MARGARITA Y SU REBOZO EN LA FIL

Compartir
Juan Carlos Partida-03-03El domingo 27 de noviembre Francisco Rubén Rodríguez Velasco, estudiante de Trabajo Social de la Universidad de Guadalajara, pagó los 140 pesos que cuesta el libro Mi historia (casi casi Mi lucha), de la tan católica como silvestre panista Margarita Zavala, no para leer las 180 páginas del ejemplar editado por Grijalbo sino para burlar el cerco de blanquiazules en torno a la aspirante a candidata presidencial y, bajo el pretexto de un autógrafo, exhibir al momento de la firma un cartel que decía: “Su esposo le arrebató la vida a mi padre ¿usted quiere arrebatármela a mi?”.

 

Era el domingo central de la FIL, Paco, un feuista de hueso colorado de CUValles, urdió un plan sencillo conocedor de la pleitesía alrededor de la esposa de FeliPillo Calderón, y como solo los panistas tendrían la tentación de comprar un libro de tal catadura, lo dejaron pasar sin problema luego de hacer su respectiva fila.
Margarita Zavala no vio el letrero y se tomó la foto con Paco, sonriendo detrás del cartel reclamante desplegado, mientras guaruras y panistas se acercaban al muchacho listos para cualquier eventualidad.

 

Al final, sin represión del equipo de seguridad ni mayores manifestaciones, Francisco Rubén le explicó a la aspirante panista que su padre, Francisco Rodríguez Rodríguez, fue asesinado hace casi diez años en el marco de la “guerra contra el narcotráfico” recién desplegada entonces por Calderón, en su calidad entonces de ebrio emperador de México.

 

“A mi padre lo asesinaron en julio de 2007, lo confundieron presuntamente con alguien relacionado con el narcotráfico en la ciudad de Culiacán y esa versión me la dio El Debate, periódico de Sinaloa, pero hasta ahora nadie me ha dado la cara, nadie del gobierno ni de la PGR, llevo 10 años en búsqueda de la verdad y mi única intención es que Margarita Zavala sepa que no puede ir por todo el país pretendiendo que no pasó nada”, dijo Francisco Rubén cuando tras su manifestación que pasó desapercibida para todos los medios de comunicación, me acerqué a antrevistarlo.

 

A su padre, oriundo de San Marcos, Jalisco, y de 50 años de edad, cuatro sicarios al parecer lo confundieron con un sujeto del mismo nombre, pero de 43 años de edad, originario de Eldorado, Sinaloa. Y lo rociaron de balas.

 

“Creo que es importante que la esposa del mayor asesino en este país sepa que no se puede pasear libremente, no puede, eso no puede pasar. Y si los ya hoy 350 mil familiares de los fallecidos que como el caso de mi padre son inocentes, si de verdad nos manifestáramos, ella ni siquiera tendría oportunidad de ser candida”, agregó.

 

Margarita Zavala en la FIL.

Francisco Rubén con Margarita Zavala en la FIL.

Según Paco, la panista le dijo que lo lamentaba, le pidió una nueva foto sin el cartel, su número de teléfono y le dijo que lo buscaría.

“Yo le pedí que le dijera a su esposo que llevo 10 años buscando la verdad, le pedí que en verdad se comunicara conmigo, me dijo que lo agradecía y que lamentaba haber sonreído para la foto con el cartel”.
Antes de la firma de libros, Margarita fue arropada con un salón lleno de panistas entusiastas que casi casi la vitorearon, incluida la dirigencia estatal y hasta el ex gobernador jalisciense Alberto Cárdenas Jiménez hoy regidor de Guadalajara y quien alguna vez quiso ser presidente de México, pero que ahora ve que cualquier rinconcito del erario es bueno para “servir al país”. Ajá.

 

No había solo panistas. Entre los asistentes a la presentación del libro estuvieron también el presidente de la FIL y factótum sempiterno de la UdeG, Raúl Padilla, y el rector Tonatiuh Bravo.

 

Durante la presentación, las palabras de la esposa de Felipe Calderón fueron retazos de ¿ideas?, brincando de una a otra frase en un afán claro de explicar los motivos que la llevaron a escribir su biografía y en una multipolaridad que evidenció la superficialidad de su discurso.

 

“Creo que cualquier persona que quiera participar en un cargo con esta posibilidad de decisión se le tiene que conocer, el libro no es para que voten por mi sino para que me conozcan, porque en su momento y bajo los procesos electorales y la ley haré lo correspondiente, pero es para eso, para que sepan quien soy en un momento en que la política no es lo más confiable del país”, dijo.

 

Sin permitir preguntas, sonriente y enrebozada, Margarita se sintió en territorio amigo y en un dejo de soberbia dijo que su libracho, en el que habla de cómo prefirió la política al convento y luego de la política se fue al matrimonio con tan gallardo borrachón, logrará que “millones de mexicanos se puedan identificar con partes de mi historia”.

 

También afirmó que creció en una familia de maestros que le inculcaron valores y que la formaron con la consigna de que había que revisar cada decisión importante que tomara en su vida (¿explicación del por qué se ligó al entonces presidente nacional panista?)

 

“No hay que creernos la idea que somos un pueblo corrupto, pero necesitamos un estado eficaz de derecho, una política pública en seguridad que funcione. No es la clave el mando único sino el control de confianza, la fortaleza institucional que se tenga… En Veracruz el mando único es el de los zetas”, agregó.

 

Dijo también que su libro era un homenaje a miles de personas que ha visto servir todos los días, que vio trabajar en el terremo de 1985 en la Ciudad de México o en las explosiones de San Juanico.

 

PARTIDIARIO
FIL.- En los primeros días de la feria del libro, el deceso de Fidel Castro opacó la designación de Bob Dylan como premio Nobel de Literatura 2016, pregunta esta obvia para los pesos pesados que asisten a la fiesta de los libros. Y ha polarizado también opiniones, desde el halago ferviente hasta los señalamientos sin piedad. De eso se trata, de que las ideas fluyan en todos sentidos. Dije ideas, eh….
Y ya con esta.-  Por cierto vamos a ver cómo acomodan los números finales en la FIL porque la verdad verdadera, se ha apreciado mucho menos público asistente durante los tres primeros días. Ya les contaré a mis amables cinco lectores la próxima semana cómo se ajustaron las cifras para que la 30ava edición no se vea tan desairada…
 
Compartir

Dejar un comentario