LOS ¿INDEPENDIENTES?

Compartir

Juan-Carlos-Partida-03-03-300x200-2Agotado el sistema electoral mexicano debido a que el sincretismo partidista ha cimentado la popular y sabia creencia de que todos son lo mismo (ahí están para demostrarlo sin pudor el frente MC-PRD-PAN o la alianza PRI-PVEM-Panal que se arman con la notoria consigna de salir al trote del lopezobradorismo), las candidaturas independientes podrían convertirse en 2018 en el nuevo espejismo de la democracia nacional, esa entelequia ilusoria para dar atole con el dedo al ciudadano que cree elegir entre sujetos que representan siempre los mismos intereses oligárquicos y, en no pocos casos, hasta delincuenciales.

Muchos aún nos preguntamos qué pasó con Pedro Kumamoto, el flamante jovenazo diputado local independiente que se convirtió en el primero de su especie aquí en Jalisco y quien, todo indicaba, podría optar con muchas posibilidades por repetir su histórico triunfo de 2015 pero ahora para ganar la alcaldía de Zapopan, donde es de sobra conocido y donde arrasó como una notoria excepción entre la oleada alfarista que cubrió de naranja la zona metropolitana de Guadalajara y el Congreso local.

Kumamoto lo tenía todo para ir por Zapopan; vaya, hasta prensa afín a su sonrisa oriental. Pero el pasado 10 de octubre solicitó licencia por tiempo indefinido a su cargo para buscar cumplir los requisitos que le permitan obtener una candidatura al Senado de la República.

Para eludir los cuestionamientos por no terminar su ciclo en el Congreso como había prometido en sus inicios de joven wikipolítico, Kumamoto dijo que ante la “emergencia nacional” decidió emprender una aventura que logre dotar al Senado de voces en verdad independientes.

Casi casi lo mismo que dijo Enrique Alfaro cuando anunció que pronto dejará la alcaldía de Guadalajara para salvar a Jalisco de, de, de, ¿de?… Bueno, ya todos son dizque adversarios, son sus amigos y hasta promotores, como para decir que salvará al estado de alguien.

“Yo soy un activista que hace política, un joven que adora a su familia, a sus amigos, a la vida, pero sobre todo una persona que cree que el servicio público es de los espacios más nobles en los que nos podemos encontrar. Y desde esa lógica claro que soy un político (pero) no me definiría como un chapulín o como un grillo sino como alguien que revindica y que quiere que más personas hagan política”, dijo en rueda de prensa al anunciar su salida del Congreso.

Podría parecer valiente su intención ya que las 115 mil firmas que necesita reunir, el 2 por ciento de la lista nominal de electores de Jalisco, tienen que ser de al menos el 50 por ciento de los distritos electorales federales del estado, una tarea nada fácil para la que se requiere toda una estructura logística con un despliegue mucho mayor al que realizó cuando se focalizó en el distrito de Zapopan que ganó.

Para dar una idea, en el pasado proceso electoral con 18 mil firmas habría obtenido la candidatura independiente para la alcaldía de Zapopan, cantidad similar a la que se requiere rumbo al 2018.

¿Por qué Kumamoto decidió irse por el Senado cuando tenía la posibilidad de consolidar en Jalisco la oleada de candidaturas independientes? Quién sabe, pero lo que es un hecho es que con tal decisión deja cómodo el camino para la reelección de Pablo Lemus. Eso sin contar que Kumamoto habrá de competir, si logra la candidatura, contra la maquinaria electoral de los partidos que tienen además los beneficios de la vía plurinominal.

Pero la vía independiente es ya una ruta que se consolida a pesar del rosario de requisitos para obtener una candidatura. 

Y lo de independiente es un decir, como veremos en el desglose que a continuación enlisto.

Hasta el 10 de octubre, luego de una ampliación de seis días a la convocatoria, un total de 23 ciudadanos presentaron ante el INE en Jalisco su intención y documentación para buscar obtener candidaturas a diputaciones federales.

Las solicitudes fueron recibidas en las juntas distritales ejecutivas 05 de Puerto Vallarta, 06 y 10 de Zapopan; 08, 09, 11 y 14 de Guadalajara; 12 de Tlajomulco y 13 y 16 de Tlaquepaque.

Para cuando el amable lector lea estas líneas el INE ya habrá emitido su fallo y expedido, el 14 de octubre a más tardar, la constancia de aspirante a quienes cumplieron los requisitos.

Son básicamente los mismos que para senador, aunque en este caso la cantidad de firmas -el 2 por ciento de la lista nominal de electores en la demarcación por la que se habrá de contender- disminuye dependiendo del distrito del que se trate.

Inscritos quedaron por el distrito 5 de Puerto Vallarta: Jesús Emmanuel Montes de Oca Zúñiga, quien ya fue consejero electoral en esa junta distrital y ha sido señalado de tener negocios relacionados con la venta de bebidas embriagantes; y Jonathan Yael Ruelas Palomera, de quien no se tienen mayores antecedentes salvo que forma parte del padrón de proveedores del ayuntamiento vallartense.

Por el distrito 6 de Zapopan se registraron Alberto Murillo Ramírez, quien ha encabezado la agrupación política estatal Frente de Renovación Jalisco a la Vanguardia, cuya actividad se remite a los procesos electorales. También se registró Karla Georgina Alvarado Pelayo, una empresaria del tequila dueña de las marcas Pocoloco y Diez Alteño.

Por el distrito 8 de Guadalajara están Pablo Ricardo Montaño Beckmann, un joven deportista nacido en Chihuahua; Gloria Elizabeth González Dávalos, ex priista quien en el pasado proceso electoral contendió para diputada local; José Gabriel Barragán Ojeda, quien ha sido consejero de los Caballeros de Colón, una organización laica católica contraria a la masonería, y Armando Paul Álvarez Salazar, un muchachito de 20 años sin mayor antecedente salvo sus logros escolares.

Para el distrito 9 también con sede en Guadalajara se registraron Juan Manuel Mercado Gómez, un sargento de la Fuerza Única Jalisco con dos décadas como policía (¿o polecía?); Mónica Guadalupe Abarca González, una ex Partido Verde Ecologista que no pudo llegar a la diputación por ese instituto político y ahora prueba por la libre, además de Héctor García Barba, quien promueve la llamada ola independiente, pero en su perfil de Facebook está lleno de contactos priistas.

El distrito 10 de Zapopan tiene como aspirantes a candidatos independientes a Rodrigo Cerda Cornejo, un activista egresado del Iteso; Cándida Elizabeth Vivero Marín, doctora en Letras por raUldeG y activista de género; Carlos René Paredes Peña, un joven consultor político, activista del ciclismo y quien aspiró a formar parte del Consejo de Participación Social del IEPC; la lista para este distrito la completa Juan Carlos Pérez Vargas, quien ha estado ligado y fue candidato del PT.

En el distrito 11 de Guadalajara se registró Jorge Arturo Ramírez Patiño, de quien no encontré antecedentes, mientras por el distrito 12 con cabecera en Tlajomulco está el ex regidor priista Adrián Octavio Salinas Tostado.

Por el distrito 13 de Tlaquepaque se anotaron Alberto Valencia Bañuelos, asesor patrimonial de seguros y egresado de la UAG, además de Hugo César Mena López, de la asociación civil “Guerra contra la mala alimentación” que entre sus actividades ha servido para que alumnos del CUTonalá de raUldeG realicen sus prácticas profesionales.

En el 14 de Guadalajara se registraron en busca de candidatura Carlos Alonso Espinoza González, abogado que labora en raUldeG y tiene pasado como funcionario de administraciones panistas en la capital del estado, y Jorge Carlos Ruíz Romero, un abogado especialista en derecho familiar y quien fue medianamente conocido a partir de encabezar varias marchas contra el gasolinazo en la ciudad.

Finalmente, el distrito 16 con sede en Tlaquepaque, tiene registro de aspirantes a candidato independiente con Aníbal Gómez Marquina, abogado litigante y José Luis Arrieta Cabrera, un fabricante de señalización municipal que también se ha declarado afín al PRI.

Compartir

Dejar un comentario