Las razones de Lomelí

1879
0
Compartir

Bruno Lopez-02-02Durante una comida de directivos de medios con la Secretaria General de Morena, Yeidckol Polevnsky, se dio la noticia que todos esperaban, pero que hasta ese momento no se había hecho oficial: el diputado federal por Movimiento Ciudadano, Carlos Lomelí, se sumaba al proyecto de López Obrador. Y para no dejar lugar a dudas, llegó personalmente a la comida.

La salida de Lomelí ya se preveía desde que el diputado local de MC, Hugo Rodríguez, abandonara esa bancada, invitado entre otros por Manuel Bartlett, quien es cercano al tabasqueño. Desde entonces, se esperaba también la salida de Lomelí. ¿Por qué cambió de proyecto el diputado federal? ¿Qué lo alejó de la ruta del Alcalde de Guadalajara y aspirante a la Gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez?

Lomelí tenía la vista puesta en la Alcaldía de Zapopan, y los números le daban para eso. En las encuestas de propios y extraños, el crecimiento que registró Lomelí nadie más lo podía presumir. Para eso había trabajado desde mucho tiempo atrás: para eso había invertido tiempo, dinero y esfuerzo y le había apostado al proyecto de Enrique Alfaro.

Además, el Alcalde de Guadalajara había hecho el compromiso de, llegado el momento, levantar una encuesta para saber con quién seguirían el proyecto en Zapopan. Pero eso no sucedió. Como es su estilo, Enrique Alfaro simplemente no cumplió.

Lomelí difícilmente podría alcanzar un escaño en el senado de la República porque ese espacio se tiene reservado con toda seguridad para Clemente Castañeda, el actual coordinador de los diputados federales de MC. Aparte de que Lomelí llegó al Congreso federal por la vía plurinominal, tampoco podía repetir, porque en este primer cambio de Legislatura los diputados federales no tienen posibilidades de reelegirse, como sí la tienen los diputados locales.

En la política que localmente hace Movimiento Ciudadano, Carlos Lomelí era visto como un peligro para las aspiraciones de los cuadros que se mueven cerca de Enrique Alfaro o que aspiran a una candidatura, por lo que nunca fue aceptado del todo en el primer ni en el segundo círculo que se mueve en torno a la figura del Alcalde tapatío.

Sin embargo, también las encuestas lo envalentonaron para que tomara la decisión de irse a Morena: Lomelí considera que en Zapopan él puede dar una batalla seria con o sin Movimiento Ciudadano, que puede ganar la Alcaldía con la mano en la cintura, porque él está muy bien posicionado, pero también por el desgaste que ha sufrido la administración de Pablo Lemus.

Tanto Hugo Rodríguez como Carlos Lomelí tienen un amplio trabajo en Zapopan, contribuyeron con estructura y movilización para que Lemus se convirtiera en Alcalde en la pasada elección, y eso, consideran, será la diferencia que lleve a Lemus a la derrota, sumado que el arrastre que tuvo Alfaro en la pasada elección difícilmente podría repetirse en el 2018.

Lomelí siente que Zapopan ya está. Ahí ya avanzó, ahí ya tiene definido un escenario que si decide jugar, seguramente podría ganar.

Entonces fue cuando empezó a pensar en la Gubernatura de Jalisco.

Si en MC no podía aspirar a Alcalde de Zapopan ni a senador, mucho menos podría pensarse una oportunidad de ir por la Gubernatura, así que tomó la ruta de Andrés Manuel López Obrador.

Lomelí ya hizo una campaña estatal para senador por el PRD. Si bien los números no le alcanzaron, sí posicionó su nombre en el contexto de los políticos que suenan o que destacan en la escena jalisciense.

El último empujón para decidirse a buscar vuelos electorales más altos se lo dieron las aspiraciones a la candidatura de Morena de Salvador Cosío y del empresario Enrique Michel. El primero está dispuesto a pelear y  empresario dulcero y sus operadores de sobremesa pensaron que Lomelí trabajaría para ellos, por el simple hecho de tener recursos para encabezar la candidatura de Morena al Gobierno del estado.

El creciente movimiento de López Obrador rumbo a la Presidencia de México en todo el país hace suponer que en Jalisco pasará lo mismo, que la candidatura al Gobierno del estado ya tiene, per se, un alto valor electoral.

Pero mucho antes que Michel, quien siempre ha ostentado la cercanía con AMLO en Jalisco es Carlos Lomelí. Así que, mientras Michel y sus operadores de sobremesa ya creían la candidatura en la bolsa, el diputado federal se puso en serio la camiseta y se subió a una competencia interna real para encabezar el proyecto de López Obrador en Jalisco.

Lomelí tiene reuniones todo el día, la gente le llama para sumarse al proyecto de López Obrador. El valor que ha generado AMLO a nivel nacional lo representa en Jalisco Carlos Lomelí, y eso lo hace pensar que realmente puede dar la batalla en el 2018.

Es cierto, Alfaro no la pensó dos veces y corrió a través de Lemus a todos los seguidores de AMLO y Lomelí de Zapopan. Pero Lomelí y los morenistas están inspirados, y piensan dar la batalla en el 2018.

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox