SI YA LO CONOCEN…

2675
1
Compartir

Juan-Carlos-Partida-03-03-300x200-2Al PAN y al PRD en Jalisco les pasó lo que les pasa a muchos enamorados que se dejan seducir una y otra vez por una pareja voluble y mentirosa, que va y viene conforme a sus intereses. Si ya saben cómo es Enrique Alfaro ¿para qué le creen, para qué le ruegan?

Dirigentes y militantes del panperredismo ya conocen, ya habían tenido la experiencia incluso de que el alcalde de Guadalajara y futuro salvador autoproclamado de Jalisco, los embaucaba en sus redes de expectativa electoral, los ponía a mover su estructura partidista y, al final, ya llegado al cargo que buscaba -diputado, alcalde- simplemente los tiraba como un pañuelo lleno de efluvios verdes luego de ser usado.

“No podría aceptar ser candidato en una alianza con el PAN y el PRD, yo seré candidato sólo por MC en una alianza con las mujeres y hombres libres de Jalisco”, dijo Alfaro en un video casero que rápidamente se convirtió en tendencia en redes sociales.

También, conciliador él, humilde él, dijo esperar que el PAN y el PRD no tomen su decisión como “una declaración de guerra o un acto de soberbia, estoy tratando de ser congruente con lo que siempre he dicho, he defendido con todas mis fuerzas esta idea de hacer política y quiero seguir haciéndolo, tal vez sea mi última elección, no lo sé, pero quiero enfrentarla con mucha dignidad, se puede ganar o perder pero no se puede perder la congruencia”.

El gran perdedor de esta decisión es, sin lugar a dudas, el presidente estatal del PRD, Raúl Vargas López, quien a encargo del jeque de jeques, Raúl Padilla, quiso y odió, amó y despreció, rogó y defenestró a Alfaro de 2012 a la fecha.

Y en tan pública y ambigua relación a Vargas se le fue buena parte del prestigio que se ganó a lo largo de los años.

Es más, hasta el momento en que este columnista amable y carismático (ajá) redactaba las presentes líneas (martes 28 de noviembre en la sala de prensa de la FIL) crecía el rumor que Vargas renunciaría a la dirigencia del PRD como muestra última de decoro personal. Cuando usted lea esto, ya sabrá si el rumor era o no cierto.

Y es Vargas el damnificado mayor porque en Jalisco RPL no pierde y cuando pierde arrebata. Ahí anda Enrique Velázquez, el ex diputado perredista a quien el dueño de raUldeG le encargó crear la asociación Hagamos, muy entusiasmado en el distrito 4 en Zapopan porque el trato entre su jefe y Alfaro es real, más allá del PRD o más allá de la dizque congruencia política que el alcalde de Guadalajara presume.

No hay alianza con el PRD Jalisco públicamente, pero sí con el papá del PRD pues’n, porque Hagamos -así forme parte de las estrategias padillistas en política- nadie puede probar que esté ligado a su corazón y nadie podrá reclamarle a Alfaro que pactó con el sol azteca, que se quedará convertido en una carcasa sin contenido.

Y por el rumbo de la calle Vidrio, según el presidente estatal panista Miguel Ángel Martínez, su partido en Jalisco ni suda ni se acongoja y hasta declaró que “ni nos sorprende ni nos genera ninguna preocupación”.

Pero Martínez -de lo perdido lo que te encuentres- también aceptó que estará al pendiente para ver si los Alfaroboes quieren ir en una “alianza flexible” en municipios foráneos a la zona metropolitana de Guadalajara, porque ya sabemos que en la gran ciudad los emeceistas no quieren compartir con la mochería blanquiazul los cargos públicos a repartirse si ganan, por más que muchos panistas den de brincos y griten “Alfaro, mírame que aquí estoy”.

Enrique Alfaro sí demuestra claramente una parte de lo que dice en el propio video. Está en su mejor momento profesional -si profesional en política significa ser maquiavélico- y ha logrado no una, no dos, sino varias veces, que muchos políticos de mucho menor capacidad le crean todo, hasta que alguna vez tuvo melena y rastas, por la ambiciosa y a la vez denigrante esperanza de que les arroje alguna migaja de cargo público.

Ya lo conocían, ya sabían por dónde masca la iguana en Alfaro, es más, su anuncio le generará muchos más votos de los que dejará de recibir si hubiera ido en alianza con estos dos partidos que, pobrecitos, quedan en la orfandad política más miserable.

PARTIDIARIO

Morenistas: En Guadalajara, luego que Carlos Lomelí es ya el obvio candidato a gobernador por Morena, es donde las cosas se están poniendo muy competidas entre quienes aspiran a lograr la candidatura a alcalde. Ya sabíamos que Beno Albarrán y don papá del Checo Pérez (cuyas iniciales son El Empresario Antonio Pérez Garibay) la buscaban, pero habrá que incluir a Carlos Palacios, un perredista converso que junto a su padre Claudio Palacios (ex presidente estatal del PRD, dos veces diputado) decidieron salir del sol azteca ante la evidencia que ese partido está al borde de la extinción. Carlos dice que buscará la candidatura y que la estirpe Palacios, muy identificada desde siempre por la izquierda, tiene el trabajo político y conocimiento de campo, los cuadros de apoyo necesarios, para ser la mejor opción…

Y ya con ésta: Otro que está por renunciar aunque diga que no (fiel a su costumbre de decir una cosa y hacer lo contrario, como todos los empleados universitarios de medio pelo hacia arriba saben) es Tonatiuh Bravo, quien quiere ser senador y honrará la alianza panperredemeceista. Además ese movimiento, fraguado en la cocina padillista, permitiría que ascienda al rectorado interino El Atenguillo, José Alfredo Peña Ramos, para que ya no ande luego presionando con que le toca ser rector pues se le podrá refutar que ya lo fue por unos meses. Y eso abriría el camino al rector del CUCEA, José Alberto Castellanos Gutiérrez, para que con la bendición padillista y el apoyo de Tonatiuh pueda llegar al cargo para el que lo han ido preparando desde hace años…

Compartir

1 comment

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox