Padilla se impone a Alfaro, como en 2009.- Pizano

6320
0
Compartir
p

Pizano sostiene que la alianza PAN-PRD-MC no tiene ninguna similitud ideológica.

MEDIANTE ALIANZAS, EL LICENCIADO LE MARCARÁ LA AGENDA A ENRIQUE ALFARO, SOSTIENE EL LÍDER ESTATAL DEL PRI

Las alianza que se dan a nivel nacional con PAN-PRD-MC y localmente con la UdeG y Raúl Padilla López, sólo nos habla de que nuevamente, como en 2009, el Licenciado se impone al Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, y le marcará la agenda y sus intereses rumbo al 2018, sostiene el líder estatal del PRI, Héctor Pizano Ramos.

“Los universitarios que tienen una filiación y una simpatía priista siguen trabajando y son un gran número. Te podría decir que la mayoría. Quienes tenemos una raíz universitaria hacemos un trabajo muy permanente y constante en el PRI. Y quienes son parte de un grupo muy identificado con el Licenciado, siguen una apuesta donde una vez más se demuestra la habilidad del mismo para posicionar y posesionar sus intereses en un proyecto político. Hoy, cuando detenta un partido como el PRD, que ha sido disminuido en Jalisco, busca posicionarse haciendo valer la influencia que tiene en el blanquiazul, y también sobre el liderazgo de Enrique Alfaro, como en su momento lo llevó a cabo en el 2009”, sostiene.

¿Qué opina de la unión PAN, PRD y MC?

En el tema ideológico no tienen ninguna similitud, de hecho, se contraponen sus objetivos, sus metas y sus propuestas. Es una alianza por el poder, simplemente por el poder. La demostración que hemos tenido en los años anteriores es que al final terminan traicionando a quien confía en ellos por alguna u otra situación. Es una alianza eminentemente electoral, que tiene el único objeto de hacer competitivas a esas tres fuerzas en conjunto, porque solas, ninguna de ellas tiene oportunidad.

“Esteremos planteando la alianza con la sociedad, y después, con los partidos que ideológica coinciden con nosotros para llevar una agenda de bienestar”.

Localmente, ¿qué repercusiones tendrá esta alianza?

Veo difícil que se concrete a nivel local; pero, bueno, en tal caso sería importante e interesante ver cómo se desdicen quienes en su momento fueron los principales detractores de las alianzas. Por ejemplo, del lado del PRD, cuando Raúl Vargas desplegó toda una campaña delineando lo que representaba Enrique Alfaro y el partido Movimiento Ciudadano hacia la sociedad, hacia el municipio y hacia el estado, sumado a las connotaciones tan específicas que dio sobre la personalidad de Enrique. Hoy Raúl Vargas tendría que, en pocas palabras, desdecirse. Casi casi, pedir disculpas para poder entablar diálogo con un político.

¿Cómo ve a Alfaro en esta coyuntura?

Hoy vemos cómo el líder moral de un partido al cual no pertenece, habla de que la alianza no es electoral, cuando a todas luces está definida como tal. También Alfaro tendría que desdecirse de todo lo que ha señalado desde 2009 respecto a lo que piensa del grupo que tiene el control de la Universidad de Guadalajara. No se ha medido en calificativos que agravian a todos los que hacen política desde la universidad, y sobre todo del grupo que tiene el control.

¿Qué repercusiones ve para el PAN en esta alianza?

El PAN está en una situación bastante delicada, porque quien dinamitó el capital político del gobierno en 2012 fue, precisamente, Enrique Alfaro, en alianza con Emilio González Márquez y con una serie de traiciones dentro del partido blanquiazul, que fueron los que sumieron al partido que estaba en el poder hasta llevarlo a ser tercera fuerza en el estado. Veo sólo repercusiones en contra. Sería aniquilado totalmente el capital político que han venido reconstruyendo. Hoy, cuando se imaginaban una posibilidad real a nivel nacional, cuando era posible que se reagruparan y, por lo tanto, fueran un partido que cohesionara y fuera una expresión democrática como la habíamos tenido en Jalisco y fueran un esquema de acuerdos por los temas más importantes del estado, con esta alianza estaríamos despidiéndonos de una expresión política de arraigo en el estado de Jalisco.

¿Qué pasaría con el PRD?

El PRD tiene una circunstancia muy difícil en el estado, y en estos últimos días, con la conformación de esta expresión política llamada “Hagamos”, veíamos como que era el punto final de una expresión política. Hoy, con la alianza, estaríamos condenando al PRD simplemente a estar ahí, sin ninguna representación, sin ninguna expresión propia y con una gran problemática interna para poder explicar a todos los que denostaron al líder político que hoy tendrían que apoyar: Enrique Alfaro.

¿Qué pasará con Movimiento Ciudadano?

Va a demostrar lo que es: un partido político, con conveniencias, que renuncia a su agenda, que deja a un lado todo el discurso que ha venido manejando de los partidos tradicionales a los que supuestamente combate. Su tránsito ha sido ése: quienes hoy están en Movimiento Ciudadano tienen origen en el PAN, tienen origen en el PRD, y con su idiosincrasia buscan consolidar una expresión política más allá de ese discurso, con las estructuras corporativas. Después del ejercicio de ratificación de mandato vimos que tuvieron que recurrir a ese esquema de intercambio de beneficios y favores para poder tener una representación y una movilización.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox