AMLO incrementa popularidad

Compartir
AMLO toma popularidad rumbo a las elecciones de  2018.

AMLO toma popularidad rumbo a las elecciones de 2018.

EL SENADOR MIGUEL BARBOSA APOYARÁ A AMLO RUMBO A 2018

El Senador Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta se suma al proyecto de Andrés Manuel, él es el Coordinador del Grupo Parlamentario del PRD, originario del poblado llamado Sebastián Zinacatepec, en el estado de Puebla, nacido el 30 de septiembre de 1959, el cual tiene extensa militancia en su partido que lo postuló al Senado para el sexenio actual 2012-2018 generando de esta forma fuera encumbrado para ser electo Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara Alta para el Periodo anual 2014-2015, habiendo sido antes ya Diputado federal en la LVIII legislatura (2000-2003), tras haber sido Presidente estatal de su partido en Puebla y fungiendo como Consejero Nacional entre los años 1998 al 2000.

Miguel Barbosa ha empezado un movimiento conducente a que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) o algunos de sus líderes o militantes del mismo, respalden a Andrés Manuel López Obrador, Presidente Nacional del Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), lo cual ha generado reacciones encontradas, por ejemplo, logró sacudir internamente al PRD y que se pretenda la destitución del cargo dirigencial que ostenta Barbosa en el Senado de la República, además de la probable cesantía de ese instituto político, que hoy en día se ha pronunciado mediante sus líderes formales y morales superiores en pro de la aspiración presidencial de otros personajes, principalmente el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera Espinoza, quien fue postulado a su cargo por dicho partido en calidad de candidato externo, ya que no pertenece a la militancia del PRD.

No obstante, de ser militante activo y ocupar el significativo cargo que ostenta en el Senado y sin dimitir del PRD, Barbosa ha declarado que procurará muchos otros perredistas se sumen al proyecto de López Obrador, además señaló que hay una estrategia de golpeteo en busca de disminuir la popularidad que ha alcanzado López Obrador, la cual menciona es orquestada por actores políticos a incitación del Poder federal central y acusando al mismo tiempo a gobernadores procedentes tanto del Partido Revolucionario Institucional (PRI) como del Partido Acción Nacional (PAN) al decir que no tienen la autoridad moral ni política para efectuar los señalamientos con los que buscan afectar al líder de MORENA, a quien, al igual que muchos millones de mexicanos, ve como el más factible personaje para ser electo Presidente de la República en la elección del domingo 3 de junio de 2018.

El coordinador perredista en la Cámara Alta, afirmó que los gobernadores priístas y panistas acatando las indicaciones del grupo gobernante encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto y el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, están operando cínicamente en contra del tabasqueño, tienen confirmado que si hoy se ejecutara la contienda electoral el triunfo indudablemente sería para López Obrador, esto, también lo tiene presente Margarita Zavala aspirante presidencial por el PAN, quien, según Barbosa, al alardear que ella es la única que le podría ganar a Andrés Manuel López Obrador, es debido a que al igual que los mandatarios panistas y priístas lo ven desde ahora como el casi seguro ganador en las elecciones presidenciales del 2018.

Barbosa inicialmente perteneció al grupo de ‘Los Chuchos’ fundado por Jesús Ortega y Jesús Zambrano, sin embargo, se apartó de ellos tras criticar reciamente el llamado ‘Pacto por México’ y en el presente marcó un evidente alejamiento de tales líderes perredistas al informar: “He tomado la decisión de apoyar a Andrés Manuel López Obrador rumbo al 2018. Esa es una decisión que ya tomé y no estoy pensando en incorporarme a Morena, pero yo la posición que tengo es llamar al PRD a que precise, rumbo al 2018, su apoyo a López Obrador”. Frente a esas declaraciones, Beatriz Mojica, secretaria General del PRD, solicitó al coordinador legislativo de su partido a presentar su propuesta ante los órganos formales del partido del sol azteca y dijo: “El llamado de Miguel Barbosa está absolutamente fuera de lugar. Ninguna decisión ha sido tomada. Todas las opiniones se tendrán que tomar en cuenta en su momento y tendrá que ser una determinación del Consejo Nacional quien defina cómo habremos de ir en el 2018”.

Son ya 5 los senadores del PRD que han decidido apoyar a López Obrador, entre los cuales se encuentran: César Augusto López, de Tabasco, quien solicitó licencia para encabezar a MORENA en esa entidad, aunque su suplente, Manuel Merino, se pasó a la bancada del Partido del Trabajo (PT); Mario Delgado Carrillo, Senador por la Ciudad de México; Rabindranath Salazar Solorio de Morelos y Zoé Robledo Aburto de Chiapas, quienes incluso dimitieron de su partido y la Senadora por Tlaxcala Lorena Cuéllar Cisneros, quien exteriorizó que no abandonaba de las filas perredistas, pero, que respaldaba al presidente nacional de MORENA.

Miguel Barbosa señala que renunciará a al PRD si es que su aún partido decide sumarse a una alianza en la que esté el PAN o algún otro partido antagónico a los ideales perredistas y aprovechó la reunión de su grupo parlamentario que aún coordina, para notificar a sus compañeros legisladores perredistas que se propone a que el PRD se sume al proyecto de López Obrador, ya que en la contienda electoral por la Presidencia de la República tan solo habrán dos contendientes, el tabasqueño y el candidato del sistema, aunando que: “No estaría en un partido que fuera parte de la estrategia del PAN”, en relación a una posible alianza PRD-PAN y se deslindó del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera, de quien mencionó: “lo sigo viendo capaz, talentoso, pero no desarrolló una fuerza en busca de la candidatura a la Presidencia de la República; tiene mi cariño, mi afecto, mi amistad, mi reconocimiento”.

Las acciones del Senador Barbosa están causando un gran revuelo al interior de su partido, al punto en que muchos perredistas se atrevan abiertamente a exteriorizar su apoyo al líder de MORENA, sin embargo, también existen las expresiones contra de Barbosa y del respaldo al líder tabasqueño, por lo cual están pidiendo la destitución del cargo dirigencial del Senador Barbosa de los legisladores perredistas en La Cámara de Senadores y su expulsión del PRD.

Serán numerosos los liderazgos perredistas en muchos estados del país, que resuelvan exigir que el PRD no establezca alianzas con el PAN y a cambio ahora sea lo más provechoso acordar con López Obrador, ex perredista y ex dirigente nacional del sol azteca, que fue ya dos ocasiones candidato presidencial y a quien actualmente le pronostican grandes posibilidades de triunfo, después de no haber salido victorioso en la elección de 2006 de la cual se dice fue robada, así como, la elección de 2012 en la que estuvo muy cerca. Lo que se observa es una muy probable desbandada de perredistas hacia MORENA, partido que fundado por López Obrador hace menos de dos años tras abandonar al PRD después de las disconformidades con ‘los chuchos’ y que paradójicamente a las predicciones perredistas, que apostaban al fracaso, ha alcanzado fortalecerse y afianzarse como fuerza política nacional que como instituto político tiene según las encuestas un posicionamiento tal, que lo ubica en el segundo lugar en las preferencias electorales, aunque su líder es indiscutible puntero en el hándicap presidencial.

Igualmente se presenta una potencial deserción de militantes de otros partidos que buscarían integrarse al proyecto de López Obrador sin integrarse a necesidad de afiliarse a su partido, así como también ciudadanos sin militancia partidista alguna lo seguirán haciendo, sumándose en apoyo. Lo cual, evidentemente ampliará la guerra en contra del tabasqueño y el asunto es que logre superarla y llegar al final de la carrera, lo que no se ha dado así en 2006 ni en 2012.

Lo cierto es que los escenarios camino a la elección federal de 2018 se descubren disímiles a los que se tenían hace 6 y 12 años, puesto que, en este momento una tenemos una sociedad de desilusionada y cansada de los partidos políticos tradicionales. A la vez, los que históricamente han obtenido mayor votación y se han permitido la alternancia en el poder, que son PAN y PRI, además que la otra opción alternativa tradicional que es el PRD, está gastada y crea naturalmente un cambio de actitud en varios de los antiguamente calumniadores de López Obrador, quienes actualmente parecen estar dispuestos a otorgarle el beneficio de la duda a Andrés Manuel y su partido para dejarlo llegar a gobernar, conjuntamente con que se ha incitado en diferentes segmentos de población el apoyo hacia López Obrador y la exhortativa que buscan permee en cuanto a que es bajo o nulo el riesgo que representa el famoso ‘peje’ y amplió la posibilidad en cuanto a prohijarle la oportunidad de mostrar la capacidad personal y tanto la eficiencia como la utilidad de sus propuestas de política pública, para incentivar el desarrollo socioeconómico de México.

El senador Miguel Barbosa.

El senador Miguel Barbosa.

El movimiento político llamado ‘Ahora o nunca’ ´presentado por Emilio Álvarez Icaza recientemente, está siendo respaldado por grupos de diversa ideología que coinciden al menos en el rechazo hacia los partidos políticos, por lo que ven en el académico Álvarez Icaza, la persona que apta para representarlos y sobre todo para enfrentar y contrarrestar el incremento en el nivel de apoyo que ha recibido Andrés Manuel López Obrador, además de ser para ellos quien puede obtener candidatura presidencial rumbo a la elección de 2018 sin que pertenecer a partidos políticos.

Entre la trayectoria profesional de Álvarez Icaza sabemos que es un profesionista de 51 años de edad, Sociólogo con estudios de Doctorado en Ciencias Políticas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Quien ostentó el cargo de Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y Consejero en el Instituto Electoral del Distrito Federal; además, hasta el mes de agosto del año pasado fue el funcionario responsable de la operación y soporte técnico de la CIDH, órgano que vigila el cumplimiento de los derechos humanos para la Organización de Estados Americanos (OEA) y después de concluir tal cargo y regresar a México, incrementó su influencia con varias organizaciones no gubernamentales dedicadas a la defensa de los derechos humanos y la promoción de los valores democráticos.

Álvarez Icaza simboliza para algunos politólogos, columnistas e incluso por activistas políticos anti priístas, a la persona adecuada para encabezar el mencionado movimiento que, desde su presentación, mostró el interés por impedir  que siga en aumento la aceptación popular por López Obrador, pues entre otras cosas se ha mencionado que la opción conveniente para México no es sustituir a un partido político tradicional con otro, así como tampoco es benéfico un partido emergente que llegaría de la mano de un cacique.

El movimiento ‘Ahora o nunca’ aprovechando la etapa coyuntural repleta de hartazgo social en el país, insiste en la necesidad impulsar la defensa de personas migrantes, de garantizar el acceso a la justicia para las víctimas de violencia, y de erradicar la discriminación hacia grupos en situación de vulnerabilidad, además de combatir los graves índices de pobreza.

Las personas que apoyan este movimiento, buscan conseguir cambios importantes en la vida democrática de México y fortalecer el desarrollo socioeconómico. Por lo que destacaron: “Se trata de cambiar por completo el sistema, que los poderes funcionen en favor de la gente y no la gente trabaje para los políticos enquistados en el poder público a través de los partidos’ al tiempo que reiteró el ataque hacia quienes han gobernado a México y de quienes dijo: “han fallado y traicionado al pueblo, es su culpa que los niveles de pobreza en 2017 sean más dramáticos que los de 1992, es absurdo que 1.2 millones de personas ganan lo mismo que 72 millones de personas. El 1% gana lo mismo que el 60% de la población del país, ver el incendio de México desde la butaca no es opción. El sistema requiere una fuerte sacudida”. Algunos integrantes del movimiento ‘Ahora o nunca’ se encuentran personas de la talla del poeta Javier Sicilia y el analista Sergio Aguayo, quienes anteriormente promovían la ‘Caravana por la paz con justicia y dignidad’, que recorrió México mostrando las atroces consecuencias de la guerra contra el narcotráfico que indujo el expresidente Felipe Calderón. Su presencia en el pensamiento que enmarca al movimiento resulta incuestionable, alertando sobre el aumento en los niveles de inseguridad y violencia, a pesar de un significativo incremento en el gasto público hacía ese rubro.

Anterior al proceso electoral de 2012, circuló la idea de que Javier Sicilia pudiera ser un ‘aspirante ciudadano’ al igual que Alejandro Martí y ambos respaldarían dicho movimiento alterno a López Obrador, en el que también se registran académicos e eruditos de ideología de centro izquierda como Denise Dresser, algunos activistas como Miguel Alonso Raya y otros tantos con presencia en instituciones de investigación u organizaciones no gubernamentales, así como profesionistas y comunicadores no identificados claramente con estructuras partidistas, algunos de afinidad ideológica de centro derecha.

En las elecciones presidenciales de 2018 en México, se aceptará la participación de candidatos independientes, con la condición que para contender de esa forma el aspirante cuente con 80 mil firmas en todo el país y presentarlas ante el Instituto Nacional Electoral (INE) para su verificación, lo cual, puede ser muy difícil o muy simple de alcanzar, según sean los apoyos verdaderos que tenga para la movilización.

La imagen que se tiene acerca de este nuevo movimiento, es que cuenta con la oportunidad de conseguir el objetivo y postular observando lo estipulado por la ley a Álvarez Icaza, quien, aunque sustente teóricamente su plataforma en la no participación de políticos y de partidos, puede obtener el respaldo de quienes pretenden impedir el triunfo de López Obrador, quien avanza progresivamente con el sustento social.

Emilio Álvarez Icaza tiene la certeza que conseguirá el número suficiente de apoyos sociales para obtener su registro como aspirante a Candidato independiente a la Presidencia de la Republica a través de su labor de convencimiento y movilización que ejerza; sin embargo, las encuestas de opinión publicadas en los últimos meses apuntan a Andrés Manuel López Obrador como futuro vencedor en las próximas elecciones de 2018, a pesar de ello, Álvarez Icaza pretende que tras la validación formal su candidatura, pueda realizar una campaña triunfante que pueda darle la ventaja sobre López Obrador o cualquier otro aspirante a la presidencia de México, postulado por cualquier partido o alianza partidista, incluso, si existiera algún otro candidato independiente, así mismo, afirma que solo él y su movimiento llamado ‘Ahora o nunca’ podrían conseguir dicho registro, considerando que cualquier otra expresión que busque promover otra u otras candidaturas apartidistas ya no tiene cabida, como si él y su movimiento fueran la única alternativa.

Es decir, Álvarez Icaza piensa que sólo él y su movimiento pueden alcanzar las 80.000 firmas que se requieren según la ley electoral federal a fin de convertirse en candidato apartidista a la presidencia del país y de esta forma cambiar la historia de lo que ha sido hasta el momento las elecciones presidenciales, cabe destacar que el apoyo que recibe no es meramente de académicos e intelectuales, pues es notable el respaldo de estructuras más consolidadas y de gran poder.

A pesar de que, Álvarez Icaza sea considerado como persona de prestigio y respetada en espacios relacionados con la protección y defensa de los derechos humanos, así como con la lucha por la democracia, ya que entre su experiencia profesional ha sido Consejero electoral en el Distrito Federal, Presidente de la Comisión de Derechos Humanos en la Ciudad de México y Secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), no por eso, ni por su amplio currículum puede garantizarse que es alguien que posee la capacidad de lograr su objetivo con el solo apoyo de quienes aparecen a su lado. Para muchas personas, Emilio Álvarez Icaza es el instrumento ideal de otros que ante la insolvencia de su propio partido ven y buscan en él y en su movimiento algo perfecto para fragmentar la votación y perjudicar a López Obrador con el objetivo de mantenerse en el poder dividiendo el voto de oposición. Es evidente en los sondeos de intención de voto y en los grandes índices de repudio del Gobierno de Enrique Peña Nieto que el PRI tiene un enorme riesgo de perder las elecciones, así como reflejan el gran avance de López Obrador, para cambiar tal situación se necesita que el PRI-Gobierno consiga resarcir el rechazo social y se logré repartir el voto entre muchos candidatos.

El voto duro del PRI ronda entre el 25% y 27% del padrón electoral efectivo, gracias a sus estructuras regionales y clientelistas. Representa un porcentaje suficiente para vencer a sus opositores sólo en el caso de que sean varios y estén bien posicionados.

Así entonces, el amplio panorama de opciones y una fuerte campaña contra López Obrador que lo ponga nuevamente como “un peligro para México” puede generar que el voto de oposición no se concentre en el tabasqueño y, por lo tanto, no supere el 25% poniendo en riesgo su posible triunfo.

Emilio Álvarez Icaza debe tener presente que es casi imposible gane las elecciones, pero que simboliza un factor determinante para que otros candidatos ganen o pierdan, por lo que quienes lo respaldan deben analizar los riesgos e impedir que el movimiento ‘Ahora o nunca’ le quite más votos a los partidos tradicionales como PRI, PAN o PRD sin afectar en lo más mínimo al partido del tabasqueño, MORENA y aunque ciertamente el movimiento le reste votos a Andrés Manuel, sin embargo, no sabemos si esto suceda a favor del candidato priísta o del candidato panista.

Tal parece que comienza a disminuir la fiebre en pos de las candidaturas independientes y que no ha resultado una sola candidatura independiente indisputablemente ajena a los partidos políticos. En este contexto, pueden surgir nuevos personajes que pretendan mediante esta modalidad lograr la candidatura a la presidencia de México, como ejemplo, tenemos al eterno aspirante Jorge Castañeda Gutman, el Gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez Calderón alias ‘El Bronco’ y a Pedro Ferriz de Con, entre otros.

El panorama nacional repercute directamente en el ámbito local sobre todo en aquellas entidades próximas a efectuar elecciones estatales el primer domingo de junio que se avecina, de igual forma, podemos deducir que el contexto regional esbozan los probables resultados de la elección federal de junio de 2018 y obviamente enfatizando que la existencia de otros aspectos de origen internacional que están marcando el rumbo de la escena política mexicana, por ejemplo, el polémico caso odebretch que no sólo afecta al expresidente Felipe Calderón Hinojosa, sino también a su esposa María Margarita Zavala Gómez del Campo que pretende alcanzar la candidatura presidencial y conseguir ser la primera mujer en la presidencia de la Republica, además es preciso observar que el escándalo internacional originado por la constructora brasileña que fustiga al Partido Acción Nacional también afecta al Revolucionario Institucional (PRI) tras conocer que en la indagatoria hay información de posibles sobornos tanto a Calderón, como a funcionarios de alto nivel en Petróleos Mexicanos (PEMEX) en tiempos de Emilio Lozoya Austin, quien es de los colaboradores más allegados y amigos del Presidente Enrique Peña Nieto y que además ya fue destituido del cargo, no obstante, el gobierno permanece inactivo y condescendiente con la impunidad que ha tenido este controversial tema y que a pesar de que ha impactado en muchos países del mundo, se vislumbra una notable pasividad en México, ignorando el hecho de que se ve inmiscuida la empresa más grande del país, conjuntamente con personas identificadas como muy allegadas al presidente.

Esta perspectiva nacional redunda en que a nivel local y procedente del enorme desdoro del Presidente Peña Nieto y el dirigente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza, los candidatos de ese instituto político a las gubernaturas de Coahuila, Estado de México y Nayarit estén en desventaja, favoreciendo más, la de por sí ya fuerte presencia de MORENA.

A nivel nacional continúa progresando el arduo proceso adelantado para alcanzar la presidencia de la República, siendo evidente, además de la etapa crítica socioeconómica que agobia al país, la algarabía y los componentes inesperados como por ejemplo, la desintegración que se comienza a promover en el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el surgimiento de lo que representa tal vez el único posible candidato presidencial no postulado por partidos políticos.

No podemos asegurar que Álvarez Icaza busca fortalecer al PRI-Gobierno o a los partidos tradicionales alternativos al del gobierno como el PAN y el PRD, pues sabemos por ejemplo, cuando Álvarez Icaza rememora cómo fue debatido desde el PRD en 2006, cuando era Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal y aceptó más de 900 quejas en razón del plantón colocado en Paseo de la Reforma a consecuencia de los resultados de la elección Presidencial, así como también ese mismo año asambleístas del PAN lo lanzaron de la sesión en la que se admitió el dictamen de la Ley de Sociedades de Convivencia, al igual que como sucedió en el 2012 que sectores afines al PRI incitaron una denuncia en su contra por haber firmado en su carácter de Secretario Técnico de la CIDH el acuerdo que consintió el trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) el cual puso en manifiesto las fallas del Gobierno federal en la investigación del paradero de los 43 estudiantes de la ‘Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa.

Sin embargo, no podemos dejar de advertir que Álvarez Icaza  tampoco es un simpatizante de López Obrador y que uno de sus objetivos es impedir que el tabasqueño tenga éxito, pues sus argumentos principales se cimientan en demostrar el supuesto abandono que le atañen a Andrés Manuel que ha tenido por las nuevas agendas de la izquierda democrática o centro izquierda según varios de los líderes sociales que respaldan a Álvarez Icaza mismos que luchan principalmente por temas relacionados con la ecología, derechos reproductivos, cuestiones de género, construcción de la democracia participativa y la reivindicación exagera de derechos humanos en general, añadiendo a esto, que culpa al tabasqueño de populista y extremista, no obstante, existe un punto de coincidencia, con los señalamientos del tabasqueño en torno al caos que priva en México, ante ello afirma que no existe en el proyecto de López Obrador un propósito de integración de todos los actores determinantes en miras de instituir una estrategia real de gobierno, sin embargo, tampoco entre él y su grupo se produce algo así, sin duda alguna, el escenario actual refleja lo que acontecía en el proceso comicial de 2006, con la diferencia de que actualmente el proyecto de López Obrador ha ganado mayor preeminencia y fuerza debido a los problemas que el país ha enfrentado desde el sexenio de Felipe Calderón.

A final de cuentas, lo importante es mencionar que Emilio Álvarez Icaza no está hasta ahora disminuyendo mucho a popularidad de López Obrador, lo que sí está logrando es atraer personas que simpatizaban anteriormente con el PRI, PAN o PRD, debilitando a alguno de ellos en socorro de otro de esos partidos que contienden entre sí por ser más votados, a excepción del PAN que probablemente es el único de esos institutos políticos que tiene la capacidad todavía de competir, por lo que tanto para Álvarez Icaza y su grupo, como para quienes desde el gobierno lo han visto como provechoso y lo apoyan, les resultará contraproducente su estrategia, es decir, a Álvarez Icaza ya que podría estar coadyuvando involuntariamente a fortificar a alguno de los partidos políticos de los cuales se ha manifestado en contra y a los que ha etiquetado como un cáncer que debe suprimirse y a las autoridades gubernamentales puesto que en esa dirección puede ser más bien que se debilite más el PRI y no tanto el proyecto de López Obrador.

Mientras continua la estrategia de Álvarez Icaza, su grupo y los otros elementos adicionales que probablemente lo impulsan, continúa el al interior del PRD, con la tentativa de los caciques del mencionado partido, los famosos ‘chuchos’ de gestionar la expulsión de Miguel Barbosa Huerta, al que intentan deponer como Coordinador del Grupo parlamentario del partido negroamarillo en la Cámara de Senadores a consecuencia de haberse pronunciado a favor de López Obrador, provocando además, la intención ratificada y anunciada abiertamente por el Gobernador de Morelos Graco Ramírez Garrido Abreu del interés que tiene por la candidatura presidencial encabezando al partido del sol azteca, al igual que el refrendo de lo que ya se conocía y solo faltaba hacerse público: la aspiración presidencial del Gobernador de Michoacán Silvano Aureoles Conejo, estando pendiente tal vez que en algún momento próximo haga lo mismo el Gobernador de Tabasco Arturo Núñez Jiménez, todo esto aminorando las pocas posibilidades electorales del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera Espinosa.

EtiquetaAMLOCosío
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox