Zapopan: Chiquitos Vs. Independientes

3275
0
Compartir

Eso es lo que veremos en Jalisco en la próxima elección: un pleito entre partidos políticos chiquitos que jugarán a las alianzas para sólo así figurar y aspirar a gobernar municipios y lograr diputaciones. Será una elección donde todos estarán debajo de los 30 puntos. En casos como Zapopan, los independientes podrían ser la diferencia…

Porque la ebullición de los independientes en Zapopan es espectacular. De ahí viene el primer diputado local independiente del Congreso local, Pedro Kumamoto, y de ahí puede surgir el primer Presidente Municipal independiente. Van a ser los partidos chiquitos, haciendo alianzas o buscando colarse con la polarización del voto, contra el o los candidatos independientes que se logren registrar. Hay que verlo así: Zapopan será un laboratorio, el lugar donde podría gestarse la evolución del ecosistema político local.

Porque MC ya no es lo que era en Zapopan, y eso será un dolor de cabeza para su seguro candidato, el hoy Alcalde Pablo Lemus; aunado a la escisión que sufrió MC para parir la corriente de Morena en Zapopan. Ello, sin duda, sólo significa que se va a polarizar la votación. Sí, los morenistas son emecistas que ahora siguen a AMLO; sí, sus estructuras son pagadas con medicinas y despensas, pero no se les puede regatear que están armando un mercado fiel y una base de votos importantes.

El epicentro de Morena en Jalisco es el Distrito 4, porque los dos diputados de MC que ahora son morenistas, tanto Hugo Rodríguez (local), como Carlos Lomelí (federal), tienen ahí sus centros de operaciones. Desde luego que esto le abre un boquete a los gobiernos de MC. ¿Qué porcentaje de votos aportaron Carlos Lomelí y Hugo Rodríguez a los gobiernos de MC? Seguramente los necesarios para que Pablo Lemus fuera Presidente. Esto, sumado a los pragmáticos y facilones panistas que juegan siempre a ganar con quien se pueda.

Un milagro para Pablo

Movimiento Ciudadano y Pablo Lemus ganan la Alcaldía gracias a Enrique Alfaro y, seguramente, a la Virgen de Zapopan. Antes de eso, la gente en Tesistán o en la Mesa Colorada pensaban que votar por MC era votar por Enrique Alfaro. Pero cuando se enteraban que Alfaro iba para Guadalajara ya no sabían qué contestar.

Pablo Lemus se encontró con una de esas oportunidades que pocas veces se dan en la vida: terminó siendo candidato, terminó coyunturalmente en una elección, y ganó circunstancialmente -por inercia- la Alcaldía. Era un elección de cambio: la gente votó por ese cambio que siempre añora y nunca ha llegado.

No lo ofrercía el PAN, ni el PRI, y la gente confió en MC. Dos años después, esa confianza se ha perdido.

En una reunión de líderes de MC no se ven más de 30 personas. Y no porque sean un partido de élite, sino porque son un partido nuevo en Zapopan y en Jalisco, pero, además, no han podido construir esa gran masa de ciudadanos que deberá votarlos y cuidarlos en las próximas elecciones. Los segudiores de MC son, todavía, entes virtuales. En el 2018 MC será un partido chiquito en Zapopan.

PRI: nunca darlo por muerto

El PRI siempre va a estar ahí, va a estar por los siglos de los siglos, siendo competitivos en las elecciones, pero no necesariamente por los candidatos o por sus dirigentes, sino por la base militante que tienen: guerreros, combativos, pero desaprovechados por los líderes priistas.

Al PRI le hace falta todo: tiene su militancia, pero le hace falta proyecto, le falta discurso, le falta diálogo, le falta estructura en esos sectores que se hicieron viejos; necesitan tener nuevas estructura para operar las próximas elecciones.

Pero al final del día el PRI siempre va a estar ahí atento al error, a que se polarice la elección para que ellos puedan ganar con ese 32 por ciento que los sigue siempre a todos lados.

¿Y los independientes?

Ningún partido político se está encargando de construir con la ciudadanía, con la gente: todos se están encargando de conservar lo que tienen, pero administrando hacia la baja. No hay que perder de vista una máxima sumamente importante: el ciudadano siempre evoluciona mucho más rápido que el político. Es el ciudadano el que encabeza los tiempos de cambios en la política.

Por eso Zapopan puede ser un laboratorio en el 2018: mientras los partidos políticos chiquitos se pelean, fácilmente se les puede colar un Alcalde ciudadano…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario