‘El de Lemus, gobierno selectivo y elitista’.-Abel Salgado

1321
1
Compartir
A

Salgado ha recorrido las colonias de Zapopan.

LA GENTE NO ES ESCUCHADA, SÓLO SE HACEN OBRAS DE RELUMBRÓN PARA DAR LA NOTA, SOSTIENE EL EX DIPUTADO FEDERAL

Abel Salgado Peña está caminando las calles de Zapopan. Todos los días platica con vecinos de diferentes colonias y sectores de la ex Villa Maicera. En esos recorridos, dice que ha advertido un común denominador: la gente se queja de que no la escuchan, que no los atienden. “Una de mis conclusiones es que el actual gobierno de Pablo Lemus es selectivo y elitista, que no escucha a la gente, enfrascados solamente en hacer obras o acciones de relumbrón para dar la nota en los medios”, sostiene.

Dice que las consecuencias de la falta de atención saltan rápidamente a la vista no sólo en la inseguridad que se vive en el municipio y en la carencia de servicios públicos, sino en el malestar de las personas que se sienten abandonadas por el gobierno municipal.

¿Es selectivo el gobierno de  Pablo Lemus en Zapopan?

Observo un gobierno selectivo, un gobierno elitista; que hace obras en donde se ven y desatiende y deja de lado las necesidades que hay en muchas colonias y zonas del municipio donde las carencias y deficiencias de los servicios públicos son evidentes, la atención del gobierno es prácticamente inexistente. La problemática que vive todos los días la gente que vive en esas zonas no es ni escuchada, ni mucho menos atendida. He tenido la oportunidad de estar recorriendo Zapopan los últimos meses, de estar dialogando con muchos ciudadanos del municipio y me doy cuenta de cómo el gobierno actual es un gobierno que se dedica a publicitar acciones y obras mediáticamente, pero que no ha sido capaz de entender, ni mucho menos de atender, la verdadera problemática y las verdaderas necesidades que tienen los habitantes del municipio.

“Lamentablemente para los zapopanos, el Lemus es un gobierno dividido, en una lucha de poder, buscando conservar sus posiciones”.

¿Cuáles son los focos rojos?

La seguridad es un foco rojo que está encendido. Es una exigencia de los zapopanos para que se atienda de manera puntual y eficiente. Se siguen viviendo delitos del fuero común, se siguen viviendo delitos patrimoniales; la gente transita por las calles con temor de ser víctima de la delincuencia. Otros problemas pudieran ser los servicios públicos. El alumbrado no es un servicio que se preste con excelencia en el municipio. Hay muchas calles y avenidas, en donde las lámparas están fundidas, donde no ha sido capaz el gobierno de resolver las demandas de la ciudadanía.

También podemos identificar que la regularización de la tenencia de la tierra es un problema mayúsculo en el municipio y el gobierno ha sido ineficiente ante las instancias correspondientes. Hay un número muy grande de familias zapopanas que viven todavía sin tener la certeza jurídica de su patrimonio y donde el municipio de Zapopan ha sido indolente e incapaz de ser un interlocutor y un gestor de calidad para buscar la solución de esta problemática.

¿Al gobierno, internamente, cómo lo ve?

Lamentablemente para los zapopanos, es un gobierno dividido, en una lucha de poder, buscando conservar sus posiciones, ensimismado en esa lucha de poder interna que en nada les beneficia a los zapopanos. Creo que este gobierno dista mucho de ser lo que ofreció, de ser un gobierno ciudadano y de ser un gobierno eficiente que pueda atender los reclamos cotidianos de las diferentes colonias del municipio de Zapopan.

¿En qué está trabajando usted?

Seguimos trabajando desde la trinchera de la Fundación Abel Salgado Velasco, haciendo un trabajo de acercamiento con la comunidad, tratando de acercar herramientas para que los zapopanos tengan posibilidades de mejorar sus condiciones de vida a través de talleres y cursos, y a través de compartir información y de dar formación para que vayamos generando una ciudadanía más responsable, más consciente, más participativa y más comprometida.

¿Qué quiere lograr con este trabajo que viene realizando?

Estamos haciendo un trabajo de acercamiento con los diferentes liderazgos en las distintas comunidades. Estamos buscando ser canal y vínculo para llevar a las diferentes autoridades los planteamientos y exigir las soluciones correspondientes, dependiendo a la esfera de gobierno a la que competa. Lo vamos a seguir haciendo, porque yo estoy convencido de que la única forma de salir adelante es construyendo lazos que vayan generando identidad, que vayan construyendo la confianza, pero sobre todo, que nos vaya permitiendo comprender y buscar las alternativas de solución que tienen cada uno de los problemas que se están viviendo en Zapopan.

EtiquetaAbel Salgado
Compartir

1 comment

  1. Joel Lizardi 16 enero, 2018 at 21:43 Reply

    Muy respetable la opinión de Abel, personaje que emergió repentinamente como un chapulín y que quiere mostrarse cerca de la gente, apoyándose en muy cuestionada fundación de superhéroe o Mesías. Como zapopano puedo afirmar que nunca me había sentido tan escuchado y tomado en cuenta por la actual administración. No soy empresario, soy un ciudadano común. Desde que pagué mi predial del año pasado, tomaron en cuenta mi opinión para las obras públicas que el actual ayuntamiento ha ido efectuando en mi colonia y en la zona por la que circulo. El municipio compró su propia maquinaria y ha hecho un bonito trabajo con material de calidad. Con el PRI la cosa fue muy distinta: cara y malhecha. Las anteriores administraciones priístas han estado mucho muy lejanas a la gente. Por eso ahora el PRI ahora está tan preocupado, porque a Pablo Lemus le funcionó escuchar de verdad al ciudadano. Después del respetable Arturo Zamora, quien dejó a medias las obras de la Carretera a Tesistán (Corredor Juan Gil Preciado), las demás administraciones priístas recientes han sido nefastas. Vielma se volcó sobre sus propios intereses empresariales, Robles Peiro hizo una porquería de obras y un tremendo desfalco al municipio. Una prueba de las supuestas grandes obras la tenemos de él está en el Camino Viejo a Tesistán, lugar donde aseguró haber construído una ciclovía, luego de haber talado un sinnúmero de árboles, y es una simple banqueta ancha pero una ciclovía no es ni se le parece. De todo esto hay pruebas y fotografías de varios ciudadanos que viven por la zona. No está por demás aclarar que ha habido muy malas administraciones panistas, como la de Sánchez Aldana. Creo que el PRI, partido que sabe cómo gobernar, actualmente la tiene muy difícil en Jalisco, debido a los abusos y actos de corrupción de sus miembros que han ocupado algún cargo público en los municipios. El despertar de la ciudadanía pide rendición clara de cuentas y quienes han buscado sólo sus propios intereses y la de sus cuates ya descubrieron que eso se acabó. La ratificación de mandato es algo que ha nacido para quedarse.

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox