno excluyente, impositivo, vende espejitos, intolerante, pero, sobre todo, sin ningún tipo de sensibilidad para pensar las consecuencias de sus acciones de gobierno.

Y esa molestia no es exclusiva de Guadalajara: hace tiempo se me ponchó una llanta en Tapalpa y la persona que me ofreció el servicio me dijo que estaba que echaba lumbre porque se había quedado sin su empresa, un pequeño estacionamiento de donde vivían él y su familia, porque los costos de operación y los impuestos se habían hecho impagables.

Sólo hay que intentar estacionarse en cualquier punto de Guadalajara para conocer el desastre ocasionado: no hay forma de hacerlo, la imposición de tecnología inoperante tiene prioridad más por los negocios que reditúa que por los servicios que debe otorgar a los ciudadanos.

Ahora, los propietarios de bares y restaurantes se suman a los vendedores de jugos de naranja en el centro; a los vendedores de artesanías que venían de todo el Estado al Centro Histórico a vender sus productos; a los vendedores de zapatos; a los calandrieros; a los vendedores ambulantes, todos terriblemente afectados; incluso la prensa que ha recibido una y otra vez las agresiones del intolerante ex Alcalde tapatío, que hoy quiere ser Gobernador de Jalisco.

El 2018 inicia con un mensaje que se suma así a un reclamo popular: no se trata de propaganda partidista, ni de intereses personales.

Se trata de muchísima gente y sectores que se vieron seriamente afectados por la desparpajada forma de gobernar de Enrique Alfaro y cuyo descontento ya  plasmaron en las encuestas donde éste se desploma.

Ésa será la mayor fortaleza de todos aquellos que tienen intereses electorales contra el Alcalde de Guadalajara: no hay sector que se exprese bien de Enrique Alfaro, ni que se haya salvado de sus acciones. Nadie quedó contento con su gobierno: ni los empresarios, ni los católicos, ni los ambientalistas que han visto cómo les pasaron por encima sin ningún miramiento. Ni los ciudadanos agredidos una y otra vez.

No se trata de intereses partidistas. No se trata de intereses personales. Este 2018, Jalisco va contra Enrique Alfaro…

EtiquetaBruno
Compartir

1 comment

  1. Olga Rguez 28 junio, 2018 at 02:51 Reply

    Hola, mañana se convoca Grupo Unido por Jalisco..salida Av Vallarta esquina Enrique Díaz de León 10 AM…no falte Bruno…una servidora.

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.