¿Le conviene a Rosales la alianza Alfaro-PAN?

3705
0
Compartir

Bruno Lopez-02-02En días recientes, el diputado local panista Isaías Cortés declaró que su presidente nacional, Ricardo Anaya, lo había comisionado para encabezar la búsqueda de una alianza entre los albiazules de Jalisco y el Alcalde de MC y aspirante a la Gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez.

Las corrientes de opinión que se generaron a partir de esta declaración pintan lo que queda del panismo en Jalisco: parece que no tienen con quién competir, cada quien piensa en función de su interés particular y, por lo visto, muchos de ellos están dispuestos a olvidarse de cualquier plataforma o geometría política con tal de arañar por ahí un hueso en el próximo periodo administrativo, en caso de que Alfaro llegue a la Gubernatura.

Pero hay un caso particular que sirve para ejemplificar el nivel de descomposición que vive ese partido político, fenómeno que, dicho sea de paso, se repite en Movimiento Ciudadano: se trata del juego, influencia y operación que en ambos (PAN y MC) tiene el ex dirigente estatal del PAN, Eduardo Rosales Castellanos. Rosales pastorea a varios políticos en el PAN, pero también a varios de MC.

Ante esta disyuntiva, ¿le conviene o no a Rosales una alianza entre los blanquiazules y el Alcalde de Guadalajara?

Es conocido por todos los políticos locales que Rosales tiene tiempo operando para Enrique Alfaro. Ahí ya tiene su pequeña parcela. Al ex dirigente estatal del PAN le responden en MC Iván Argüelles, quien fue también dirigente estatal; la ex panista Angélica Aguirre; y también en esa órbita circulan el ex diputado local Jorge Salinas y otros incondicionales como Felipe Pulido.

Y en el PAN, Eduardo Rosales es el líder o tiene una fuerte ascendencia en el llamado Grupo Comité, al que pertenecen el diputado local Miguel Ángel Monraz; el ex regidor José Antonio de la Torre (Pepe Toño); y Octavio Esqueda, el principal operador de Lalo en lo que queda del albiazul.

Ergo: al equipo de Rosales en Movimiento Ciudadano sí le conviene una alianza PAN-Alfaro. De alguna manera ya están ahí sembrados, tienen una ruta, ganarían fuerza en un equipo tan pequeño como el alfarista en caso de ganar la Gubernatura pero, sobre todo, serían los cadeneros de la entrada para aquellos albiazules que siguen migrando a MC.

Al equipo de Rosales en el Partido Acción Nacional no le conviene la alianza con Alfaro, porque en este momento son los que acaparan las migajas que quedaron de aquel partido que llegó a gobernar Jalisco y la mayoría de sus municipios. No les conviene porque al unirse el PAN a MC perderían sus cotitos de poder; pero, además, perderían la oportunidad de administrar la derrota, en lo cual ya son unos profesionales.

¿Cómo quedará la influencia de Eduardo Rosales en ambos bandos si se efectúa o no la alianza? Estudioso de la Teoría del Caos, Lalo Rosales seguro saldrá airoso de esta encrucijada. Porque casi siempre los panistas necesitan quién los pastoree…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox