Guerra en MC por Vallarta

2363
0
Compartir
E

Ramón Demetrio “El Mochilas” y Arturo Dávalos “El Cepillo”.

 “EL CEPILLO” HA IDO AGUDIZANDO SU POSTURA “ANTIMOCHILISTA”, DESPIDIENDO A EMPLEADOS AFINES A RAMÓN GUERRERO. . .

Por Julio Ríos

Entre más se acerca la fecha para definir quién será la candidatura de Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Puerto Vallarta, se recrudece la disputa intestina entre quienes se sienten con derecho a ser el abanderado naranja: Ramón Demetrio Guerrero, mejor conocido como “El Mochilas”, y Arturo “El Cepillo” Dávalos Peña, actual alcalde.

Cuando “El Mochilas” saltó en 2015 como candidato a diputado local, el acuerdo no escrito era que Arturo Dávalos sería nominado a la diputación en 2018, y Ramón Guerrero volvería a contender por la alcaldía.

Pero ya en el cargo, a  Dávalos le gustó ser presidente municipal y tiene la aspiración de reelegirse. Eso ha desacomodado el tablero político alfarista.

“EL Cepillo” ha ido agudizando su postura “antimochilista”, primero despidiendo a empleados afines a Ramón Guerrero y aumentando sus declaraciones en contra del hoy diputado local. Los otrora amigos, ahora son adversarios. La discordia se ha sembrado porque ambos ambicionan el mismo cargo.

Sus cartas

“El Cepillo” Dávalos ha sido hábil para ir formando su propia estructura y grupo político, gracias a que tiene la nómina municipal de su lado. Ha sabido echarse a la bolsa a los regidores del PRI (encabezados por el ex candidato tricolor Andrés González Palomera) y a los que antes eran de Acción Nacional y ahora son de MC (cuyo líder era “El Pery” Cuevas), así como al regidor independiente Francisco Sánchez Peña, quienes no han sido oposición.

También cuenta con el apoyo de Eduardo Rosales, quien le ha tendido lazos en el PAN vallartense para que le operen, independientemente de que no hubiera Frente Ciudadano en lo local. Y del lado del PRI, también ha sumado a hábiles operadores como David de la Rosa.

Sin embargo, la gente de “El Mochilas” también está organizada. Guerrero cuenta con su principal estructura en El Pitillal y Las Juntas, que son las delegaciones más pobladas de Puerto Vallarta.

Y sus operadores, por supuesto, presumen que cuenta con lo más importante para efectos prácticos: el apoyo de Enrique Alfaro y confían con que se respetarán los acuerdos previos al 2015, además de que en Movimiento Ciudadano conocen un supuesto estudio en el que Ramón Guerrero tiene el 47 % y “El Cepillo” un 20 %.

Además, el líder nacional Dante Delgado dejó claro su apoyo a “El Mochilas”, no sólo en lo corto durante su visita a Guadalajara a inicios de noviembre para participar en un Foro con Ricardo Anaya y Alejandra Barrales en Parque Trasloma, sino que dejó fotografiarse y que la imagen corriera en redes sociales.

Dante Delgado es amigo personal de “El Mochilas” desde hace varios años. Incluso estuvo en la boda de Ramón Guerrero realizada el 8 de noviembre de 2014 en el Hotel Westin de Puerto Vallarta y la cual fue una pasarela de políticos de diversos partidos. En aquella época, Rosales no rompía con el entonces alcalde.

La realidad es que el fantasma de la división sobrevuela y ensombrece al emeceísmo vallartense. A los mochilistas preocupa que Guillermo Medrano, presidente estatal del partido –como en otros muchos municipios-, no ha operado. No ha movido un dedo para detener el enfrentamiento entre ambos personajes.

Enrique Alfaro tampoco le ha puesto un hasta aquí a “El Cepillo”, quien sigue raspando a Ramón Guerrero, lo cual preocupa a su gente. “Urge que Alfaro ya detenga a Dávalos”, señala un operador de “El Mochilas” en el municipio costero.

Luis Ernesto Munguía González.

Luis Ernesto Munguía González.

Luis Munguía: el Plan B

Con semejante panorama ya hay un Plan B que pocos conocen, pero que suena fuerte al interior del emeceísmo. Según fuentes consultadas en el Comité Estatal, si “El Mochilas” y “El Cepillo” no se ponen de acuerdo, el abanderado sería el joven diputado federal Luis Ernesto Munguía González.

Este legislador, de apenas 32 años de edad, se formó como regidor en la administración de Ramón Guerrero, pero se ha mantenido prácticamente ajeno al pleito entre ambos personajes, y no ha tomado partido claramente por ninguno de ellos.

Sin embargo, le afecta su poca productividad legislativa –que contrasta porque es uno de los diputados con más asistencias a sesiones- y que sus enemigos filtraron una fotografía donde aparece dormido en un vehículo luego de una supuesta parranda.

Joya preciada

Puerto Vallarta ha sido siempre una codiciada joya para la clase política jalisciense. Además de que se trata de un escaparate en lo político y lo social, es el municipio que genera mayor cantidad de derrama económica, fuera de la Zona Metropolitana de Guadalajara.

“Sobre todo existe fuerte  inversión en el ámbito turístico, lo cual también ha sido históricamente negocio de algunos políticos, sobre todo las licencias provisionales de operación para giros restringidos y los cambios de uso de suelo para la construcción de condominios y complejos hoteleros”, señala una periodista vallartense quien prefiere hablar en lo confidencial.

Además, las organizaciones de la sociedad civil allá no son aún tan fuertes y por ello los gobiernos municipales no tienen contrapeso y pueden actuar sin oposición o conflictos. A esto se suma que buena parte de la prensa suele ser controlada por los gobiernos municipales.

El regaño no escuchado

En abril de 2017, Enrique Alfaro visitó Puerto Vallarta para inaugurar una sede de Movimiento Ciudadano en el Residencial Las Gaviotas. Estaban presentes “El Mochilas y “El Cepillo”, y les dijo:

“Aquí no podemos andar con mezquindades, no podemos estar pensando en privilegios o intereses personales, éste es un movimiento que tiene propósitos que hoy más que nunca tienen un gran sentido y un gran valor. Y de una vez se los digo que eso no va a pasar, estamos más unidos, más comprometidos que nunca; vamos a dar la batalla juntos, cada quien en donde le toque, en la responsabilidad que tenga”

Al buen entendedor pocas palabras. Ese discurso-regaño, fue interpretado por propios y extraños como un espaldarazo para que “El Mochilas” sea el candidato a alcalde, y “El Cepillo” sea postulado para el cargo de diputado.

Corredera de “mochilistas”

Pero, al parecer, Arturo Dávalos no lo entendió así. Lejos de cesar la guerra intestina, se intensificó. Seis semanas después, a fines de mayo, al menos cien empleados eventuales ligados al “mochilismo”, quedaron fuera del ayuntamiento de Puerto Vallarta. El ayuntamiento no les renovó el contrato que se vencía el día 31 de ese mes.

Algunos de los despedidos, grabaron videos en redes sociales. Se dijeron víctimas de  persecución política por no apoyar el proyecto reeleccionista del alcalde Arturo Dávalos.

“Nuestro pecado fue ser gente de “El Mochilas””, dijo en su video el ex director del Consejo Municipal para la Discapacidad, Alonso Bravo Amara.

Pero no sólo fueron directivos. También se quejaron en los videos la oficial de policía municipal, Esther Peña, y Julio César Gaytán Pelayo, empleado del DIF de Puerto Vallarta.

Según relataron los empleados, los directores justificaron su salida en base a evaluaciones de desempeño, y a que pretenden contratar a más personal en la dirección de Aseo Público, afines a Dávalos, según acusaron en redes sociales.

El alcalde de Puerto Vallarta.

El alcalde de Puerto Vallarta.

En medio de esta disputa política, en julio de 2017, también terminó saliendo de su cargo Javier “El Pitas” Pelayo, quien era delegado de El Pitillal, bastión político del “mochilismo”.

Además de que Pelayo es el brazo derecho de Ramón Guerrero, fue presidente municipal sustituto cuando el famoso “Mochilas” se lanzó en su aventura por la diputación. Se sabe que también tuvo diferencias con “El Cepillo”.

Las diferencias se agudizaron

Otro tema que agudizó las diferencias entre estos personajes, fue el de la entrada al municipio costero de las Empresas de Redes de Transporte, específicamente Uber.

Desde el Congreso Local, Ramón Guerrero se puso del lado de los taxistas –que a su vez, son gente del diputado federal Rafael Yerena-, mientras que Arturo Dávalos se dijo en favor de estas nuevas plataformas.

La compañía trabaja de todas formas con amparos bajo el brazo de sus choferes, aunque hace unos días llegaron a acuerdos con el Ejecutivo de Jalisco, según confirmó el mismo Secretario de Gobierno, Roberto López Lara.

También el ayuntamiento vallartense ha criticado al ex alcalde Ramón Guerrero por los  cincuenta millones de pesos que adeuda el municipio de Puerto Vallarta al Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Fonacot) y que serían herencia de “El Mochilas”, según aseguró en entrevistas con diversos medios el Secretario General del ayuntamiento, Víctor Manuel Bernal.

Esto generó la visita de Arturo Dávalos a la Ciudad de México para renegociar la deuda heredada por “El Mochilas”, según informaron los medios locales, muchos de ellos afines a “El Cepillo”. Aunque aquella deuda venía desde tiempos de Salvador González Reséndiz.

Mochilas lleva mano

De acuerdo a fuentes del Comité Estatal de Movimiento Ciudadano, será el 19 de noviembre cuando se definan las candidaturas a presidencias municipales. Entre ellas, obviamente, la de Puerto Vallarta.

Si algo ha quedado claro con Enrique Alfaro, es que suele sostener contra viento y marea a su gente. Así lo ha hecho con Hugo Luna, por ejemplo. Y lo hizo con el propio “Mochilas” en 2015, cuando lo apapachó como doble candidato a diputado local.

En aquel entonces lo puso tanto en la lista plurinominal en tercera posición, como por mayoría relativa por el distrito V, a pesar que venía de ser cuestionado por erogar dos millones de pesos en un baile con la Banda El Recodo, en su despedida antes de pedir licencia. Por lo cual, todo indica que Guerrero Martínez será quien obtenga la candidatura, tal y como era el proyecto original.

Ante una inminente negativa del líder moral, afirman que Arturo Dávalos ya ve sus opciones para ir a la alcaldía por la vía independiente, o aceptar la invitación que ha recibido a sumarse ni más ni menos que a Morena.

Las aguas de Puerto Vallarta se agitarán más en los próximos días.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox