A modo, la ratificación de mandato de Alfaro

462
0
Compartir
La ratificación se realizará a finales de agosto.

La ratificación se realizará a finales de agosto.

AUNQUE EXISTE LA FIGURA DE REVOCACIÓN DE MANDATO EN EL CÓDIGO ELECTORAL, EL ALCALDE HACE EJERCICIO POR SU CUENTA

La ratificación de mandato del alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, se aproxima; sin embargo, se trata de un ejercicio a modo: se incrementan los recursos públicos, se desestima la solicitud de otros ciudadanos que quieren la revocación y se hace campaña de difusión.

El presidente tapatío, junto con el resto de los alcaldes metropolitanos de  Movimiento Ciudadano (MC), se someterán a la ratificación de mandato a finales de agosto, tan sólo unas semanas antes de que presenten su segundo informe de gobierno.

Los emecistas, liderados por Alfaro, se comprometieron durante las campañas de 2015 a realizar la ratificación si resultaban electos. Este ejercicio ya había sido promovido por Alfaro cuando gobernó Tlajomulco de Zúñiga; en 2011 hizo la ratificación de su mandato, poco antes de lanzarse como candidato a gobernador por el partido naranja.

Cuando los candidatos de MC hicieron el compromiso de ratificar su mandato, no existía este mecanismo de participación en la legislación del estado. Por ello, en su primer año aprobaron una nueva serie de normas para que este ejercicio se llevará a cabo “por ley” en el  municipio.

Se conformó así el Reglamento de Participación Ciudadana para la Gobernanza del Municipio de Guadalajara, en el que se establece la ratificación de mandato como obligatoria durante el segundo año de gestión del presidente municipal. 

En lo últimos días se ha criticado por la oposición el incremento de recursos públicos para la ratificación de mandato: de estimarse cerca de un millón de pesos, se incrementó a alrededor de tres millones.

A mediados del año pasado el Congreso de Jalisco aprobó modificaciones a la Constitución del estado y al Código Electoral y de Participación Social del Estado de Jalisco. Se aumentaron los mecanismos de participación ciudadana, entre ellos, la revocación de mandato.

Al igual que la ratificación, es un ejercicio que puede solicitar cualquier ciudadano, con requisitos específicos, para determinar si un servidor público elegido por mayoría de votos debe continuar o no su función.

En las semanas que estuvo en la agenda pública la legislación de participación ciudadana, Alfaro, al igual que otros actores políticos, habló sobre el tema. El gobernador Aristóteles Sandoval presentó una iniciativa en el Congreso sobre participación ciudadana, en la que se proponían nuevos mecanismos para rendir cuentas. Como respuesta, el presidente municipal descalificó la iniciativa del priista. En su momento, le acusó de ser “oportunista” y “de mal gusto”; “la bandera” de participación ciudadana había sido tomada ya por Movimiento Ciudadano.

Con las modificaciones hechas a la legislación del estado, se permite que haya revocación de mandato en los municipios. Sin embargo, aunque existe ya esta figura con requisitos establecidos, el alcalde de Guadalajara y los mandatarios metropolitanos de MC continuarán realizando este ejercicio con el reglamento municipal.

La ratificación

La ratificación “permite” hacer campaña de difusión de acciones de gobierno.

El proceso establecido en el Código Electoral de Jalisco determina que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) sea el organismo encargado de organizar la revocación de mandato. Este procedimiento puede solicitarlo cualquier persona para que se aplique al Gobierno del estado, al Poder Legislativo y a los ayuntamientos.

A finales de marzo, colectivos ciudadanos acudieron al IEPC a presentar una solicitud de revocación de mandato en contra de Enrique Alfaro. Es la primera petición que se hace de manera formal para que se realice este ejercicio en Guadalajara.

Días después de que se difundió la solicitud al IEPC, medios de comunicación cuestionaron al  alcalde sobre esta acción; como respuesta,  desestimó que otras personas pidan que se ejerza este mecanismo de participación ciudadana, dijo que se trataba de “un invento de una o dos personas”. 

De acuerdo al Reglamento Municipal, los habitantes de Guadalajara pueden pedir la ratificación de mandato con el respaldo del 2 por ciento de la lista nominal de electores del municipio y el alcalde. El Consejo Municipal de Participación Ciudadana de Guadalajara es el organismo encargado de admitir o rechazar la solicitud de revocación; de llevarse a cabo, será este mismo Consejo el que organice el procedimiento.

Una de las diferencias entre los reglamentos es que la normatividad municipal permite hacer campaña de difusión de acciones de gobierno y programas. En el Código Electoral se prohíbe que haya campañas. 

De acuerdo al reglamento de Guadalajara, una vez hecha la ratificación de mandato, el Consejo Municipal validará los resultados a más tardar en siete días. En el Código Electoral, que aplica para todos los municipios del estado, la revocación de mandato es un procedimiento que solamente puede realizar el IEPC y que no se puede encomendar a ninguna otra institución.

Ante las críticas, el presidente municipal tapatío retó a que los priistas, especialmente Aristóteles Sandoval, también se sometan a la ratificación de mandato.

Enrique Alfaro pidió licencia para que se lleve a cabo este ejercicio, pues asegura que si no es favorecido por los ciudadanos, la licencia se hará efectiva. Ha dicho que una vez que se realice el proceso, si no es aprobado, dejaría la política, así como la posibilidad de buscar otros cargos por elección popular. Pero todo el proceso está hecho a modo para que, por supuesto, sea ratificado.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox