Mejor imposible, la circunstancia de Abel Salgado

2784
0
Compartir

bruno buenaSi la política es de circunstancias, entonces la de Abel Salgado Peña es mejor imposible: el ex diputado federal y ex dirigente municipal del PRI se perfila como pocos para convertirse en el candidato a la Alcaldía de Zapopan, casi casi se le puede aplicar el dicho aquel de “cuando te toca aunque te quites”.

Salgado Peña se ha dedicado a trabajar la calle desde mucho tiempo atrás; ha generado todo un movimiento social que seguramente será una de sus fortalezas en las urnas; y ha mantenido una buena relación con todas las corrientes que conviven al interior de su partido: pero si bien esto cuenta y cuenta mucho, no son las razones por las que el priista está a punto de convertirse en el candidato.

No. Son otros factores casi matemáticos los que hay que tomar en cuenta para aseverar que la circunstancia de Abel Salgado rumbo al 2018 es mejor imposible. A saber…

Hasta este momento, son dos los aspirantes a la candidatura del PRI a Gobernador los que tienen mayores posibilidades de lograrlo, o los que suenan más fuerte, o la disyuntiva que se les está presentando a los priistas de Jalisco: Eduardo Almaguer y Arturo Zamora.

De quien sea la candidatura a Gobernador dependerá mucho el apoyo que logre algún priista para convertirse en el candidato a la Alcaldía de Zapopan. Pues si la candidatura es para Arturo Zamora, quien se perfila para Zapopan es Abel Salgado. Y si el candidato es Eduardo Almaguer, quien se perfila es Abel Salgado. Si pierde Zamora se perfila Abel Salgado, y si pierde Almaguer, sí, en efecto, quien se perfila es Abel Salgado.

Abel Salgado es un hombre considerado cercano al senador con licencia Arturo Zamora, pero también lleva una buena relación con el Gobernador Jorge Aristóteles.

Si Zamora es nominado desde el centro como el candidato de unidad del PRI a la Gubernatura de Jalisco, seguramente empujará a Salgado a la candidatura.

Zamora tiene especial interés en ese municipio, donde ya fue Alcalde en alguna ocasión y de donde salió para diputado local.

Pero si Zamora no es el candidato y en cambio queda Eduardo Almaguer, entonces ya hay un acuerdo interno, implícito y explícito, de que se le va a respetar su influencia en Zapopan, para que la corriente de priistas que lo apoyan fortalezca al proyecto general del PRI rumbo al 2018.

Eduardo Almaguer está consciente de esta circunstancia y es una de las cartas que siempre pone en la mesa cuando se le menciona como candidato a la Gubernatura: si Almaguer es el candidato, respetará las decisiones que el grupo de Zamora tome en Zapopan, como la postulación de Abel Salgado a la Alcaldía.

Claro que la política nace y muere todos los días diferente, y que del plato a la boca se cae la sopa y todos los dichos que se quieran sumar: pero también los números sirven para entender la política, y en esta ocasión la ecuación arroja que la candidatura le tocará a Salgado, aunque se quite…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox