Let’s get ready to rumble!

315
0
Compartir

Juan-Carlos-Partida-03-03-300x200-2El hervor político en Jalisco va que vuela para comenzar a chiflar por la válvula, aunque todavía falte mucho para que logre cocer el caldo en que se guisan los aspirantes a candidato y futuros gobernantes de municipios y estado.

Cada día se destapa una nueva arena de confrontación, de alianzas y defenestraciones. Los alfaristas andan muy sentidos con Carlos Lomelí y lo demuestran echándolos de la nómina en Zapopan por su proselitismo a favor de Morena, mientras los emecistas perfilan alianzas con el PRD y el PAN para 2018 y ruegan a todos sus santos ciudadanos que Delfina Gómez no vaya a ganar la elección en el Estado de México, lo que crearía tendencia para dentro de un año.

La arena, que como siempre está más activa, es la que mantienen Aristóteles y Alfaro en lo público, que no en lo privado, como es de muchos conocido. Aunque sería divertida sino fuera tan amarga para la vida social armónica del estado.

Pues en ese tinglado nace la más reciente confrontación, luego que el gobierno de Guadalajara rechazó la petición de dos empresas que solicitaron autorización para detonar explosivos en el subsuelo del centro de la ciudad, ello con el objetivo de fragmentar rocas en el último tramo de los trabajos subterráneos que realiza la tuneladora para construir la línea tres del Sistema de Tren Eléctrico Urbano (SITEUR).

“El gobierno municipal no cuenta con información pertinente y clara procedente de las autoridades responsables de la obra (…) No se acreditó que las condiciones, situación y medidas de seguridad sean las adecuadas, para que no represente peligro para la comunidad y el entorno, así como para mantener el orden público”, dijo Enrique Ibarra, Secretario general del Ayuntamiento capitalino.

No fueron SITEUR ni la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, responsables de la obra, quienes solicitaron los permisos para hacer explosiones en el subsuelo de avenida Revolución, sino Raúl Macías Sandoval, como persona física, a nombre de la empresa Rama S.A. de C.V., con domicilio en Colima y a nombre de la firma Austin Powder, además de Ernesto Norman Velasco, quien se sustenta como representante legal de PyroSmart México S.A. de C.V., con domicilio en Zacatecas.

En las solicitudes no se especifica con precisión los lugares donde se pretende llevar a cabo las explosiones, ni se presentan, según Ibarra, “estudios serios que avalen el uso de explosivos en esta zona urbana”.

Uno de los solicitantes pidió permiso para realizar una detonación cada tres días durante cinco meses, mientras otro solicitó autorización para usar durante la segunda quincena de mayo mil 500 piezas de Pyroblast-C (un explosivo barrenador de rocas) en un tramo de 200 metros en la avenida Revolución y la calle Silverio García.

Al amable lector seguro le queda claro que a unas cuadras de ahí está la calle Gante -donde iniciaron las explosiones de 1992-, y defender ese recuerdo trágico produce, por lo general, raja política.

Pero, por otro lado, está el desenlace del túnel que hace esta destripadora y que va dejando secuelas a lo largo de 5.4 kilómetros, máquina que, según eso, podía perforar roca como si fuera mantequilla. Una ruta que tendrá que ser muy bien auditada en todos los sentidos.

PARTIDIARIO

Niños: La puesta en operación del Observatorio Ciudadano de la Niñez, primero de su tipo en el país y el cual se inscribe en el mecanismo estatal para supervisar y dar seguimiento a la Convención de los Derechos del Niño, deberá dirigir sus baterías, sobre todo, a los menores en situación de calle y a los institucionalizados en albergues, donde se da la mayor parte de abusos y donde menos documentados se tienen los mismos…

Y ya con ésta: El espíritu de Juan Rulfo flota vivo en el llano que va de Sayula a Tuxcacuesco. Y no es una frase vacía, todo lo contrario. Como si fuera un personaje de sus propios relatos, Rulfo es recordado estas fechas entre sus paisanos con especial énfasis por el centenario de su nacimiento, el 16 de mayo, pero desde siempre el escritor ha sido considerado en la zona no como un hijo ilustre, sino como un padre serio y formal que al describir con tal nitidez heredó los genes que cohesionan a los pobladores como región. Larga vida a su obra…

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox