Gatopardismo quiere sepultar al PAN

2912
2
Compartir
Emilio González, Herbert Taylor, Diego Monraz y Eduardo Rosales.

Emilio González, Herbert Taylor, Diego Monraz y Eduardo Rosales.

ACTORES IMPORTANTES DEL BLANQUIAZUL OPERABAN, OPERAN Y BUSCAN ALIANZAS CON ENRIQUE ALFARO RUMBO AL 2018

Durante el pasado proceso electoral cuando Jorge Aristóteles ganó la Gubernatura de Jalisco, el candidato del PAN, Fernando Guzmán Pérez Peláez, acudió a un llamado del entonces Gobernador panista, Emilio González Márquez.

Guzmán Pérez Peláez llegó a la cita, y en la reunión, aparte de él y de Emilio, participaron el entonces súper Secretario Herbert Taylor Arthur y el entonces Secretario de Movilidad, Diego Monraz Villaseñor.

Ahí, Emilio, secundado por los otros personajes, instó a Fernando Guzmán a bajarse de la contienda y sumarse al entonces candidato de MC a la Gubernatura, Enrique Alfaro Ramírez. Emilio, Herbert y Monraz, hombres beneficiados por años de representación gubernamental panista, le pedían a Guzmán que traicionara a su partido y a sus militantes para sumarse a Alfaro. Guzmán declinó la invitación, con los resultados ya conocidos: todos los recursos del gobierno estatal panista, a través de estos personajes, se fueron a la campaña de Alfaro.

Alfaro perdió la elección para Gobernador, pero desde ese momento, él y los panistas antes citados se pusieron a trabajar en la siguiente elección, para buscar Guadalajara. No fue el principio, pero sí un momento decisivo para que una gran parte de panistas abandonaran el barco de su partido en busca de mantenerse en el presupuesto, echando a la basura cualquier tipo de consideración ideológica.

Emilio, Herbert y Monraz abrieron la senda del gatopardismo que habrían de seguir muchos panistas en busca del ansiado presupuesto; pero, en las mismas circunstancias y desde entonces, otros personajes panistas ya operaban y operan para Enrique Alfaro, sentándose con sus ex compañeros de partido, intentando convencerlos de que, rumbo al 2018, deben ir en alianza con Movimiento Ciudadano. Tal es el caso del ex dirigente estatal del blanquiazul, Eduardo Rosales Castellanos…

Casos aún más célebres en esta migración son aquellos donde dos hermanos se dividen el juego para estar uno en el Partido Acción nacional y otro en el Partido Movimiento Ciudadano, como los gemelos Rodríguez, o los hermanos Madrigal…

No faltan los casos tristes de gente que fue importante en la estructura partidista y que hoy están perdidos en la burocracia naranja, como el ex presidente del PAN en Zapopan, Héctor Varela, quien estuvo varias semanas sentado en una banca del Ayuntamiento con currículum bajo el brazo; o bien la total invisibilidad en la que se encuentra Iván Argüelles, otro panista connotado.

Pero los casos siguen. La ambivalencia y la poca congruencia de sus militantes asechan todos los días al PAN…

Ricardo y Gerardo Rodríguez.

Ricardo y Gerardo Rodríguez.

Los gemelos Rodríguez

En el PAN está pasando algo desafortunado: hay actores, figuras importantes públicas que tomaron decisiones importantes para el partido, hoy han figurado, pero por irse a otro partido, a Movimiento Ciudadano.

En esta lista de actores se encuentran varios que son muy conocidos, como es el caso de los gemelos Rodríguez, Ricardo y Gerardo. Ambos desde Acción Juvenil compitieron en representación de los jóvenes del PAN, y también ocuparon cargos políticos como regidores o como funcionarios del partido: hoy ya están en Movimiento Ciudadano.

Los gemelos Rodríguez estaban apoyando las campañas del PAN, pero cuando se viene la elección del 2012 empiezan a marcar cierta distancia de los candidatos del PAN. Posteriormente, Gerardo Rodríguez solicita, en un desplegado de periódico, el apoyo para Movimiento Ciudadano por considerar una especie de voto útil, ya que ellos argumentaban la posibilidad de que el PRI ganara la Gubernatura.

Con esa primera publicación se entiende en el PAN que el interés de ellos ya no era el blanquiazul, ya era un interés de que ganara su entonces aliado, Enrique Alfaro. Para 2015, entra Ricardo Rodríguez como regidor y secretario general en Zapopan, en la administración que encabeza Pablo Lemus. El desprendimiento de los gemelos Rodríguez del PAN, para convertirse en abiertos operadores de Movimiento Ciudadano, fue muy mal visto entonces por sus compañeros de partido. Pero después esta actitud se hizo de lo más normal.

Ricardo Rodríguez llegó en 2012 al Congreso del Estado por Acción Nacional, posteriormente se independiza y en el camino se suma a Movimiento Ciudadano. Los gemelos jugaron sus cartas muy personales.

César Madrigal ya ha intentado ser el candidato a Guadalajara.

César Madrigal.

Los hermanos Madrigal

No hay elección panista de los últimos tiempos en Guadalajara donde no participaran los hermanos Madrigal. Siempre ganaban en ímpetus, en entrega, hasta en seguidores fieles; sin embargo, siempre perdían en las urnas. Su caso es triste, pero debe decirse que es también un caso fuerte: tal como los gemelos Rodríguez, los Madrigal comenzaron sus actividades políticas en Acción Juvenil. Alejandro Madrigal fue incluso dirigente estatal de los jóvenes. Posteriormente ocuparon distintos cargos, Alejandro llegó a ser secretario general en el Congreso; César llegó a ser diputado federal, diputado local. Ambos fueron ampliamente beneficiados por la función pública que les dio Acción Nacional.

En el proceso electoral pasado, Alejandro Madrigal empieza a alejarse de Acción Nacional cuando su hermano, César, había competido para presidente del PAN estatal y no le había favorecido el voto. Tomando en consideración también que ya antes César había buscado internamente la candidatura por la Alcaldía de Guadalajara y en ninguna ocasión le había favorecido el voto.

A pocos personajes se les miraba una entrega total al partido y su plataforma política como a los Madrigal. César, preparado, de trato amable y educado, era quien encabezaba los proyectos; Alejandro, de trato más ordinario como su forma de hablar y vestir, era el operador. Los descalabros de César, el ninguneo que les propinaban una y otra vez a la onda grupera, orientó a Alejandro a abrir la antesala para el diálogo con Enrique.

Lo curioso del asunto es que Alejandro está en Movimiento Ciudadano y César se queda en el PAN. Muchos panistas ven esta acción como un juego perverso: suena más a estrategia que a un asunto de convicción política.

Héctor Varela.

Héctor Varela.

El caso triste de Varela

Héctor Varela fue un caso lamentable y triste, para todos los panistas. En su momento fue un candidato circunstancial a la presidencia del PAN en Zapopan: él, en ese momento, tenía todo el apoyo del grupo del entonces Gobernador, Emilio González Márquez, y así participó como candidato a presidente. Su padrino era el ex Secretario de Educación y ex presidente estatal del PAN, Antonio Gloria Morales. La mayoría de los grupos panistas en Zapopan cerraron filas en torno a la candidatura de Varela a cambio de espacios.

Así, Varela llegó a ser presidente del comité municipal del PAN en Zapopan, pero, oh decepción: la suya es una de las administraciones más débiles y decepcionantes del PAN municipal, cuando el PAN todavía tenía una fortaleza muy importante para lograr otras metas. Varela se perdía semanas completas, siempre se estaba excusando con que los asuntos familiares lo absorbían y terminó dejando prácticamente sin cabeza al panismo zapopano: deja la presidencia y sale por la puerta detrás entre reclamos de la militancia.

Héctor Varela simplemente desaparece un tiempo de la escena política, hasta que inicia la nueva administración de Movimiento Ciudadano en Zapopan. Aparece sentado en una banca en el Ayuntamiento haciendo fila con currículo en mano. Así es como termina el hombre que logró todo el apoyo de los panistas de Zapopan: sentado en una banca, esperando a que lo atendieran para pedir chamba. Parece ser que sí le abrieron la puerta en algo que no era considerable para un ex presidente de un partido que pudo ganar la Presidencia Municipal.

Juan Carlos Márquez.

Juan Carlos Márquez.

Márquez, hasta el alma entrega

Juan Carlos Márquez, actual regidor del PAN en el Ayuntamiento de Guadalajara, es el último caso de un panista entregado a las prebendas que ofrece el poder, sin importar ninguna plataforma política. Dicen los panistas de verdad: “es una de las posiciones más penosas que pudieran existir”. Fue diputado local dos veces y ahora es regidor. Las columnas políticas han dado cuenta de su total entrega a la administración de Enrique Alfaro; incluso, se dice que toma agua de la mano de Marco Valerio Pérez Gollaz, el ex coordinador de regidores de Enrique Alfaro.

Márquez es conocido por muchos panistas como uno de los personajes que coquetea hasta con el mismo demonio con tal de beneficiarse económicamente. Sin duda alguna ha logrado sus objetivos. Dentro del PAN es de los regidores que nunca ha destacado, salvo por la oportunidad de sentarse y hablarle al oído a Enrique Alfaro; así busca garantizar su futuro económico y su permanencia en Movimiento Ciudadano.

Rosales ha sido presidente del PAN Jalisco.

Rosales ha sido presidente del PAN Jalisco.

Rosales, el peor de todos

Eduardo Rosales es un personaje de muchas facetas. Como presidente estatal del PAN capitalizó la fortaleza institucional, creando una especie de contrapeso contra el entonces Gobernador, Emilio González. Este pleito interno llevó al PAN a perder posiciones; basta recordar cómo Eduardo Rosales, a través de Jorge Salinas Osornio, mantenía control del Congreso y, debido a la poca representación de Emilio en el Legislativo, le hacían la vida imposible.

Posteriormente, Rosales sale de la dirigencia estatal y se queda con el liderazgo moral de su grupo; así empieza a experimentar también la posibilidad de considerarse como consultor político más que como dirigente partidista, y con la amistad que ya tenía con Enrique Alfaro, empieza a construir una relación política, inclusive de negocios, con el hoy Presidente Municipal de Guadalajara. Rosales también operó para Alfaro cuando éste buscó la Gubernatura en el 2012. Pues, desde entonces, el ex dirigente estatal del PAN opera, tiene influencia y quita y pone actores en la estructura blanquiazul. Pero también deambula por todos restaurantes del Estado intentando convencer a los panistas de una alianza del PAN con Alfaro en el 2012.

Compartir

2 comments

  1. Felipe 21 febrero, 2017 at 01:36 Reply

    Te faltó MACEDONIO TAMEZ GUAJARDO. Hoy diputado Federal de MC. Es feo ver como la gente de arrastra por un HUESO.

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox