Tiene un pie en la elección presidencial

973
0
Compartir
marco-sifuentes-interior

Sifuentes está en la antesala de la elección Presidencial.

TRAS RECUPERAR CHIHUAHUA PARA EL PAN Y GANAR LA ALCALDÍA DE AGUASCALIENTES, MARCO SIFUENTES LLEGA AL ESTADO DE MÉXICO, LA ANTESALA DE LA PRESIDENCIAL

Marco Sifuentes está en su mejor momento: tantos años de trabajo, de experiencia, han arrojado algunos descalabros, pero también una racha de triunfos que lo ponen ya en primera fila de la elección que se vivirá en el Estado de México. Ello supone que está en la antesala de la elección Presidencial.

El consultor en Comunicación Política se ha dado el gusto de desdeñar una propuesta a la Gubernatura del Estado de México, porque no lo invitaron a encabezar. En cambio, se apresta a vivir la madre de todas las batallas desde la primera fila.

Parece que traes una racha de puros triunfos electorales, ¿así lo consideras?  

Venimos de una jornada muy larga en los últimos años, que empezó en 2013. Empezamos ganando la capital de Tepic, abriéndole un boquete grandísimo al PRI de Nayarit. De ahí seguimos con Colima, donde dimos una pelea durísima: ganamos la primera elección, pero se robaron la elección en la mesa por cerca de 150 votos en una muy polémica sesión del consejo estatal electoral. Esto se fue a una impugnación seis meses después, y ahí ya arrancamos con la elección extraordinaria de Colima, con un desgaste terrible porque tuvimos que enfrentar a todo el PRI, a todo el aparato de gobierno federal en contra. Pero también el egoísmo y protagonismo de los actores nacionales del PAN que querían colgarse la medalla de esa elección, y lo único que hicieron fue arruinarla, hacerle perder el sentido, meter sus ideas precarias, y estropear el tema.

¿Se pudo ganar Colima?

Se pudo haber ganado, pero la soberbia de los panistas, la soberbia del propio candidato y del Comité Ejecutivo Nacional le dio al traste.

“Nos vamos a jugar la madre de todas las batallas: vamos a eencabezar un proyecto que esperamos nos coloque en la campaña Presidencial de 2018”

Pero ganaste Chihuahua con Javier Corral, ¿cierto?

Al día siguiente de la elección de Colima me estaban convocando para participar en la elección de Chihuahua, con Javier Corral. Un candidato sui generis, con una personalidad muy conocida por todos, un candidato muy emblemático, contradictorio en muchos sentidos, pero también una persona con mucha calidad en cuanto a sus convicciones.

¿Cómo fue el trabajo con este personaje?

Javier fue muy complicado, súper complicado, porque ya había perdido el Estado de Chihuahua, un estado que no había recuperado el PAN en muchísimos años, casi tres décadas, y que nos tocó recuperar. Tuvimos a un Javier Corral que ya había perdido en Chihuahua, que venía de perder en su partido una elección para presidente nacional.

Empezamos con 16 puntos abajo y ganamos con 10 puntos arriba. Repuntamos 26 puntos en tres meses con un escenario donde el PAN no iba en coalición -a diferencia de otros estados-, y en donde hubo un candidato independiente con mucho dinero, con mucho posicionamiento y con una buena estrategia que había que superar; él era Chacho Barraza, ex presidente de Aeroméxico.

¿Cuál fue la estrategia?

Nuestra primera meta fue superar a Barraza, rebasarlo, y después entendernos con un gobierno represor y autoritario como el de César Duarte. Tuvimos que contrastar con una campaña muy emotiva que supo combinar propuesta y emoción, llegar al instinto de la gente. Nosotros estuvimos participando de una premisa que, para poder despertar y transformar la vida de un estado o de una nación, tienes que apelar al instinto de la gente. Eso hicimos en Chihuahua. Una campaña que recibió, junto con la capital de Aguascalientes que trabajábamos en paralelo, una serie de descalificaciones y guerra sucia.

¿Ahora qué viene?

Traemos una racha muy positiva, una racha que nos alienta mucho. Hoy estamos con algunas propuestas a nivel Coahuila, Nayarit, que son las que se van a jugar junto con el Estado de México. Hemos declinado algunas participaciones y aceptado algunas otras en el Estado de México. Nos vamos a jugar la madre de todas las batallas: vamos a estar encabezando un proyecto de gran trascendencia que esperamos nos coloque -si seguimos con esta racha de éxito- en la campaña Presidencial de 2018. Hoy estamos de lleno en el Estado de México, vamos a ganar el Estado de México y seguiremos marcando tendencia. La narrativa de MKF, mi despacho y mi consultoría hoy es tendencia nacional. Las frases, los slogan, todo mundo se los quiere apropiar, todo mundo los repite.

¿Cuál es la importancia de la comunicación política en estos tiempos?

La comunicación política lo es todo: a final de cuentas antes las campañas las ganaban con despensas, con dádivas o chantajes, hoy las campañas se ganan a través de la comunicación. El que no sabe comunicar está perdido. El que no hace clic con la sociedad, el que no entiende, el que no conoce el sentir de la gente, no lo sabe interpretar y no lo sabe decodificar, está en la lona.

Las campañas se ganan en la construcción del mensaje. Después de generar una estrategia de marketing político, el mensaje asume la mayor relevancia porque a la gente verdaderamente le hace que salga a votar el mensaje que tú estás transmitiendo y la maestría que tengas para construir ese mensaje y hacerlo muy atractivo.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox