PAN-PRD-MC: los mueven intereses, no causas…

422
0
Compartir

Juan-Carlos-Partida-03-03-300x200-2La “emergencia nacional” dicen quienes dirigen a nivel nacional al PRD, PAN y MC, los llevó a coaligarse en septiembre pasado y a anunciar que buscarán tener un candidato presidencial único al estilo Frankenstein -que vote por el aborto y esté en contra del matrimonio gay, laico de la vela perpetua-, sea ajeno a esos partidos o sea consensuado entre las tres fuerzas políticas y emane de una de ellas.

Al menos eso es lo que dijeron el 9 de noviembre aquí en Guadalajara, en el paraíso urbano llamado parque Trasloma, a través de la que cada vez es más la justificadora, digo vocera, de este llamado Frente ¿Ciudadano? por México (FCM), doña Alejandra Barrales.

“La realidad que vivimos de emergencia nacional nos explica y convoca a llevar adelante esta posibilidad. Esto es hacer algo de manera diferente con todos los riesgos que implica, pero estamos muy animados y contentos porque a escaso mes y medio de haber nacido como una alternativa, estamos moviendo el tablero, cambiando la dinámica que se pretendía que llevara el proceso electoral que ya inició”, dijo Barrales a los militantes de esos tres partidos que se reunieron -acarreados muchos, funcionarios emeceistas los más- para escuchar las palabras de sus liderazgos.

No aclaró la perredepanemeceista, quien se va del cargo en diciembre por cierto, si esa emergencia nacional se refiere a que tanto su partido como el PAN y MC están ante una coyuntura que los dejaría con la más triste cosecha de votos en su historia y abriría el paso a su archienemigo número uno, el populista e hijo de las tinieblas Andrés Manuel López Obrador, quien contra lo sucedido el sexenio pasado para estas fechas encabeza las preferencias electorales rumbo a la grande y, ay nanita, de llegar al cargo podría hacer una limpia de corruptos y una cancelación de prebendas que, de ser de fondo y real, sin duda tocaría muchos de los intereses de la Divina Trinidad S.A. de C.V.

De risa loca las declaraciones patrióticas de que buscarán, por ejemplo, incluir en su proyecto de gobierno a las empleadas domésticas, unas 2.5 millones en todo el país, para que tengan las prestaciones sociales que se les niegan históricamente.

Recordemos que PAN, PRD y MC votaron a favor de la reforma laboral peñista, es decir, tuvieron el tiempo y el momento para incluir a quienes ahora voltean a ver, curiosamente cuando la temporada electoral está encima.

Y eso para hablar sólo de un ejemplo de que “ahora sí” harán lo que antes bien pudieron hacer u oponerse.

“Este frente con vigencia del 5 de septiembre de 2017 al 31 de diciembre de 2024 alienta un cambio de régimen, con un gobierno de transición que tendrá que consolidarse como una coalición más allá del 2018, que puede consolidarse en 2021 y afianzarse en la coalición electoral del 2024, lo que permitirá una verdadera concertación de las fuerzas que quieren un nuevo rumbo para México”, afirmó Dante Delgado, dirigente de MC.

¿Cambio de régimen, Dante?, ¿te cae? A ver, si es precisamente ese trío en complicidad con el PRI el que durante los años recientes ha fortificado la política neoliberal que desde Miguel de la Madrid llegó para quedarse como justificante a la depredación del patrimonio nacional, la concentración de la riqueza, el seguimiento a la política de combate al narco impuesta desde Estados Unidos en el cual México pone los muertos, la corrupción generalizada y la impunidad para los asociados a esta cada vez mejor descrita por el Peje como la mafia del poder.

“Todas las encuestas ponen al frente en primer lugar de cara a la elección presidencial de 2018, por eso tantos ataques del régimen, del PRI, del sistema. A nosotros nos mueven causas, no intereses como a ellos, porque además atacan donde más duele, en la familia (…) Pero de mí se acuerdan, el 1 de julio de 2018 cuando se estén contando los votos, a Jalisco le vamos a deber en enorme, en gran medida, el triunfo del FCM”, aseguró Ricardo (c)Anaya, líder nacional panista, el más aplaudido de los tres socios, cómo no, en su visita a la tierra de la Guardia Nacional Cristera.

No es verdad. Todas las encuestas ponen en primer lugar de cara a la elección presidencial de 2018 a López Obrador. Eso es lo que los tiene nerviosos a ellos y sus jefes y ésa es la razón fundamental de la creación de este frente, el nuevo huapango disfrazado de opción democrática con el que se pretende descarrilar la tercera ocasión en que el Peje buscará ser presidente del país.

Y no es de dudarse que Jalisco aporte un gran número de votos al FCM, pero no serán los suficientes salvo que decidan postular al cardenal San Juandoval Íñiguez o, de perdis, a Kate del Castillo asesorada por Sean Penn.

En Jalisco el arroz ya se coció. Desde la organización misma del foro de los tres, se notó el peso de la mano alfarista, la cual ante la ausencia de ciudadanos apartidistas en el foro ciudadano, echó mano del acarreo de funcionarios municipales quienes -oficiosos y obedientes- para algo cobran tan bien desde que su jerarca omnipotente llegó al cargo de alcalde de Guadalajara, y quienes no alcanzaron a llenar a tope el foro tan bien acondicionado de Trasloma.

Y ahí anduvo Alfaro, saludando a los tres y saludando a los RPLboes sus viejos nuevos amigos, haciéndose del rogar ante los medios y muy feliz él ante los políticos sin ideología pero con tantos intereses personales o de grupo que no les importa defender hasta la ignominia y apoyar a quienes apenas meses atrás eran sus cantados enemigos. La política mexicana en su máxima expresión denigrante.

Luego, al día siguiente, comenzaron a salir los líderes partidistas locales mandados por sus patrones fácticos, para dejar bien en claro que lo que se enjugó en Ciudad de México en septiembre pasado, bien puede tener otra jabonada en Jalisco para sacarle más brillo al cochambre.

“Todas las posibilidades serán tomadas en cuenta, (la postura) del PRD es una coalición total, que tengamos candidato único al gobierno del estado, en la totalidad de los municipios y el conjunto de distritos locales y federales. Ése es el interés del partido que presido en Jalisco, desde luego abierto a explorar otras posiciones”, dijo Raúl Vargas, presidente estatal del sol azteca.

Sí, el mismo que desde 2012 encabezó la más frontal oposición de los RPLboes a Enrique Alfaro, ahora de promotor de su ¿forzado? amigo.

Lo mismo sucederá con Miguel Ángel Martínez, presidente estatal del PAN, el constitucionalista abogado pulcro que se dice apegado a los más rancios principios de los fundadores blanquiazules. Esta semana se dejará todo planchado para que ahora sí Alfaro, quien dice deshojar la margarita, acepte ser el salvador de esos tres partidos para llevarlos en su cívica encomienda de salvar a Jalisco de, de, de, ¿de?.

Es pragmatismo de la más baja ralea. Parafraseando a Ricardo (c)Anaya diremos, pero en el sentido exacto de su oración: Los mueven intereses, no causas.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox