Con la seguridad no se hace política.- Caro

331
0
Compartir
C

El mismo comisario sale a patrullar las calles de Guadalajara.

SALVADOR CARO ASUMIÓ DESDE UN INICIO EL TEMA MENOS REDITUABLE ELECTORALMENTE: LA SEGURIDAD

Antes de sus aspiraciones para convertirse en el candidato de Movimiento Ciudadano a la Alcaldía de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera antepuso el papel que le tocó jugar en el proyecto de Enrique Alfaro a la Gubernatura. El hoy Comisario asumió desde un inicio el tema menos redituable electoralmente: la seguridad.

Contrariamente a los que muchos actores piensan, que Salvador Caro buscó ese espacio para figurar electoralmente, desde un inicio el Comisario sabía que el tema de seguridad es el más sensible entre los ciudadanos, que la inseguridad que se vive no es privativo de Guadalajara sino de todo el país. Pero Alfaro lo puso ahí porque necesitaba alguien de confianza, alguien que le respondiera directamente, en el que podía confiar ciegamente.

Porque en las corporaciones policiacas ya se vive toda una inercia en la forma de operar. De alguna u otra manera en su combate los cuerpos policiacos tienen relación con los cuerpos delictivos, se enfrentan pero también se conocen, marcan sus límites pero no se dan tregua: se quieren destruir, pero en el camino algunos buscan no meterse en líos y negocian.

Desde que Caro Cabrera llegó a la corporación se hizo rodear también de personal de su confianza. Elementos que además de tener su confianza cuentan con la capacitación y el conocimiento para realizar su trabajo. Desde el inicio, Caro Cabrera empezó a pisar callos, a afectar intereses, pero no se dobló ante sus adversarios.

También en la calle ha tenido desavenencias. Poner en orden a una ciudad caótica, que no está acostumbrada a seguir las leyes, ha generado un ambiente a veces tenso que sin embargo no ha detenido al Comisario.

Salvador Caro tuvo claro desde el principio que apoyar a Enrique Alfaro desde la Comisaría podía desgastarlo. Como él mismo lo ha dicho en repetidas ocasiones: “con la seguridad no se hace política”. Pero le entró al encargo del Alcalde sin ningún tipo de duda. Y hasta el momento, Alfaro lo ha mantenido en el puesto.

El

Caro se ha enfocado en los focos rojos.

Pero también estar en la Comisaría le ha dado a Caro Cabrera la oportunidad de demostrar que es un área que puede dominar. Él mismo sale a patrullar por las calles de Guadalajara, da seguimiento personalmente a los arrestos, está en los temas de prevención, coordina los operativos para disminuir los índices de criminalidad.

Por eso, todavía está en la lista de los posibles candidatos de Movimiento Ciudadano a la Alcaldía de Guadalajara. Porque en el proyecto de Alfaro es uno de los perfiles más sólidos para enfrentar adversidades, de los pocos que pueden acompañar al Alcalde de Guadalajara a proyectos más ambiciosos, como la Fiscalía General, en caso de que MC llegue a Palacio de Gobierno.

Caro emprendió desde un principio una campaña de cero tolerancia a la corrupción. Ha generado descontento en algunos espacios que no cumplen con la norma o donde se han advertido focos rojos. Todos los días se enfrenta a los grupos delincuenciales organizados que están buscando nuevas formas de delinquir: pero su encomienda es seguir adelante, buscar todos los días cómo mejorar la seguridad de los tapatíos. Las aspiraciones electorales hace tiempo que pasaron a segundo plano.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox