¿Con quién irá MC en Guadalajara?

3993
0
Compartir
Ismael del Toro, Alberto Uribe y Marco Valerio.

Ismael del Toro, Alberto Uribe y Marco Valerio.

SÓLO PABLO LEMUS TIENE ASEGURADA LA CANDIDATURA A LA REELECCIÓN EN ZAPOPAN

La carrera por Guadalajara en Movimiento Ciudadano prácticamente quedó reducida a dos opciones: el actual presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, Alberto Uribe Camacho, y el coordinador de los diputados locales, Ismael del Toro Castro.

La decisión se tomará en los próximos días, una vez que se hagan los últimos cálculos y se revise cómo se podrán acomodar el resto de los espacios.

Al interior del grupo inmediato al actual presidente municipal de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, queda claro que Uribe y Del Toro son las dos cartas más fuetes. De hecho, para ambos hay planes alternos que no son despreciables.

Hasta hace unos meses, parecía que Ismael del Toro se había quedado solo en la carrera por la alcaldía tapatía. La oferta para Alberto Uribe era coordinar la campaña de Enrique Alfaro a la gubernatura y, por ende, en caso de un triunfo, posicionarse como uno de los hombres importantes en el próximo gabinete.

Pero esos no eran los planes de Alberto Uribe, quien al filtrarse esa posibilidad de inmediato comenzó a negarla, pues su intención es estar en la boleta en las elecciones de 2018.

A lo anterior se suma que en las mediciones que ha hecho el partido, no le va mal en Guadalajara. Por eso esta opción no se ha descartado por el propio Uribe ni por Movimiento Ciudadano.

Hasta ahora, ninguno de los naranjas que han manifestado su interés por la presidencia municipal de Guadalajara aparece, cuando se mide por nombres, como una posibilidad de triunfo. De hecho, en algunos cruces con aspirantes del Partido Revolucionario Institucional, tienen un menor porcentaje de conocimiento. Sin embargo, consideran que la candidatura de Enrique Alfaro los arrastrará.

En las encuestas estatales y a pesar de los roces que ha tenido Alfaro con ciudadanos y medios de comunicación, la ventaja para el alcalde tapatío sigue siendo amplia. Además, las evaluaciones a su gestión se mantienen favorables. Por eso los emecistas consideran que una vez que Alfaro esté en campaña, impactará especialmente en los municipios metropolitanos, como ya lo hizo en 2015.

Así, ante una competencia que arrancaría pareja para los aspirantes a la candidatura tapatía, lo que sigue es poner sobre la mesa quién asegura la continuidad al proyecto en la capital del estado y, sobre todo, quién se subirá a ese escalón que en los últimos años ha sido la antesala de la candidatura al gobierno del estado.

Enrique Alfaro anunció que Alianza Ciudadana cumplió su ciclo.

Enrique Alfaro.

Además, al avanzarse en los acuerdos con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana para encontrar un esquema que permita acatar las nuevas disposiciones sobre paridad horizontal y que los partidos sigan teniendo injerencia, MC podrá mover mejor sus cartas en la zona metropolitana.

La combinación de todos estos factores es lo que ha llevado a colocar como primeras y prácticamente únicas opciones para Guadalajara a Ismael del Toro y a Alberto Uribe.

Pero Guadalajara no es la única opción para ambos, ya que aparecen también como posibilidades para otros espacios que son importantes para Movimiento Ciudadano. En el caso de Alberto Uribe, tampoco se ha descartado la reelección en Tlajomulco, desde donde se haría cargo de la coordinación de los ayuntamientos que gobiernen los naranjas en las próximas administraciones. Además, a más largo plazo quedaría como un aspirante natural al gobierno del estado para 2024.

También está la opción de que sea el próximo coordinador de la fracción de diputados, ya sea local o federal. Esto, sin descontar que pueda ocupar una de las carteras importantes en el gobierno del estado, en caso de un triunfo de Enrique Alfaro.

Una situación similar enfrenta Ismael del Toro, quien ya confirmó que pedirá licencia en los próximos días para separarse de la diputación local, lo que fue interpretado como su virtual salida hacia la candidatura en Guadalajara. De hecho, es quien podría considerarse como la mejor opción, pero también como alguien que tendría que estar más cerca en la campaña de Alfaro.

De esta manera, también para Del Toro hay plan B. El más importante sería en el equipo de Enrique Alfaro, aunque no se descartan otras opciones como una diputación federal y la coordinación de la bancada, recordando que Jalisco es quien tiene esa posición en la Cámara Baja con Clemente Castañeda, quien buscaría ser senador.

Para los emecistas, Ismael del Toro representa la posibilidad de dar continuidad a los proyectos de Enrique Alfaro, aunque en el equipo hay también quien considera que la intensidad de trabajo se tendría más bien con Alberto Uribe.

La definición de esta candidatura será el primer paso, a partir del cual se darán el resto de los acomodos. Por ejemplo, si Uribe no busca quedarse en Tlajomulco, se abriría el espacio para el diputado federal Salvador Zamora.

Despejada también esa opción, se podrá revisar quiénes serán los coordinadores de las fracciones, sobre todo porque habrá algunos legisladores, locales y federales, que buscarán la reelección.

Hasta ahora, el único que parece haber ahuyentado ya cualquier duda y se mantiene firme es Pablo Lemus Navarro, quien buscaría repetir en Zapopan.

Valerio no se baja

Otro aspirante a la Alcaldía de Guadalajara es el director de la Agencia metropolitana de Seguridad, Marco Valerio Pérez Gollaz. Valerio ha intensificado en los últimos días una fuerte campaña para promoverse como aspirante. Ha pintado cientos de bardas, y su trabajo en redes sociales es para dejar claro que no se ha bajado de esta aspiración. Lo que sin duda que en los próximos días se vivirá intensamente la decisión de quién va para Guadalajara por Movimiento Ciudadano.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox