Zamora ya corteja a Padilla

8071
1
Compartir

 Bruno Lopez-02-02Para que haya una competencia real rumbo al 2018 todos los actores importan. Todo suma, aunque sea pequeño, aunque las apariencias sean más grandes que la realidad. Eso lo sabe el senador y líder nacional de la CNOP, Arturo Zamora Jiménez, a quien en últimas fechas se ha visto muy cerca de actores que responden al líder de la Universidad de Guadalajara, Raúl Padilla López. Zamora, pues, ya corteja al líder universitario.

El Licenciado es importante. El Licenciado es como un fetiche electoral: le dan propiedades que no tiene. Pero si bien muchos consideran que la Universidad no da votos ni para ganar una regiduría en Zapopan o en Guadalajara -como les pasó con el PRD en la pasada elección-, tener el apoyo de Padilla López genera la percepción de que el candidato va con toda la fuerza del estudiantado y eso arrastra a más de un ingenuo.

Por eso el Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, se ha encargado de entregarle lo que sea necesario para contar con su apoyo. Después de declararlo un ser nocivo para su proyecto en Tlajomulco, ahora el Alcalde tapatío anda en plena luna de miel con el líder universitario.

El discurso de una y otra parte ya no es ni con el desdén ni con el enfrentamiento que marcaron las campañas de 2012 y 2015, cuando fue evidente una gran guerra marcada por las huestes universitarias y Movimiento Ciudadano, representados por Ricardo Villanueva –ex candidato del PRI a la Alcaldía pero cuadro de la UdeG- y Enrique Alfaro.

Una vez que Alfaro llegó a Guadalajara, empezaron a limarse asperezas: Villanueva nunca cuestionó una sola decisión del Alcalde, por el contrario las promovía, generando desencuentros con sus propios regidores.

Villanueva sale del Ayuntamiento para evitar enfrentamientos con Alfaro. Ahí empezó todo.

Ahora que es evidente la luna de miel Padilla-Alfaro: El Licenciado en un evento de graduación donde el coordinador de los diputados de MC, Ismael del Toro, era el padrino; una fotografía que trascendió con el Rector, Tonatiuh Bravo, adelante, y atrás el primer círculo de colaboradores del Alcalde tapatío -parecía todos miembros de la alineación de un equipo de fútbol-; la entrega del subterráneo de la Plaza Mexicaltzingo, propiedad de la ciudad, para un estacionamiento del Diana, propiedad de la UdeG; Alfaro presumiendo su sobrepasada humanidad en la alfombra del Festival de Cine…

El operador de todo este entramado no es Villanueva, porque su rol es ya menor. El operador es el Secretario General de la Universidad, Alfredo Peña Ramos, mejor conocido como El Atenguillo.

Pero El Atenguillo también juega un rol menor en los afectos de El Licenciado. Antes están su hermano, el ex Rector y ex diputado federal por el PRI, Trinidad Padilla López. Y su primo, el ex candidato a la Alcaldía y ex diputado federal priista, Leobardo Alcalá Padilla. Ambos estuvieron el fin de semana en la mesa de cumpleaños del senador Arturo Zamora Jiménez.

Zamora lleva también una buena relación con El Licenciado, y es, per se, un hombre importante egresado de esa casa de estudios. Ergo: no todas las corrientes al interior de la UdeG están con el Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, rumbo al 2018.

Mientras tanto, El Licenciado contento de que se cumpla su teoría de juegos: gana con Arturo o gana con Alfaro. El Licenciado nunca pierde…

EtiquetaBruno
Compartir

1 comment

  1. Marco Romo 27 marzo, 2017 at 16:57 Reply

    La sociedad civil incapaz de buscar en la lectura los errores de los líderes morales de la UdG.
    La sociedad civil conformista de la mediocre infraestructura universitaria…

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox