¡AY, JALISCO, NO TE ACABES!

601
1
Compartir

Juan-Carlos-Partida-03-03-300x200-2La realidad en inseguridad pública, contaminación, dificultades económicas, corrupción, falta de movilidad y demagogia, entre otras catástrofes que padecemos, tendrá una incidencia muy directa en las elecciones de 2018 en Jalisco.

No es que Jalisco sea una isla: el país está igual, y en algunos temas peor que el estado donde nos tocó vivir; pero la avalancha de problemas que se han juntado debido a las malas administraciones públicas estatal y municipales por su falta de visión y prácticas clientelares, su favoritismo en las licitaciones o “importamadrismo” en los permisos, el uso discrecional de los recursos públicos y pensionarios o el servicio a favor de intereses electorales de las instituciones, son ya tan desbordadas y visibles que el hartazgo con los gobiernos ha llegado hasta los densamente poblados estratos que viven enajenados con la religión y su doble moral, el pésimo fútbol de la liga nacional o las telenovelas llenas de estereotipos.

Para colmo, la oferta electoral en 2018 se avizora tan pobre como conocida. No hay tela de dónde cortar, pura retacería (¿o rapacería?).

Enrique Alfaro candidato a gobernador por MC, con la muy cantada suma del PAN (Ricardo Anaya casi dixit en su reciente visita a Jalisco) y del PRD (Raúl Vargas comiéndose sus ácidas críticas de 2012 contra el hoy alcalde tapatío), partidos que no tienen una sola figura para encabezar sus escasas posibilidades, hacen ver que el dicho común de “todos son lo mismo” está hoy más vigente que nunca.

Y para acabarla, Alfaro no da mucho de sí y se ha convertido en su peor adversario, pues aunque es evidente que ha hecho mucha obra pública, su nula sensibilidad para consensuar con vecinos o para aceptar la crítica le han bajado bonos, sin contar la terrible realidad de una ciudad bajo el mando de la delincuencia imparable que es lo que más desgasta a cualquier político (aunque él se diga ciudadano, en su chistorete favorito).

¿Y el PRI? Bien gracias. Hoy los dos personajes más cercanos a la candidatura son el cada vez más sempiterno Arturo Zamora, quien fiel a su estilo se hace del rogar para ver qué tanto puede estirar la liga mientras trata de darle aire al muerto llamado CNOP.

El otro es el fiscal Eduardo Almaguer quien, aunque tiene cobertura mediática cotidiana por el cargo que ostenta, ha mostrado descuido en muchas áreas tan delicadas -para no ir tan lejos hablaré sólo de lo reciente- como los abusos sexuales infantiles en un kínder de Chapala que fueron denunciados desde abril y que atendió hasta que la prensa los hizo públicos a mediados de este mes, o bien la exigencia que aún continúa de los wixaritari en el norte del estado, donde en mayo mataron a dos de sus líderes comunitarios a pesar que había prometido a los indios brindarles seguridad y construir una base para acortar distancias.

Morena no da para mucho. Manejada a control remoto desde el CEN amlista por sus delegados con visión centralizada, las imposiciones están a la orden del día.

Sus aspirantes a candidato para gobernador, Enrique Michel y Carlos Lomelí, tienen muchos millones de pesos pero su capital político es en estos momentos similar al de cualquier ciudadano desconocido y militante de ese partido.

Si Andrés Manuel López Obrador los quiere como candidatos es por un evidente interés financiero electoral, como ya ha quedado constancia en recientes movilizaciones que, por desgracia para la base ciudadana leal, cada vez se parecen más a los acarreos del PRI. No hablaré hoy de otros aspirantes como Beno Albarrán, que muestran de a cómo están las cosas entre un movimiento social que cada vez más se decanta al adjetivo peyorativo de partido político.

Muy árido el panorama para 2018 en Jalisco, por desgracia. Estamos en la víspera de los destapes y tampoco existe una figura en verdad independiente que pueda aglutinar el descontento y que, a como están las cosas, podría ser la única alternativa electoral.

PARTIDIARIO

CEDHJ.- El desfile de los 29 aspirantes (en realidad sólo 28 acudieron) ante diputados para ganarse la simpatía rumbo a la sucesión en la Comisión Estatal de Derechos Humanos que se dará esta última semana de julio, parece tan inútil como teatral. El interés político prevalecerá y los partidos elegirán a quien esté más a modo con la “institucionalidad”, pese a la gran cantidad de perfiles excelentes y con gran representatividad social que están en el juego con la esperanza vana ante el árbitro vendido. El propio Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, actual titular de la CEDHJ, me lo reconoció en privado aunque si le preguntan lo negará en público. Pero ésa es la realidad de la pantomima ciudadana, la intentan disfrazar de democracia pero a nadie convencen. Y si no, estamos a unos días de comprobarlo…

Y ya con ésta.- Hablando de pantomimas, teatros, demagogia y juegos del tío Lolo, el Sistema Estatal Anticorrupción, con todo y que Aristóteles el Ciudadano ahora diga que él no meterá la mano en los nombramientos por llegar en el último trimestre del año a cargos de vital importancia como las fiscalías, auditorías y demás tías, la ley (a la que siempre se acogen cuando les conviene) dice otra cosa; y tanto el gobernador como los diputados son los que tendrán manga ancha para dar una revolcadita que saben -no son tontos- seleccionará a perfiles ad hoc con el poder partidista. Y si no, estamos a unos meses de comprobarlo…

Compartir

1 comment

  1. Ciudadano inconforme y harto 24 julio, 2017 at 19:14 Reply

    Señor Juan C. Partida:
    El nombrar a un fiscal anticorrupción es solo pan con lo mismo inflar el aparato burocrático, sabe para que se creo la Contraloría del Estado se creo para este fin abatir la corrupción, se estableció la declaración de situación patrimonial para evitar el enriquecimiento inexplicable, sabe Usted que anomalías detecta la Contraloría? ninguna.
    Además de este órgano fiscalizador están la Auditoria Interna de la SEPAF, la ASEF, las Contralorías Internas Municipales, Las Contralorías Internas en las Dependencias del Ejecutivo, y sabe que sancionan NADA.
    Cree Usted que con esta nueva Fiscalía se terminará la corrupción, que pasó con la casa blanca con los robos de los ex gobernadores y ex presidentes municipales.

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox