Los acuerdos y desacuerdos de Alfaro

1579
0
Compartir

Sonia Serano-04La decisión de Enrique Alfaro, de ser candidato al gobierno del estado sin alianza con otros partidos políticos, era algo que podía preverse. Las condiciones que tiene para competir le son favorables, así que en esta ocasión no necesita a otros partidos y, con los actores que pueden servirle, ya tiene acuerdos de facto.

Lo interesante serán los efectos que su anuncio tendrá en los acuerdos que se alcancen para el frente nacional y cuáles serán los espacios en los municipios y en los distritos en los que Movimiento Ciudadano sí irá con los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

En el PAN, la posibilidad de una alianza con Enrique Alfaro dividió opiniones. Quienes respaldan la candidatura del dirigente nacional Ricardo Anaya a la presidencia de la república pugnaron por la alianza, e incluso mantuvieron acercamientos directos. No hay que descartar que esta corriente, en la práctica, mantenga su apoyo a la candidatura al gobierno del estado del actual alcalde tapatío.

Por su parte, el dirigente estatal Miguel Ángel Martínez siempre se resistió a los acuerdos y manejó la versión de una consulta. Con él, mantenían el rechazo los ex gobernadores Emilio González, Francisco Ramírez Acuña y Alberto Cárdenas Jiménez, quienes se han opuesto a los acuerdos alcanzados por Ricardo Anaya e incluso siguieron respaldando la candidatura de Margarita Zavala, aún después de su renuncia al partido.

Otro grupo de panistas, encabezados por Eduardo Rosales, quienes han tenido acuerdos con Enrique Alfaro desde los comicios de 2015, seguirán con esa colaboración.

Con el PRD la situación es similar, con un ingrediente adicional: la guerra que algunos integrantes de este partido mantuvieron en los anteriores comicios con Enrique Alfaro, en particular el dirigente estatal Raúl Vargas López. Para Movimiento Ciudadano, el PRD no es importante en términos electorales, pues en los últimos años su fuerza se desdibujó. Lo que sí era necesario, es el poder que el líder del grupo Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López, representa. Y ese respaldo, para nadie es un secreto, Enrique Alfaro ya lo tiene.

Al día siguiente que Enrique Alfaro anunció su decisión de no ir en alianza, el presidente del PAN Jalisco, Miguel Ángel Martínez, aclaró que continúan las negociaciones para buscar acuerdos por otros espacios.

Hay quienes hablan de alrededor de 35 municipios en que irían juntos, además de algunos distritos.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox