‘Es tiempo que militantes mantengan a sus partidos’

3681
0
Compartir
Tomás

Figueroa sostiene que se debe dar un paso al frente y modernizar la democracia.

EL SUBSECRETARIO DE ENLACE LEGISLATIVO, SOSTIENE LA NECESIDAD DE REVISAR CÓMO SE EJERCE EL GASTO PÚBLICO

El subsecretario de Enlace Legislativo y Concertación Social del Gobierno de Jalisco, Tomás Figueroa Padilla, sostiene que es tiempo de que los militantes y simpatizantes de partidos políticos mantengan a estas instituciones y no el gasto público, como se ha hecho hasta el momento.

Figueroa ha promovido la iniciativa del Gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval, para que se elimine el financiamiento a los partidos políticos en años no electorales. En días recientes asistió al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para hablar sobre la propuesta.

El funcionario espera que esta iniciativa logre consolidarse, ya que es muy costoso mantener a los partidos. Figueroa Padilla recuerda que estas instituciones ya están en una fase de consolidación, por lo que se deben dar pasos al frente y modernizar la democracia.

¿De qué trata esta iniciativa?

Todo este tiempo se ha establecido que los partidos políticos, por ser instituciones de interés público, necesitan recursos que los doten de independencia frente a otras instituciones, ya que deben representar los intereses de la sociedad. Los partidos se encuentran en una fase de consolidación y ya no es necesario el fondeo de sus actividades ordinarias. Hay que dar un paso al frente al quitarles el financiamiento en años no electorales y que sean sus militantes y simpatizantes quienes aporten, por convicción, para su sostenimiento.

“Los partidos políticos ya no deben competir en ver quién derrocha más recursos públicos. Ahora el reto es en imaginación y creatividad para seducir a los ciudadanos”

Hay una duplicidad en el financiamiento público a los partidos: las dirigencias de los partidos políticos nacionales reciben el financiamiento federal que les corresponde, y por el otro lado, las dirigencias estatales reciben financiamiento estatal equivalente. El financiamiento a los partidos se duplica.

¿De dónde surge la iniciativa?

El gasto público ha sido insuficiente para cubrir necesidades básicas de la población y cuando las carencias económicas crecen, se debe buscar la reducción del gasto en aquellos rubros que no generan satisfactores inmediatos o tangibles para la población. Tal es el caso de los recursos públicos destinados a los partidos políticos.

¿Existe una inconformidad social a los partidos?

Ha surgido el clamor de la sociedad de retirarle recursos a los partidos políticos como una reacción a lo poco representativos que se han vuelto, es una demanda social ante la poca credibilidad que han generado con su actuar. Por eso no son pocos los que opinan que dar dinero del Estado a los partidos resulta muy costoso y ese dinero podría usarse en temas de mayor impacto a las necesidades de los ciudadanos.

¿Qué es lo que se modificaría en la ley?

Se pretende reformar el Artículo 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el Artículo 13 de la Constitución Política del Estado de Jalisco. En la normatividad local se trata del financiamiento público para obtener votos, actividades partidistas y erogaciones en proceso de selecciones de candidatos y campañas electorales.

¿Cómo sería la propaganda con esta iniciativa?

En los procesos electorales más recientes hemos tenido una banalización de los mensajes políticos, una “spotización”, que no ha fortalecido ni consolidado la democracia. Es tiempo de ir a un debate serio sobre el modelo de comunicación política que nuestra democracia requiere. Es más conveniente que el tiempo del Estado al que tienen derecho los partidos sea para programas de debate entre ellos y espacios en los que cada partido exponga sus propuestas. La democracia requiere contraste de ideas, debate y disenso.

¿Este modelo de financiamiento actual ha contribuido a la democracia?

No creo estar equivocado cuando digo que no se ha generado utilidad democrática alguna, por el contrario, se ha incrementado la distancia entre la clase política y los ciudadanos. Nuestras reglas del juego electoral son tan complejas y cuentan con múltiples candados porque tienen su base en la desconfianza. Por ello nuestra democracia es tan cara.

¿Cómo incrementar la democracia?

Es necesario revisar nuestro sistema electoral a la luz de reflexiones y con argumentos para situarla en su real dimensión y que no siga representando una carga tan onerosa para las arcas públicas. También es necesario hacer un análisis serio y exhaustivo para evitar que exista duplicidad de funciones.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox