Se reacomodan las fichas emecistas

3244
1
Compartir
Empiezan el año perfilando el 2018: Hugo Luna, Marco Valerio, Salvador Caro e Ismael del Toro

Empiezan el año perfilando el 2018: Hugo Luna, Marco Valerio, Salvador Caro e Ismael del Toro

EMPIEZAN EL AÑO PERFILANDO EL 2018; DE CARA AL 2018, YA HAY ASPIRANTES PARA LA ALCALDÍA DE GUADALAJARA POR MC

Una de las dudas más importantes que hay en Movimiento Ciudadano, de cara a las elecciones de 2018, es quién ocupará la candidatura a la alcaldía de Guadalajara. El hueco se genera por la inminente postulación del actual presidente municipal Enrique Alfaro Ramírez a la gubernatura del estado.

Desde que ganó los espacios más importantes en Jalisco en las elecciones de 2015, el partido Movimiento Ciudadano se ha mantenido en los primeros lugares en las encuestas y mediciones políticas que hacen principalmente este mismo instituto político y el Partido Revolucionario Institucional. Algunos desaciertos los hicieron tener ligeras bajas, pero la estrepitosa caída del PRI en el arranque del año los vuelve a dejar en una situación cómoda.

Por ello, Guadalajara se convierte en un espacio atractivo para los emecistas, que en los próximos meses tendrán que convencer a Alfaro Ramírez, quien es quien toma las decisiones finales en ese partido.

Entre los nombres que se han manejado para la candidatura, están el de Hugo Luna Vázquez, Ismael del Toro Castro, Salvador Caro Cabrera, Marco Valerio Pérez Gollaz, Alberto Uribe Camacho y Macedonio Tamez Guajardo.

Hugo Luna había arrancado como uno de los hombres fuertes de Enrique Alfaro y, por ende, como una de las cartas para la presidencia municipal de Guadalajara. Sin embargo, el escándalo en el que se vio envuelto, al darse a conocer una grabación en la que hace alarde de poder, lanza amenazas y usa palabras altisonantes, al dialogar con uno de los líderes de los comerciantes del mercado Corona, lo dejó en una posición al margen de la competencia.

El jefe de Gabinete de Enrique Alfaro sigue siendo su hombre de confianza y el primero con el que cruza opiniones para la toma de decisiones en el ayuntamiento, pero el desgaste político que ha tenido hace que sus posibilidades de buscar la candidatura sean mínimas.

Por su parte, el coordinador de los diputados de MC en el Congreso del Estado, Ismael del Toro, se ha convertido en uno de los principales operadores políticos de Enrique Alfaro y, especialmente, quien le ha servido para mantener las negociaciones con otras fuerzas políticas.

Alberto Uribe, alcalde de Tlajomulco.

Alberto Uribe, alcalde de Tlajomulco.

Quienes conocen el funcionamiento del grupo cercano a Enrique Alfaro aseguran que, si se trata de afectos, seguramente el candidato natural a la alcaldía sería Ismael del Toro. Sin embargo, el nivel de responsabilidad que implica ese cargo impediría que siga cumpliendo una función básica desde el punto de vista político al interior de MC.

Por su parte, Salvador Caro Cabrera decidió incorporarse al tema de la seguridad pública, pero dejó un pie en la política. En reiteradas ocasiones ha sido señalado, al igual que el fiscal Eduardo Almaguer Ramírez, de utilizar la encomienda que se le hizo para el golpeteo político.

Además, desde que solicitó licencia para separarse del cargo de diputado local, Salvador Caro dejó en claro que pensaba volver. La legislación local exige que un diputado, para que pueda volver a postularse, debe presentar al menos una iniciativa. Antes de separarse de la curul, Salvador Caro cumplió con la simple forma, lo que no hizo, por ejemplo, Hugo Luna.

Por su parte, el coordinador de los regidores, Marco Valerio, viene marcando su ruta más como un hombre operativo de Alfaro que como una ficha para moverse electoralmente. Es quien mejor entiende la dinámica interna del municipio y, desde ya, es visto como el próximo Fiscal General; si es que Alfaro llega a la Gubernatura.

Otra opción que se ha manejado para la candidatura a la alcaldía de Guadalajara es la de Alberto Uribe Camacho, actual presidente municipal de Tlajomulco de Zúñiga, cargo en el que ha transitado sin dificultades mayores y más bien con buena relación con otras fuerzas políticas y con los medios de comunicación.

El problema es no dejar descubierto Tlajomulco, pues sin lugar a dudas Uribe Camacho podría repetir en el cargo sin ninguna dificultad. Además, para nadie es un secreto la distancia que se ha generado entre el alcalde de Tlajomulco y Enrique Alfaro, principalmente por las funciones que cada uno realiza y aderezada por algunos emecistas interesados en dejar a Uribe fuera de la jugada.

Y la última opción es Macedonio Tamez. Cuando el diputado federal fue invitado a una candidatura en MC por Enrique Alfaro, éste le dio el sí, se comprometió con su proyecto y a apoyarlo, sin siquiera saber qué tendría. Su nombre se manejó para Zapopan y, cuando le informaron que sería para legislador federal, aceptó sin chistar. Además, es un político al que Enrique Alfaro respeta.

De esta definición también dependerán otras opciones y el futuro de los demás emecistas. Del círculo cercano a Enrique Alfaro, todo parece indicar que Clemente Castañeda podría buscar la senaduría, en virtud del espacio que ha conseguido en la política nacional, como coordinador de la fracción de Movimiento Ciudadano en la Cámara de Diputados.

El alcalde Enrique Alfaro.

El alcalde Enrique Alfaro.

En algún momento, se llegó a manejar que Castañeda Hoeflich podría, incluso, buscar la candidatura a la alcaldía de Zapopan. Sin embargo, casi es un hecho que Pablo Lemus Navarro será quien busque la ratificación en el cargo.

Los primeros meses de este año serán determinantes para Movimiento Ciudadano. Una vez que se defina a dónde irá el grupo cercano a Enrique Alfaro, seguramente también empezarán a moverse el resto de las fichas. Esto implicaría que algunos regidores y diputados locales se incorporaran a diferentes candidaturas, principalmente.

¿Y LOS ALCALDES?

Con la llegada de Enrique Alfaro a Guadalajara, Movimiento Ciudadano también ganó los municipios de la zona metropolitana de Guadalajara, salvo Tonalá, donde gobierna el PRI en la persona de Sergio Chávez. ¿Cómo jugarán este año rumbo a la elección que se avecina?

Tlajomulco, la incógnita…

Cada vez se menciona con más insistencia que el Acalde de Tlajomulco, Alberto Uribe Camacho, podría ser la carta de MC para mantener el Gobierno de Guadalajara una vez que Enrique Alfaro sea el candidato a la Gubernatura de Jalisco. Alberto Uribe es un buen Presidente, encabeza un gobierno fuerte, es un Alcalde ilustrado, culto, pero mantiene un enfrentamiento con Alfaro por los celos que éste le profesa. El actual Alcalde de Guadalajara quisiera que Uribe no creciera para no hacerle sombra.

En este escenario, Uribe tiene dos caminos: reelegirse en Tlajomulco, lo cual casi le asegura repetir en el cargo otros 3 años, o aspirar a levantar la mano para convertirse en Alcalde de Guadalajara para los próximos seis años. Desde este espacio privilegiado Uribe puede construir un auténtico proyecto de desarrollo que Alfaro no ha sabido construir, y después ser candidato a Gobernador.

Es decir, seguiría generando sin duda los celos de Alfaro si éste llegara a la Gubernatura, pero también Uribe ya estaría en la antesala del 2024. El Alcalde de Tlajomulco es, por mucho, el mejor de los alcaldes de la zona metropolitana, el más sólido y el mejor de los cuadros que tiene MC.

Quizá el mejor gobernador que podría tener Jalisco emanado de Movimiento Ciudadano.

Zapopan, infiernitos

El interés fundamental de Pablo Lemus es reelegirse en Zapopan, lo busca incesantemente. Levantó la mano pensando que lo tomaran en cuenta para Guadalajara, pero aparentemente ya tiene clara su posibilidad de buscar ser candidato en la reelección.

Pero en Zapopan es donde muchas corrientes internas de Movimiento Ciudadano quieren también llegar a la Presidencia. En la elección interna Pablo Lemus va a enfrentar una revuelta de militantes de su partido, o gente que ha trabajado en MC, como Macedonio Tamez, Carlos Lomelí, Diego Monraz y Augusto Valencia, entre otros.

Si ellos mismos no pueden encabezar a MC para la Alcaldía, van a buscar ser tomados en cuenta. O bien intentarán ganar posiciones internas. Lo que se advierte desde ya es que Lemus tiene el apoyo de Enrique Alfaro, quien es finalmente quien decide quién entra y quién sale en ese partido político.

María Elena Limón, alcaldesa de Tlaquepaque.

María Elena Limón, alcaldesa de Tlaquepaque.

Tlaquepaque, transitorio

La alcaldesa de Tlaquepaque, María Elena Limón, parece que en lo que va de su administración no se ha dado cuenta de la investidura que porta. No ha logrado establecerse, consolidarse, ni personalmente ni como gobierno.

Es con mucho la peor administración que ha tenido Movimiento Ciudadano desde que empezaron a ganar elecciones, y aún no termina de dar sorpresas. En su administración sólo se conocen despidos y conflictos internos, y cero obras o programas de gobierno exitosos.

María Elena Limón llegó a la Presidencia porque nadie pensó que podía ganar. Más bien fue puesta de candidata pensando que no iba a levantar y así ayudar a los priistas que están cerca de los dirigentes emecistas. Pero como nadie esperaba tantos votos en todo Jalisco, le cedieron el espacio.

Pero, debut y despedida: Limón parece que no tiene más futuro que quizá terminar su trienio de manera triste. No tiene presencia ni en su partido ni en otros partidos. Quedará como una anécdota más.

Compartir

1 comment

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox