‘Todo sale bien cuando trabajas con el corazón’

2871
0
Compartir
A

Felicitas recalca que se ha enfocado en obras y en generar empleos.

LA PRESIDENTA MUNICIPAL DE ATEMAJAC DE BRIZUELA DICE QUE EL GÉNERO NO DEFINE LA CAPACIDAD DE NADIE: AVANZA PESE A RETOS DIFÍCILES…

Felícitas Aguilar es alcaldesa de Atemajac de Brizuela, licenciada en Administración y empresaria. Considera que servir a su municipio es la actividad más satisfactoria de su vida. Y lanza una frase que deberían seguir muchos políticos: “Si trabajas con el corazón, todo sale bien”.

“Al principio fue complicada la administración. Estaba endeudado (el municipio de Atemajac), con un desorden financiero, con un desorden administrativo. Creo que tenemos que ver la profesionalización de los servicios municipales. No es nada más contratar a una persona porque te ayudó en campaña, porque te apoyó, tienes que elegir perfiles y buscar gente adecuada para cada uno de los puestos, porque si no es muy complicada la administración. Hoy por hoy le hemos dado un giro de ciento ochenta grados, cuando aquí no nos dejaron vehículos, no nos dejaron computadoras. Yo he incrementado el parque vehicular”, asienta en entrevista.

¿Recibió endeudado a Atemajac?

Cuando llegamos prácticamente no teníamos nada, a los camiones que se tenían les habían quitado las partes. Yo creo que era una situación de no dejarnos trabajar pronto, de entorpecer el arranque de nuestra administración porque también nos dejaron bastantes deudas; pero yo lo veo como un reto que hay que superar y decir que sí se puede.

“No he definido si buscaré la reelección. Creo que las condiciones sí están dadas, pero necesito platicar principalmente con mi familia”.

¿Y hoy, cómo se encuentra la administración?

Hoy estamos bien, no he adquirido ninguna deuda, hemos pagado muchos laudos laborales de los que conveníamos, pero también hemos generado mucha obra. Yo creo que el Gobierno del Estado se dio cuenta cuando uno quiere trabajar con el corazón y para la gente, las cosas cambian y te empiezan a voltear a ver. Hay muy buena relación con el Secretario de Gobierno, con el Gobernador, con el maestro Netza Ornelas de la SIOP, así como la SEDIS y otras dependencias que nos han apoyado bastante. Estoy muy orgullosa de varias obras que estamos haciendo en beneficio de la ciudadanía.

¿En qué trabaja actualmente?

Estoy haciendo un centro de convenciones, que me lo dejaron desde hace nueve años. Hoy, aunque todavía no lo inauguramos, ya está sirviéndole a la gente este proyecto. Ahí se van a poder hacer eventos artísticos, culturales y deportivos. Lo más complicado fue cuando llegamos, porque tú esperas ver las cosas de diferente manera y te encuentras con un montón de problemas. Abres un departamento y te das cuenta de que no tienes información, no tienes respaldo de muchas cosas y es como empezar a armar un rompe cabezas. Eso fue lo más complicado, que nos llevó de tres a cuatro meses, armar toda esa parte.

¿Qué es lo que más ha disfrutado en este tiempo?

Ayudarle a la gente. A mí eso me ha llenado muchísimo en esta administración. Cuando yo voy a una comunidad y la puedo apoyar, cuando vas y le puedes dar algo de felicidad a los niños, a la gente adulta. Hemos puesto piso firme a 230 viviendas, vamos a entregar calentadores solares más o menos a 230 personas a través de programas del Gobierno del Estado y nosotros como municipio.

Como mujer, ¿le ha sido difícil ser presidenta municipal en un pueblo?

Me ha ido muy bien, la verdad. Creo que el género no te define como persona, creo que todos somos valiosos. En mi equipo de trabajo tengo hombres, tengo mujeres, y todos somos capaces, todos somos importantes. Creo que la ciudadanía y Dios me dieron la oportunidad de estar aquí y es para hacer un buen papel. Yo soy la quinta mujer presidente municipal aquí, y no hay quinto malo, así que nosotros estamos haciendo la diferencia.

¿Qué es lo que debemos esperar en lo que queda de su administración?

Espero concretar todas las obras que traigo en puerta, todos mis proyectos. Es lo que yo pediría: que el tiempo me ajuste para cerrar todos los proyectos y que se vea un cambio en Atemajac, que creo que ya lo estamos viviendo. Te puedo decir con orgullo que ya no tengo gente pidiendo trabajo. Desde que yo entré me encontré con mucha gente pidiéndome empleo aunque fuera con un salario muy mínimo, y hoy es difícil encontrar personas que busquen trabajo, porque me he dedicado a generar fuentes de empleo, no solamente en el Ayuntamiento, sino en alianza con los empresarios, con la gente que está haciendo desarrollos, para lograr que cada una de las personas que se acerquen al municipio puedan ser generadoras de empleo.

Compartir

Dejar un comentario

Something is wrong.
Instagram token error.