LA MENTIRA MÁS GRANDE Y OBVIA

562
0
Compartir
Juan Carlos Partida-03-03En este todo que es el mundo, ese afuera y adentro que nos trae apurados por transitar la vida que cada vez reconocemos más efímera e incomprensible, hay valores que nos aferran a la realidad, señales de la existencia común, del espacio compartido y por tanto con la obligación de evitar daños a terceros, precepto básico el cual siempre está en combate contra el fuero interno que a su vez, no pocas veces, tiende al hedonismo y a la deslealtad.
 
Esos valores para un pequeño grupo de personas infames por naturaleza, no existen. Mienten con total descaro aún cuando uno puede apreciar la mentira en todo su esplendor. No les importa el impacto que causan sus acciones en la vida de las personas y al contrario, tratan de sacar el mayor beneficio posible de ellas.
 
Petróleos Mexicanos es una empresa que aún tras el saqueo sistemático que han hecho de sus arcas, tras la reforma energética que ha permitido que empresas extranjeras vengan a aprovecharse de un patrimonio nacional, es la que mayores ingresos produce al país y, en los hechos, la principal empresa asentada en México, con ganancias solo superadas por la suma de las cinco corporaciones que más dinero obtienen: Telmex, Walmart, Cocacola, Cemex y Alfa Omega.
 
El reporte más cercano sobre el EBITDA (beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros) de Pemex es el referente al tercer trimestre del año pasado. Se ubicó en los 98 mil 300 millones de pesos, o sea unos 5 mil millones de dólares, equivalente por ejemplo al presupuesto anual del estado de Jalisco.
 
Ganancias astronómicas aún cuando el precio promedio de la mezcla mexicana de exportación disminuyó 7.6 por ciento comparado ese ciclo trimestral entre 2015 y 2016.
 
Oro negro sin duda, aún cuando los ingresos de la petrolera mexicana cayeron 12.35 por ciento anual a 274 mil 998.2 millones de pesos entre julio y septiembre frente a 313 mil 772.9 millones de pesos registrados en el mismo lapso de 2015, de acuerdo con el reporte de resultados enviado por Pemex a la Bolsa Mexicana de Valores.
 
La carga fiscal a Pemex es su talón de Aquiles. Eso es claro, saquear lo obtenido para dizque financiar un inexistente avance en la vida común de los mexicanos, entregar dinero para que lo administren políticos del PRI, del PAN, del PRD, a su antojo y conveniencia personal y/o electoral.
 
¿Por qué no hacer más refinerías y dejar de comprar la gasolina a Estados Unidos? Pues porque es mejor para los intereses de los empresarios ligados al poder que la transportan en pipas y se ríen de quienes dicen que se debería construir poliductos que abaratarían el costo.
 
¿Por qué no explorar en aguas profundas? Pues porque se está esperando que los grandes capitales internacionales, socios de los políticos corruptos y los empresarios que dominan este país, dispongan la forma para en el fondo llevarse la tajada de león de lo que otrora fue un patrimonio nacional.
 
Pemex no tardaría mucho en estar a la vanguardia mundial como empresa que tiene reservas comprobadas, ahorita aún sin hacer nuevas exploraciones, para los próximos 40 años.
 
La falta de ética, vaya siquiera de vergûenza, de Enrique Peña y su grupo de secuaces y jefes adinerados, es clara. Por eso las marchas, 15 hasta ahora en Guadalajara en una quincena que parece haber hecho despertar al tapatío común siempre tan presto para ir al futbol o a la iglesia, no cesan y todos esperamos que no cesen. La presión social sostenida, en cualquiera de sus manifestaciones, es el único remedio a tanto desprecio por el bienestar y a tanto saqueo inaudito.
 
Ojalá como dijo hace poco el padre Solalinde, en vez de preocuparnos por organizar más protestas, pongamos más atención para evitar que Peña Nieto tome el avión presidencial y se vaya sin pagar todas las que nos debe.
 
PARTIDIARIO
Región IV.- En Jalisco el gasolinazo ha servido para reeditar la pelea pública de los amigos privados Aristóteles Sandoval y Enrique Alfaro. Aris anunció medidas de ¿bienestar? a la sociedad, la principal no aumentar la tarifa del transporte urbano, pero en los hechos por ejemplo el CODE -pese a que Aris dijo que no- subió 10 por ciento sus cobros a quienes ahí hacemos deporte y aumentó también el refrendo vehicular. Alfaro por su parte, además de los ¿buenos? consejos para subsidiar al transporte, también subió 4 por ciento el predial. Ajúa señores…
 
Y ya con esta.-  Hablando de alfaristas, su visita a la ciudad de México para presentar una controversia contra el gasolinazo, fue más mediática que real, pues el objetivo no era dar reversa a la medida salvaje de la oligarquía nacional, sino nomás atemperar ánimos y que nos dejen en Jalisco los precios de combustible de zonas donde el incremento fue unas décimas de peso menor. O sea, está bien péguenme pero más despacito porfissss…
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox