Lobos con piel de oveja

569
1
Compartir
Yarrington

Tomás Yarrington.

La nota más difundida en México desde hace días en medios digitales y seguramente la más publicitada también en diarios impresos y sus portales electrónicos, fue la que relata la captura del hasta entonces prófugo Tomas Yarrington Ruvalcaba, que se realizó en Florencia, Italia. Yarrington, es acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, tiene además causas abiertas en las cortes de San Antonio y Corpus Christi, Texas, por narcotráfico, extorsión, lavado de dinero y colaboración con cárteles de la droga, y esto es sólo lo que hasta el momento se sabe, amén de nuevas imputaciones que pudieran salir a la luz o enderezarse contra el ex priísta.

Lo que primero se dijo sesgadamente es que Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, fue localizado y capturado gracias a la colaboración de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, la Agencia de Investigación Criminal, así como las autoridades del gobierno de Italia, y que ello fue posible gracias la ficha roja solicitada a la Interpol por contar con una orden de aprehensión librada por el Juzgado Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas, además se hace notar que se espera pronto sea repatriado a nuestro país o a los Estados Unidos para que enfrente las acusaciones que pesan en su contra. Ha trascendido que mucho tuvo que ver en la localización del exfuncionario un reciente viaje que realizó su esposa a Europa y que devino en visitas a diversos lugares de Italia, particularmente a una pequeña región donde se presume que Tomás Yarrington vivía de manera discreta pero opulenta bajo una falsa identidad.

Sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) debería informar cómo es que pudo permanecer cinco años prófugo y cómo casual o convenientemente de repente es localizado aparentemente de forma fácil, pero también debería informarse porque no se ha podido localizar ni detener al exgobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, a quién es absurdo no hayan podido tenerlo vigilado desde varias semanas antes de que culminará su mandato como Gobernador, lo mismo que al otro Duarte, el exgobernador de Chihuahua Cesar Horacio Duarte Jackez. Evento que luego entonces parece ser una nueva cortina de humo, o como dirían en el pueblo, una chupada de atole con el dedo para desviar la atención y olvidar de momento que recientemente estos exgobernadores que se despacharon con la cuchara grande y podrían también haber estado coludidos con la delincuencia organizada, están prófugos y no han sido detenidos porque simplemente no se ha querido hacerlo. Resulta iluso creer que con la tecnología de hoy día se les haya perdido de repente la pista a los por ahora evadidos de la ley.   

Pero también debería informar el gobierno federal que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto en relación a otros muchos prófugos o impunes, como el también exgobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández, además de otros tantos políticos, líderes sindicales y eclesiásticos que siguen libres a pesar de los contundentes señalamientos que sobre ellos existen y que varios inclusive han reconocido así sin vergüenza alguna.

Más también es momento de exigir información a la PGR sobre lo que se sepa ya en relación a las actividades criminales, sus cómplices, el modus operandi y las consecuencias relativas a muchos de los crimínales que estando ya en prisión, sea aún mediante sujeción a proceso o debidamente sentenciados, y no se haya difundido nada acerca de ellos y pareciere que nada se quiere sea conocido pues sus cómplices siguen sin conocerse y en consecuencia continúan libres, impunes y actuando muy seguramente bajo las ordenes de sus patrones aunque estos estén en la cárcel. 

Por otro lado, que bueno que el gobierno federal y su PGR festejen la captura de Yarrington, pero que malo que sigamos recibiendo solo información tan limitada, logros magros y demasiados asuntos pendientes, demasiada opacidad e impunidad, cuando es lógico que es muy grande la cadena de complicidades.

La Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas ha girado 114 órdenes de investigación y aprehensión contra diversos agentes, jefes de grupo y comandantes incluyendo al actual director de averiguaciones previas de la misma Procuraduría General de Justicia del Estado y de la Unidad General de Investigación UGI en Tamaulipas y contra policías ministeriales en relación con la ejecución artera del que fuere candidato a Gobernador Rodolfo Torre Cantu, hermano de quién fue su candidato sustituto y Gobernador Egidio Torre.

humberto_moreira_2

Humberto Moreira.

Pero no obstante lo anterior y los “festejos” de la PGR, si por la decisión del gobierno federal mexicano hubiere sido, aún estaría libre e impune Tomás Yarrington, y seguiría todavía paseando por el mundo disfrazado de próspero empresario jubilado muy alegre y campante, ya que en realidad poco o nada hicieron al respecto las autoridades mexicanas para lograr su captura, pues lo que ahora se sabe es que las causas contra el ex alcalde de Matamoros y ex diputado federal fueron incoadas desde hace años en el país vecino del norte en tanto que en el nuestro seguía sin indagatoria, como ocurre aún en relación a otros personajes con causa criminal abierta en los Estados Unidos y que para las autoridades mexicanas no existen en calidad de indiciados o prófugos, como por ejemplo Humberto Moreira Valdés ex gobernador de Coahuila, Eugenio Hernández ex alcalde de Ciudad Victoria y antes legislador federal que también fue gobernador de Tamaulipas, entre otros.

En realidad fue la petición de las autoridades de los Estados Unidos de América que solicitaron activar su labor a la Interpol entregando información captada a través del Departamento de Seguridad Interior o Homeland Security Department (HSD), como pudo concretarse el pasado domingo 9 de abril del año en curso la captura en Florencia, Italia, de Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba, quien sucediendo al polémico Manuel Cavazos Lerma ejerció el poder en esa compleja entidad fronteriza entre 1999 y  2005.

Es interesante recordar que Tomas Yarrington aspiró a ser considerado para la candidatura a la Presidencia de la República por su ex partido el Revolucionario Institucional (PRI) en aquel proceso simulado efectuado en el 2005 para postular al abanderado del PRI a la elección presidencial de julio de 2006, a la que finalmente fue designado como abanderado el que fuere varias veces legislador y Presidente del PRI Roberto Madrazo Pintado, quién traicionado por sus compañeros de partido sucumbió en esa contienda en la que sólo pudo lograr el tercer lugar en cuanto a la votación muy atrás de Andrés Manuel López Obrador y de Felipe Calderón Hinojosa, al que le entregaron cuestionadisimamente el triunfo.

Yarrington fue integrante de aquel llamado TUCOM o ‘Todos Unidos Contra Madrazo’ que conformaron además del tamaulipeco, el sonorense Enrique Jackson Ramírez, el hidalguense Manuel Ángel Núñez Soto, el coahuilense Enrique Martínez y Martínez y el mexiquense Arturo Montiel Rojas, quien tras una faramalla de elección interna de ese grupo fue designado precandidato para enfrentar a Madrazo, pero que como amante novato terminó su aventura muy precozmente al ni siquiera realizarse elección interna alguna y simplemente renunciar Montiel a contender internamente por la candidatura del PRI a la Presidencia de la Republica para el periodo 2006-2012, dejándole el paso libre a Madrazo para después dejarlo morir solo tras generar aquel famoso voto útil en favor de Calderón.

Aspiró pues a la gloria Yarrington y ahora es acusado de estar involucrado en delitos de narcotráfico y lavado de dinero de procedencia ilícita. Con siete causas abiertas, en Estados Unidos podría ser condenado a dos cadenas perpetuas y una pena adicional de 95 años más.

Ojalá sea llevado al vecino país del norte, porque es posible allá si lo puedan procesar y además le saquen toda la sopa en relación a sus cómplices. Acá en México podría ser incluso absuelto o escaparse de prisión.

Pensar que en 2005 Yarrington era visto como un personaje carismático y de buena imagen, que pudo ser el precandidato por el famoso TUCOM, quizá haber logrado la candidatura en vez de Madrazo, ya que no había quien diera el dedazo pues el Presidente de la República era panista y no existía el gran elector y quizá hubiere logrado los apoyos para ser ungido precandidato, después candidato y hasta hubiere tenido mejor suerte que Madrazo. Cosas viereis Mio Cid, hubiera llegado a la Presidencia un capo, algo así como un lobo con piel de oveja, un criminal que engañaba con su actitud humilde y cortés, que se mostraba como el prototipo antitético del político tradicional prepotente y abusivo, pues Yarrington mostraba una imagen diferente y se le llegó a apreciar como una carta viable por el PRI, que quizá hubiere tenido mejor suerte en la lid electoral que la que tuvo el sacrificado Madrazo.

Quizá hubiéremos visto un desenlace histórico distinto, de haber sido candidato Yarrington pudo haber ganado la Presidencia, un político que ahora se sabe que desde siendo Alcalde de Matamoros prohijó corrupción y crimen, lo que acendró como Gobernador de Tamaulipas, cuna de muchos grupos crimínales.

Habrá que decir que México se salvó de un Presidente mucho muy manchado por su criminalidad, aunque quién llegó a la Primera Magistratura en 2006 fue igual o más nefasto.

744bf75113408a2f0a4413ac3c5302fc-sergiokurtschmidtsandoval01

Sergio Kurt Schmidt.

En este contexto y frente a casos análogos, aún no se sabe nada sobre lo que se ha investigado en relación a las actividades crimínales de personajes encarcelados como el ex gobernador de Michoacán Jesús Reyna García, ni del hijo del ex gobernador también michoacano Fausto Vallejo Figueroa, o del ex gobernador de Sonora Guillermo Padrés Elias y su hijo, ni de cómo están los procesos y por qué tan fácilmente escapan a sus consecuencias otros como Rodrigo Medina de la Cruz el exgobernador de Nuevo León y su padre además de otros compinches. Por supuesto que también se debe informar sobre los cómplices del tristemente ilustre Sergio Kurt Schmidt a quien se le capturó hace muchos meses en Tlajomulco de Zúñiga por la PGR acusado de ser el presunto operador financiero del ‘Cartel Jalisco Nueva Generación’ y estar vinculado con muchos connotados empresarios y políticos destacados en Jalisco, y nada se sabe aún de ello por lo menos de manera oficial, porque extraoficialmente lo que ha trascendido aunque apuntando que con aun pobre evidencia, es que dicha información cierta o falsa, corregida y aumentada o atenuada a conveniencia será usada como arma político electoral en la contienda que viene. Chismes que le abonan a la cada vez más escasa credibilidad  de las autoridades encargadas de la procuración de justicia que han sido tildadas una y otra vez de agencias de investigación que guardan y resguardan evidencias para difundirlas a modo con objetivos burdamente electoreros de impacto a la opinión pública.

Ojalá también pronto se sepa, desde los Estados Unidos de América, lo que esté informando a más autoridades de ese país el capo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán y ahora ya también ‘La Bestia’ Edgar Veytia Cambero, especialmente sobre sus cómplices entre ellos algunos políticos y muy respetados empresarios jaliscienses, pero también nos informe aquí en México la PGR y el montón de autoridades federales dependientes de Peña Nieto, así como el Gobernador de Nayarit, como es que pudo Veytia, ahora ex Fiscal General de esa entidad, haber brincado todo obstáculo para ser designado en su momento Jefe de Policía en Tepic, Subprocurador de Justicia del Estado y especialmente Fiscal General de Nayarit, cargo este, para el que obtuvo la aprobación del Congreso del Estado, nombramientos todos ellos para los que debió ser evaluado en cuanto a su confiabilidad por el gobierno federal, responsabilidades para las que debió ser supervisado y vigilado en razón de ser como lo es, un peligro para la seguridad nacional; como ahora lo son más las autoridades que por estupidez, torpeza, negligencia o colusión, le permitieron  burlarse de los procedimientos de control de confianza.

Desde hace muchos años qué hay una causa abierta en Los Estados Unidos de América en contra de Humberto Moreira Valdés, en relación a los desfalcos y el enriquecimiento ilícito a pesar de estar todas las evidencias claras existentes y ampliamente publicitadas incluyendo la captura de personajes que fueron importantes colaboradores del coahuilense cuando fue Gobernador, siendo que se les acusa a todos de haberse enriquecido al amparo del poder que les daban sus encargos como servidores públicos además de señalárseles sus posibles vínculos con organizaciones criminales.

La causa de criminalidad contra el mayor de los hermanos Moreira en el vecino país del norte ahí sigue e incluso hay orden de captura acusándolo de varios cargos que son tipificables en ambos países incluyendo presuntos delitos contra la salud en diversas modalidades como encubrimiento, lavado de dinero y operaciones con recursos financieros provenientes de actividades ligadas al crimen organizado.

No se le abrió a Humberto Moreira indagatoria penal en México por la PGR en razón de la amistad y el compromiso político que le une con el Presidente Enrique Peña Nieto, ya que siendo el ex alcalde de Saltillo y antiguo legislador federal dirigente nacional del PRI ayudó políticamente prohijando además apoyo financiero al exgobernador del Estado de México para convertirse en candidato presidencial dejando abajo la aspiración de uno de los aspirantes concurrentes a la candidatura que fue Manlio Fabio Beltrones Rivera. Obviamente tampoco se le aperturó causa por la Procuraduría General de Justicia de Coahuila ya que ésta depende del Poder Ejecutivo estatal a cargo de su hermano el Gobernador Rubén Moreira Valdés, que aunque aparentemente distanciados entre sí, existe e impera el lazo de sangre protector entre ambos, más aunado a ello, a Humberto Moreira le protegió el gobierno federal mexicano que encabeza el Presidente Peña Nieto pues habiendo sido incriminado y perseguido formalmente por el gobierno del vecino país del norte, el de México además de no atender la captura solicitada le protegió generando atención consular preferente a fin de lograr su liberación y la consecuente repatriación a nuestro país cuando fue detenido en España a petición del gobierno estadounidense acorde a la causa en curso en aquella nación.

Siguen impunes otros muchos exgobernadores priistas como Eugenio Hernández de Tamaulipas, Roberto Borge Martin de Quintana Roo y Rodrigo Medina de la Cruz de Nuevo León, quizá todos aún miembros del PRI. En otros asuntos de ex gobernadores señalados, como botones de muestra, fue el gobierno panista en Chihuahua el que actuó contra el exgobernador priísta Cesar Horacio Duarte, ahora el gobierno panista es que actúa también.

Pero en casos como el de Jalisco la impunidad tiene nombre y apellido, Emilio González Márquez, ojalá que las autoridades competentes pronto informaren por qué no se han iniciado acciones contra el ex gobernador panista, aun y cuando existen al menos 54 denuncias penales en su contra debidamente ratificadas, sustentadas y ampliadas por todas sus tropelías a ya casi cinco años que culminó su nefasto sexenio.

La pregunta sigue en el aire: ¿Cuándo habrá acción penal por los crímenes cometidos por Emilio González Márquez y sus cómplices?, la respuesta, sigue siendo el silencio.

EtiquetaCosío
Compartir

1 comment

  1. togetos 20 abril, 2017 at 19:35 Reply

    Penso un dia un lobo cambiar su apariencia para asi facilitar la obtencion de su comida. Se metio entonces en una piel de oveja y se fue a pastar con el rebano, despistando totalmente al pastor. 

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox