¿El regreso de Alberto Lamas?

6016
0
Compartir

bruno buenaUna corriente de opinión viene tomando fuerza en los últimos días: el regreso de Alberto Lamas al campo de batalla rumbo a las elecciones del próximo año. ¿El objetivo? Que venga a reforzar la mesa que habrá de dirigir la estrategia con la que los priistas piensan mantener la Gubernatura de Jalisco y recuperar la zona metropolitana de Guadalajara.

¿Por qué regresar a Lamas del exilio? ¿Por qué sumar nuevamente a la operación al hoy representante del Gobierno de Jalisco en Ciudad de México? Porque si bien perdió la última elección, también ganó el Gobierno del Estado con Jorge Aristóteles y anteriormente la Alcaldía de Guadalajara…

Pero sobre todo y sobre cualquier cosa, porque conoce perfectamente las fortalezas y debilidades, las amenazas y las oportunidades que ofrece el seguro candidato de Movimiento Ciudadano, Enrique Alfaro Ramírez, quien es el adversario a vencer en el 2018.

NO. LAMAS NO VENDRÍA A SUPLIR A NADIE. VIENE A REFORZAR.

Cuando hubo victorias, todos lo miraban como la revelación, pero cuando hubo derrotas lo dejaron solo, completamente solo. Pronto olvidaron los tres años de próspero Gobierno municipal en Guadalajara, cuando se arreglaron con concreto hidráulico sus principales avenidas por órdenes de Aristóteles; y pronto olvidaron también la estabilidad y la organización que tuvieron los primeros tres años del Gobernador, cuando él era Jefe de Gabinete.

Tras la derrota, Ricardo Villanueva, ex candidato del PRI a la Alcaldía de Guadalajara, corrió a esconderse entre los arbustos, para después salir por la puerta trasera del Cabildo tapatío e irse a un centro universitario; de Salvador González Reséndiz, aquel que manejó los recursos de la pasada campaña, tampoco se sabe mucho, se ha autoimpuesto el anonimato; y al ex jefe del partido que perdió todo, Hugo Contreras, lo mandaron a contar ovejas al Congreso del Estado…

El que pagó los platos rotos fue Alberto Lamas, ex coordinador de la campaña, el menos político de todos, el mercadólogo que sin embargo hoy puede regresar a aportar el conocimiento que tiene del adversario, después de tres años de aguantar vara, de estar esperando el momento para regresar por la revancha y proclamar que no hay derrota que dure tres años.

Durante todo este tiempo Lamas se ha disciplinado, ha sido leal a las designaciones que le ha dado el Gobernador, Jorge Aristóteles. Desde su trinchera se ha fortalecido internamente, ha aprendido de sus errores, ha reorganizado su perspectiva: sabe que podría ser parte del entramado que irá a la batalla con quien sea el candidato a Gobernador del tricolor.

Héctor Pizano, hoy líder estatal del PRI; Eduardo Almaguer, hoy Fiscal del Estado; Roberto López Lara, hoy Secretario General de Gobierno; y, por supuesto, Alberto Lamas, son parte del equipo que ganaron las últimas dos elecciones del hoy Gobernador, Jorge Aristóteles: parece que se están juntando nuevamente, para dar la madre de todas las batallas.

Se sabe que Lamas cruzó impresiones con los aspirantes a Gobernador. Parece que todos han entendido que se necesitan mutuamente. Parece que se está poniendo orden en la cocina del Gobernador. Todo suma. Y parece que los de enfrente lo saben…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox