LAS PRÁCTICAS PRIISTAS DE MORENA

1668
1
Compartir
 Juan-Carlos-Partida-03-03-300x200-2Todavía no se llega a tanto pero parecía un mitin del PRI en sus mejores años: acarreados de todo el estado, al menos una veintena de autobuses, banderines con el logotipo del partido político y una laaarga espera, casi dos horas, para que el convocante y orador principal apareciera por fin en el escenario, porque eso fue y no un entarimado modesto como antes.
 
Además de las fuerzas vivas de la militancia acarreada de todo el estado a Guadalajara, también estaban representados los sectores: empresarios en primer plano, adherentes con todo y su grupito de apoyo, porras improvisadas a cada frase que se repetía en automático por mujeres entusiastas, camisetas para uniformar la concurrencia y un estrado repleto de políticos, representantes sociales y del gran capital buscando acomodo rumbo a la próxima elección.
 
Todavía hay diferencias, es cierto. Muchos fueron por sí mismos, atraídos por la mística y la utopía de que el sistema electoral mexicano -ese remedo de democracia que nos dan como atole con el dedo- por fin hará justicia. Atraídos por el líder que lleva al menos 16 años intentando ser presidente de México y que no desmaya en su propósito. Pero eran los menos.
 
La firma del pacto de unidad de Andrés Manuel López Obrador con Jalisco mostró músculo, así como le gusta hacerlo a los priistas. Miles, unos 10 mil según cálculos del aforo que llenó la plaza Constitución en avenida México, pero la gente distraída en gran medida, al pendiente de sus chiquillos o del paso de los ciclistas desnudos que ese sábado 17 de junio pasaron entre la muchedumbre sin mancharse los calzones. “Eeeeeeeh, putooos”, les gritaron algunos de los presentes, enardecidos ante los penes y tetas al aire.
 
Morena no es más ya ese movimiento que nació casi de forma marginal, con el empuje de López Obrador.
 
Hoy es una pirámide muy vertical y variopinta donde la palabra final sigue siendo de Andrés Manuel, pero en la que se han añadido basamentos con mucho dinero llegado de empresarios que -dicen, sabe- buscan el bien de México y por eso le meten millones al acarreo, al escenario repleto de reflectores y bocinas Bosé, a las camionetas de lujo y escoltas en las que se traslada la comitiva del líder tabasqueño quien se declara, como es harto conocido, peje pero no lagarto.
 
El posicionamiento de Morena en dos años a nivel electoral es un anzuelo muy atractivo para quienes buscan un cargo electoral, en especial para los empresarios. Carlos Lomelí, quien desde siempre ha sido patrocinador lopezobradorista en Jalisco, y ahora Enrique Michel quien llegó a poner muy dulce la cosa ante el escándalo de la cúpula empresarial del estado. Tomás López Rocha y Manuel Villagómez son otros nombre$$$ del gran capital que se unieron.
 
El mitin fue uno de los más concurridos que López Obrador ha tenido en Guadalajara desde 2012 en su campaña presidencial.
 
No se trata de desprestigiar a Morena en Jalisco, que es un apéndice de la dirigencia nacional y poco toma en cuenta a la militancia local. Por ejemplo entre los firmantes al pacto de unidad estuvieron gente de verdadera lucha social como los activistas del comité Salvemos Temacapulín, Claudia Gómez y Guadalupe Espinoza; también activistas del movimiento lésbico gay, como Jaime Cobián, el dirigente wixárika Julio Ramírez y un abogado de este grupo indígena, Rubén Ávila o los ex perredistas Sonia Gutiérrez, Víctor Páez y Gilberto Parra Rodríguez, dirigentes de grupos magisteriales y hasta ex futbolistas profesionales como Francisco “el médico” Ríos.
 
Quién sabe por qué motivo, tal vez venía haciendo la historia de la campaña rumbo al 2018 acompañándolo en su caravana de camionetas último modelo, pero también firmó dicho pacto el historiador y escritor Paco Ignacio Taibo II.
 
Es muy claro que Morena se ha convertido en una opción electoral creciente, con Veracruz y el Estado de México como puntales en esa visión.
Es un partido de apenas dos años que desbancó a todos, menos al PRI, y que sin duda será un protagonista clave en 2018 incluso en Jalisco, donde el PRI y el PAN están desfondados y donde Enrique Alfaro y pandilla parece buscar con mucho ahínco el repudio ciudadano a través de sus constantes excesos de soberbia y negocios desde el erario con sus cuatachos.
 
Pero también habrá que ser muy claros, la base de todo partido político es su militancia, son los activos que logran que el discurso se convierta en voto a través del convencimiento a la ciudadanía en general y la vigilancia del proceso electoral.
 
Desecharlos como simple estadística y no tomarlos en cuenta así sea para evitar la infiltración de muchos que buscan desfondar a López Obrador, es una práctica probadamente equivocada.
 
Y si López Obrador cree que con los sectores unidos y los acarreados trasladados en autobús con lonche y camiseta incluido podrá aspirar a algo, entonces ya habrá que irse despidiendo de que Morena sea lo que él mismo pregona, la esperanza de México.
 
PARTIDIARIO
Impunidad: Regreso de vacaciones y en Guadalajara parece que pasa todo pero no pasa nada. Me explico: los asesinatos y los delitos en general siguen en aumento, con la impunidad y la falta de coordinación como caldo de cultivo. Todos jalan para lado diferente y no hablo solo de esferas como las policías municipales, con la fiscalía estatal o las fuerzas federales, sino también de poderes como el Ejecutivo con el Judicial, pues más tardan en capturar un malandrín que en soltarlo bajo ahora la justificación absurda del nuevo sistema de justicia. En fin, sigamos por la misma ruta, al fin que quienes padecemos lo fallido de nuestro estado somos los ciudadanos sin protección…
 
Y ya con esta: Hablando de músculo esta semana el senador Arturo Zamora, quien todo indica será el candidato del PRI a gobernador en 2018, encabezará la asamblea estatal de la CNOP, esa entelequia de sectores que tanto gusta a los priistas presumir. Mostrará sin duda músculo, es natural, para ir calentando motores rumbo a las decisiones que habrán de darse para uncir las candidaturas. A ver si le gana a Morena, en acarreados pues…
EtiquetaPartida
Compartir

1 comment

  1. Sonia Gtz 21 junio, 2017 at 22:19 Reply

    Buen artículo como siempre, solo aclarar que Sonia Gutiérrez no es experredista, sigue siendo perredista y miembro del comité estatal y que firmó el acuerdo político de unidad por la prosperidad y el renacimiento de México, porque cree y pugna por la unidad de la izquierda. Saludos.

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox