Un extraño presupuesto

201
0
Compartir

Sonia Serano-04En las próximas semanas comenzará la discusión del Presupuesto de Egresos de 2018 para el estado. Las expectativas de una revisión a fondo con el proceso electoral encima, son reducidas.

El proyecto que el gobernador Aristóteles Sandoval envió al Congreso del Estado tiene ajustes drásticos que no han sido explicados aún. En un comparativo con el presupuesto de este año, publicado en el periódico oficial El Estado de Jalisco, vemos una reducción en las tres áreas que tendrían que considerarse básicas: educación, salud y seguridad.

En el caso de la Secretaría de Educación y la Fiscalía General, si bien es cierto sí hay un aumento en el presupuesto, éste se da por debajo de la inflación, lo que en términos reales significa una reducción. En cambio para la Secretaría de Salud, una dependencia sumida en la crisis y el desorden, hay menos dinero.

Algunos de los incrementos más importantes se dan en áreas que son de manejo administrativo, como el despacho del gobernador y las secretarías de Gobierno y de Planeación, Administración y Finanzas.

Llama la atención el incremento de más de 20 por ciento en el pago de deuda, si se toma en cuenta que no se contrataron nuevos créditos.

El gobierno del estado ha insistido en que está bien evaluado por el manejo de sus pasivos y hasta ahora sólo ha habido declaraciones informales de que el aumento es propiciado por el alza en las tasas de interés. Sin embargo, no se ha precisado si ese aumento es normal o tiene que ver con la política de renegociación de la deuda del gobernador Aristóteles Sandoval, quien amplió el plazo de pago de varios créditos.

Entre los puntos que se han señalado sobre el presupuesto, en las primeras revisiones que se han hecho, están también la falta de asignaciones a temas que tendrían que apoyarse en el próximo ejercicio, en particular al Poder Judicial, que asumirá las atribuciones sobre justicia laboral y tendrá que fortalecer la oralidad en las materias penal y mercantil.

Además, aunque se ha asegurado que se asignaron recursos para el Sistema Estatal Anticorrupción, en realidad se previó el gasto operativo del Comité de Participación Social. La promoción, nuevos nombramientos y otros gastos que pueda generar, no se incluyeron.

Eso sí, el gobernador decidió dar tranquilidad a los partidos políticos reservando los recursos para el gasto electoral, con incrementos de 34.9 por ciento al Tribunal Electoral del Estado de Jalisco, y de 131.8 por ciento para el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana.

La posibilidad de cambios en esta propuesta no parece existir. Sobre todo, si tomamos en cuenta que muchos diputados están pensando más en sus nuevas aspiraciones electorales que en la importancia de la discusión del gasto público.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox