Onda grupera aniquila al PAN tapatío

2393
0
Compartir
Eduardo Álvarez, Carlos Arias, Fernando Garza, Miguel Monraz y César Madrigal.

Eduardo Álvarez, Carlos Arias, Fernando Garza, Miguel Monraz y César Madrigal.

LAS BATALLAS INTERNAS DEL BLANQUIAZUL LO TIENEN TIRADO EN LA LONA RUMBO AL 2018

La onda grupera es, desde siempre, uno de los mayores males que afectan al Partido Acción Nacional en Jalisco. Los grupos internos se unen o se enfrentan únicamente para asuntos electorales, pero nunca para abanderar una causa social: hoy le tocó al Comité Municipal de Guadalajara, después de que el Tribunal Electoral anuló la elección interna de su dirigente.

Por considerar que el cómputo no se había realizado conforme a las normas y por algunas actas que no correspondían a la fecha de la asamblea, el tribunal tumbó la elección en la que fue elegido Eduardo Álvarez, mientras su oponente, Carlos Arias, hacía un llamado a realizar nuevamente el proceso exigiendo limpieza a imparcialidad.

¿Por qué es tan importante la elección del PAN tapatío que se lo pelean por todas las vías posibles?

Todo tiene su explicación en los años previos a esta última elección de presidente del partido en Guadalajara. Desde hace muchos años se ha venido librando una batalla en el municipio por mantener el control y la representación del partido.

Eduardo Álvarez compitió contra Carlos Arias Madrid. Ambos candidatos representan, en este momento, intereses de grupos muy particulares en el PAN local, y con una relevancia importante a nivel nacional. Primeramente, Lalo Álvarez representa al llamado Grupo Estatal, mismo que lo conforman Miguel Ángel Monraz, Pepe Toño, Miguel Ángel Martínez Espinoza y parte de los que actualmente gobiernan el Comité Directivo. Y Carlos Arias representaba los intereses del grupo de José María Chema Martínez, actual senador de la República.

Cuando se da esta confrontación por la capital del estado, el interés por mantener el comité municipal es mucha. Del control del Comité Municipal derivan posibles candidaturas, estructuras con varias vertientes a nivel estatal. Una de esas vertientes son los acuerdos o una posible alianza con el aspirante a la Gubernatura y hoy Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro; si no se diera esta alianza, se busca mantener el control y dominio de las candidaturas a diputados, a Presidente Municipal y su planilla de regidores.

Por eso se vuelve muy importante la competencia por el Comité Municipal de Guadalajara. Recordemos que Eduardo Álvarez ganó de panzazo la dirigencia, y esto convierte la elección en una lucha que tendría que resolverse más en la mesa que en las urnas. Efectivamente así se da: la competencia se libra con una impugnación por parte de Carlos Arias, se lleva el proceso a tribunales y en días recientes llegan a una resolución en la que deja sin efecto esa elección. Nuevamente, esta decisión solicita la realización de una elección para definir la presidencia.

Pero la historia no termina ahí.

Una vez que esta situación se defina podría considerarse que el Partido Acción Nacional podrá entrar en un periodo de estabilidad. Pero, mientras tanto, las repercusiones consisten en que siguen desorganizados, librando sus batallas internas, donde la concentración por buscar el voto de la ciudadanía prácticamente pasa a segundo término; y en este momento se convierte en prioridad saber quién es la fuerza interna del PAN que estaría representando los intereses de los grupos. Ya la elección de 2018 queda en espera. Quienes se consideran que podrían ser los candidatos también enfrentan una espera momentánea.

En este momento, como hace muchos años atrás, lo que importa son los pleitos de la onda grupera.

¿QUIÉNES SON?

¿Quiénes son los protagonistas de esta disputa que tiene en la lona al PAN y qué intereses representa cada uno?

Eduardo Álvarez.

Eduardo Álvarez.

Eduardo Álvarez

Fue quien ganó la elección para dirigir el Comité Municipal del PAN Guadalajara en 2017. Es un panista con larga militancia, aunque había permanecido en la banca durante mucho tiempo. Incluso, cuando inició con su intención de presidir el Comité Municipal de Guadalajara, muchos vieron como poco probable que obtuviera el triunfo. Sin embargo, fue generando coincidencias con el grupo más fuerte, el grupo principal del Comité Estatal, cuyos integrantes le dan la fortaleza para posicionarse y tener la posibilidad de ganar. Gana la elección con muy poco margen, menos de diez votos, pero se convierte en el virtual presidente del Comité Municipal de Guadalajara, hasta la semana pasada que el Tribunal Electoral echa abajo la elección.

Carlos Arias, representante legal de Faviola Martínez.

Carlos Arias.

Carlos Arias Madrid

Es un panista que no tiene muchos años de militancia, pero se ha dejado ver y ha sido notable, por lo menos, en los últimos cinco o seis años. Más porque en algún momento fue candidato a diputado por el Distrito 12 de Guadalajara. Cuando él se postula para la presidencia del Comité Municipal, llama mucho más la atención su candidatura que la de Eduardo Álvarez. Incluso más por ser el candidato que venía en contra de la candidatura oficial, que representaba Eduardo Álvarez. Carlos Arias venía representando los intereses del grupo de Chema Martínez, con la posibilidad de que si ellos se quedaban con la presidencia del Comité de Guadalajara, eso le daba una gran bocanada de aire a Chema y le daría también la posibilidad de tener más control al interior del PAN, sabiendo que Chema había obtenido la representación de igual a igual con los demás grupos a nivel estatal, en los consejos estatal y nacional. Que ganara Carlos Arias el Comité de Guadalajara significaba muchísimo para Chema y su equipo a nivel estatal.

¿Cómo ve al PAN Guadalajara rumbo a 2018?

Las posibilidades que tiene actualmente el PAN para ganar Guadalajara en 2018 son mínimas. Y menos con los conflictos internos que vive actualmente, después de que el Tribunal Electoral anuló la elección de su dirigente municipal. Este tipo de asuntos distraen la atención de lo que debería ser una estrategia electoral del PAN en el municipio. Por lo tanto, los actores que pretenden ser candidatos en 2018 están más a la expectativa de lo que pudiera pasar internamente en el PAN que en tratar de reconquistar la confianza de la población. Hay varios actores que están intentando figurar para representar al PAN en la candidatura por la alcaldía…

El ex alcalde tapatío, Fernando Garza.

El ex alcalde tapatío, Fernando Garza.

Fernando Garza

Ya fue alcalde de Guadalajara, fue diputado, presidente del PAN Zapopan hace varios años y candidato a diputado por el entonces Distrito 20. Garza ha sido militante del PAN durante mucho tiempo, aunque fue candidato a Gobernador por el PRD en 2012 y eso es uno de sus principales negativos que le sacan sus detractores. Pero si algo tiene Fernando Garza es que sabe salir a la calle, sabe dialogar, sabe conseguir el voto de la ciudadanía. Está en una campaña permanente en redes sociales, y se le ve constantemente en los mercados y en las zonas necesitadas de Guadalajara. También se le ve operando al interior de los panistas, con liderazgos y militantes de a pie. Puede ser una carta fuerte en el 2018, si logra sortear las lastimosas pugnas internas de la onda grupera.

El diputado Miguel Monraz.

El diputado Miguel Monraz.

Miguel Monraz

El diputado local suena y podría tener posibilidades de encabezar a los panistas a la Alcaldía de Guadalajara. No solamente por lo que él representa, sino por el equipo que lo está apoyando. El equipo del Comité Estatal es sin duda el que mantiene el control y la permanencia de poder en el PAN; pero, además, Miguel Monraz ha venido haciendo un trabajo notable en el Congreso: ha habido posicionamientos importantes de la fracción del PAN en el Congreso en temas como transparencia y temas anticorrupción. Miguel ha hecho buenos posicionamientos y ha sido bien visto. La cuestión es que Miguel no se decide, y mientras no se decida, no se ve con claridad si tiene o no el interés de dar la pelea.

César Madrigal ya ha intentado ser el candidato a Guadalajara.

César Madrigal ya ha intentado ser el candidato a Guadalajara.

César Madrigal

Otro de los actores es César Madrigal. Él, en cada elección, busca la candidatura para la Presidencia Municipal de Guadalajara. Es un panista con experiencia, preparado, y con mucho entusiasmo. Sin embargo, este proceso inmediato le podría resultar más difícil que los anteriores cuando buscó la nominación a la Alcaldía: su hermano, Alejandro Madrigal, se fue a Movimiento Ciudadano, y esto le ha restado credibilidad entre la membresía. Es cierto: él es un panista que sigue en el barco, que trabaja para que el blanquiazul recupere algo de la gloria perdida, pero será difícil que mantenga la fortaleza y el apoyo genuino de los panistas de Guadalajara.

Carlos Arias

A otro personaje que veríamos, como una consecuencia de todos los movimientos que están pasando en el Comité de Guadalajara, es Carlos Arias Madrid. De entrada, se ha convertido en el hombre que puso en jaque a los panistas que sienten que tienen el control no sólo en Guadalajara, sino en el Estado. Al lograr la anulación de la elección del comité municipal, Arias Madrid llegaría emocionado y con la posibilidad de buscar ganar la candidatura a la alcaldía de Guadalajara si se lo propusiera, y como si ello fuera una estrategia del grupo de Chema Martínez. Finalmente, salvo Fernando Garza, el resto de los aspirantes poco tienen qué presumir en los sondeos de opinión que se realizan rumbo al 2018.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox