Lemus, en conflicto de interés con empresarios del Distrito K

1618
0
Compartir
El alcalde fue líder de la Coparmex de 2008 a 2011.

El alcalde fue líder de la Coparmex de 2008 a 2011.

EL ALCALDE TIENE NEXOS CON INVERSIONISTAS DEL DISTITO K; LA ASEJ OBSERVÓ IRREGULARIDADES POR 200 MDP RESPECTO A ESTA EDIFICACIÓN

El alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, tiene un conflicto de interés con los empresarios inversionistas de la edificación del “Distrito K”, el cual se realiza en el municipio que gobierna.

Medios de comunicación locales difundieron que el presidente municipal tiene nexos con los empresarios que participan en este proyecto que se construye en la ex planta Kodak.

Pablo Lemus fue presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Jalisco del año 2008 a 2011. Actualmente, tanto él como su jefe de Gabinete, Juan José Frangie, se desempeñan como consejeros exoficios de esta cámara empresarial.

Sin embargo, el empresario que encabeza la compañía Quest Media, encargada de construir el también conocido “Distrito La Perla”, es Jorge Gómez Vivanco, consejero vocal asesor de la Coparmex.

Desde meses atrás, activistas y vecinos de la zona que piden no se construya en la ex planta Kodak, expresaron su desconfianza respecto a los vínculos del alcalde con los empresarios.

Además, a finales del mes pasado se dio a conocer que la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) hizo observaciones por mil 282 millones 982 mil 630 pesos de la cuenta pública de los primeros tres meses de la administración de Lemus. De esta cantidad, se encontró que 200 millones se debe a irregularidades respecto al Distrito K.

Las observaciones se deben a que no se han entregado las áreas de cesión del Distrito K al Ayuntamiento, pero el gobierno del emecista tampoco las he exigido.

La ex planta Kodak.

La ex planta Kodak.

Lemus Navarro ha explicado que no se han entregado debido a que el inmueble todavía está en construcción, por lo que una vez que concluya el proyecto, se tendrían las áreas de cesión.

En una investigación hecha por un medio local, se encontró que la ASEJ documentó la negativa de los particulares para entregar las áreas de cesión y que no se presentaron documentos que acrediten la incorporación de los predios urbanizados.

Por su parte, el alcalde y su administración han apoyado la construcción del Distrito K. De las observaciones hechas por la ASEJ, el Ayuntamiento envió un documento tanto a esta institución como a la Procuraduría de Desarrollo Urbano para defenderse de las irregularidades que se señalaron. En estos oficios se detalló que no hay motivos para pedir las áreas de cesión cuando no se ha concluido la edificación.

Por otra parte, los regidores de oposición pertenecientes a Acción Nacional, han pedido que haya transparencia en las licencias y permisos otorgados al Distrito K.

El año anterior, asociaciones civiles hicieron un llamado para evitar que se construya en la zona, debido a la posible presencia de materiales pesados en el terreno, lo que contribuiría a generar un riesgo sanitario.

Pablo Lemus ha defendido la edificación y aseguró que no hay ningún tipo de sustancia tóxica; además, ha destacado que se trata de un proyecto que traerá beneficios económicos al municipio.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox