RESCOLDOS y HOGUERA

395
0
Compartir

Salvador Cosio-08El 27 de diciembre de 2016 el gobierno federal mexicano informó los nuevos precios de los combustibles, con un incremento de entre el 14.2% y el 20.1%, mismos que tendrán 2 modificaciones semanales a partir del próximo 3 de febrero y posteriormente fluctuaran diariamente ‘hasta ajustarse a los precios internacionales’ en razón que según las autoridades el aumento se debe a la liberación del precio de los combustibles que se realizará paulatinamente este año. Hay que recordar que uno de los puntos clave de la famosa ‘reforma energética’ aprobada durante los años 2013 y 2014 dictaba que los precios de los diversos energéticos industriales y domésticos serían determinados por el mercado pero se había establecido que ello iniciaría a partir de enero de 2018 más la crisis de PEMEX aceleró él proceso planeado.

El incremento al precio de las gasolinas, el diésel así como de la energía eléctrica y el gas acarreará severos aumentos en bienes y servicios casi a nivel general y el pueblo está consciente y harta de los errores, imprevisiones y derroches gubernamentales acumulados, más la corrupción e impunidad, además que siendo cual fuere la causa o conjunto de ellas, la de por sí vapuleada economía popular está resultando tremendamente afectada de ahi que sea natural que se haya detonado un conjunto de reacciones severas de reclamo, enojo y repudio de la mayoría de los mexicanos y se han emprendido protestas y bloqueos en varias localidades del país para repudiar los nuevos precios así como los abusos que además se han venido suscitando y que ocurren tras la tolerancia gubernamental  o más bien la complicidad oficial. La indignación popular se ha ido intensificando.

Tanto el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) cómo la Confederación de Cámaras Industriales de la Republica Mexicana (CONCAMIN) que encabeza el joven industrial jalisciense Manuel Herrera Vega han propuesto al gobierno una serie de medidas económicas para combatir la inflación, promover la inversión y defender el empleo, como establecer metas para reducir la deuda del Gobierno, detonar una política de estímulos fiscales a nuevas inversiones, mantener la flexibilidad del tipo de cambio y reducir el gasto en consumo corriente de la administración y se active el sistema nacional anticorrupción.

Ademas del artero incremento existe el agravante de los abusos ya que siendo un precio fijo por zonas, hay muestras fehacientes de gasolineras vendiendo las gasolinas a mayor precio del ya inflado costo y no hay acciones gubernamental para evitarlo. El panorama luce demasiado complejo y además de las manifestaciones en calles y plazas cunde la expresión social a través de las redes de intercomunicación digital comunitaria y se hacen llamados a realizar actos de boicot dejando de pagar contribuciones además de convocatorias a firmar intentos de acciones legales, siendo pues claro que, justificable o no, por mas argumentos que se pretendan expresar a favor de las medidas que provocaron el incremento del precio de los energéticos automotrices, industriales y domésticos, el pueblo está sumamente irritado y las consecuencias aun no terminan de advertirse con claridad.

Para ponerle más combustible a la hoguera PEMEX está obligando a los gasolineros a firmar contratos de exclusividad de compra y distribución por cinco años y sin ese contrato forzoso no les están surtiendo combustibles, habiendo incluso señalamientos de que al momento de surtir el combustible a los expendedores les entregan menor cantidad de litros que el monto adquirido y obviamente esa merma la repercuten los gasolineros a las comunidades al momento de la venta de la mercancía al menudeo.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ejerció el poder en México entre 1929 y el año 2000, cuando se encumbró en el poder al Partido Acción Nacional (PAN) que gobernó durante 2 administraciones presidenciales siendo durante el mandato de Felipe Calderón Hinojosa (periodo 2006-2012), que se desató con una nueva gran crisis económica que el PRI utilizó como uno de varios elementos para golpear la credibilidad del gobierno emanado del PAN y obtener ganancial electoral suficiente para ganar la elección y regresar a la Presidencia de la República eligiéndose a Enrique Peña Nieto quién supero con muy escaso margen a Andrés  Manuel Lopez Obrador y a la abanderada panista Josefina Vázquez Mota, que fue refundida al tercer lugar.

Durante el sexenio 1982-1988 a cargo del Presidente Carlos Salinas de Gortari, hubo devaluación en más del 100% del peso mexicano generando privatizaciones de industrias paraestatales, de la más importante infraestructura y de instituciones clave del sistema financiero y ahora es el mismo PRI liderado por Peña Nieto el que auspicia privatización del sector energético con la penetracion de capital foráneo extranjero en las actividades de distribución y comercialización de hidrocarburos y energía eléctrica y ante la disminución de recursos provenientes de PEMEX se capta más dinero de los contribuyentes  incrementando carga tributaria, pero beneficiándo con disminución  u omisión de pago de impuestos a las grandes empresas.  

Es muy preocupante y molesto que el Gobierno tenga que sacar más dinero del bolsillo de los ciudadanos para financiar una expansión del gasto que no fue estratégico ni orientado a garantizar el derecho a la salud, a la educación ni a la construcción de infraestructura y lo cierto es que la administración de Peña Nieto ha derrochado el presupuesto en cosas no prioritarias, no ha atacado la corrupción, siendo claro que el pueblo está muy enojado y con exigencia de cambio y sanción a quienes han causado errores y corrupción que afectan tremendamente a los mexicanos. 

La mayoría de los analistas económicos aseguren que sera un muy complicado año ya que el incremento al precio de combustibles automotrices e industriales y además de la energía eléctrica y gas acarreará severos aumentos en bienes y servicios casi a nivel general y hay algo indubitable: el pueblo está consciente de los errores, imprevisiones y derroches gubernamentales acumulados, más la corrupción e impunidad, además que siendo cual fuere la causa o conjunto de ellas, la de por sí vapuleada economía popular está resultando tremendamente afectada y ello no se alivia ni con las más brillantes explicaciones o justificaciones, de ahi que sea natural que el encarecimiento de las gasolinas y el diésel además ahora también los incrementos a energía eléctrica y gas, detonan reacciones severas de reclamo, enojo y repudio de la mayoría de los mexicanos, suscitándose acciones en protesta que han provocado bloqueos viales en varias localidades del país.

Lo cierto es que a pesar de la posible ‘justificación técnica’ el alza al precio de los combustibles anunciada por el Gobierno Federal mexicano a cargo del Presidente Enrique Peña Nieto ha causado molestia e indignación popular y desde el domingo primero de enero que entró en vigor la medida, los ciudadanos han emprendido protestas y bloqueos en varias localidades del país para repudiar los nuevos precios así como los abusos que además se han venido suscitando y que ocurren tras la tolerancia gubernamental  o más bien la complicidad oficial.

En la Ciudad de México los manifestantes han sitiado estaciones de servicio y en otros puntos, como en Morelos, han bloqueado las instalaciones de Petróleos Mexicanos. 

Desde que se anunciaron los incrementos, los ciudadanos han comenzado a organizarse en redes sociales para movilizarse en todo el país. El domingo primero de enero la autopista que une a la Ciudad de México con las localidades del estado de Querétaro fue bloqueada durante varias horas, ademas de por la gente bloqueando el paso, se impidió la circulación utilizando llantas y piedras lo que complicó el regreso de los vacacionistas a la capital mexicana tras el asueto de fin de año y el lunes 2 de enero ocurrió el bloqueo en la carretera que conecta la Ciudad de México con Toluca, la capital del vecino Estado de México.

La indignación popular se ha ido intensificando. En Chihuahua, el lunes 2 de enero fueron bloqueadas las vías del ferrocarril y detuvieron la salida de pipas de una estación de PEMEX, en Morelos, aproximadamente 1500 trabajadores de la industria del transporte de carga sitiaron la terminal de reparto y almacenamiento de PEMEX, en Guerrero, desde el domingo primero de enero varios grupos de taxistas y choferes de unidades de transporte público han bloqueado accesos a gasolineras, en la Ciudad de México se realizó el domingo primero de enero una marcha sobre Paseo de la Reforma, en Guadalajara también se suscitaron manifestaciones que incluso acarrearon enfrentamientos pues la manifestacion se infesto con la presencia de encapuchados motivando violencia y ocurrieron enfrentamientos entre manifestantes y fuerza policial estatal.

Las protestas continúan y hay un severo reproche a Peña Nieto por haber mentido sobre el aumento. “Él dijo que con la reforma energética ya no iba haber más gasolinazos y eso es una mentira, pero ya se lo recordaremos en las urnas”, es el ejemplo más claro de lo que se expresa por muchos ciudadanos.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha propuesto una serie de medidas económicas al Gobierno para combatir la inflación, promover la inversión y defender el empleo. 

Algunas de ellas son establecer una meta para reducir la deuda del Gobierno, establecer una política de estímulos fiscales a nuevas inversiones, mantener la flexibilidad del tipo de cambio y reducir el gasto en consumo corriente de la administración, también exige se active el sistema nacional anticorrupción.

Pero ademas existe el agravante de los abusos ya que siendo un precio fijo por zonas, hay muestras fehacientes de gasolineras vendiendo las gasolinas a mayor precio del ya inflado costo y no hay acciones gubernamental para evitarlo. El panorama luce demasiado complejo y además de las manifestaciones en calles y plazas cunde la expresión social a través de las redes de intercomunicación digital comunitaria y se hacen llamados a realizar actos de boicot dejando de pagar contribuciones además de convocatorias a firmar intentos de acciones legales, siendo pues claro que, justificable o no, por mas argumentos que se pretendan expresar a favor de las medidas que provocaron el incremento del precio de los energéticos automotrices, industriales y domésticos, el pueblo está sumamente irritado y las consecuencias aun no terminan de advertirse con claridad.

Causó molestia el desenfado con que asumió el Presidente Enrique Peña Nieto los impactos de las medidas dictadas y especialmente las reacciones de la población pues no dudó en continuar sus vacaciones jugando golf hasta el día originalmente planeado siendo que por la gravedad de los hechos ocurriendo bien pudo haber suspendido su descanso y estar al frente de las decisiones a asumir en caso de mayor incidencia violenta de las manifestaciones además de la necesaria valoración de acciones gubernamentales para palear las consecuencias del alza de los energéticos para la industria, servicios y uso doméstico, ya que indudablemente se está generando alza generalizada en la economía del pais, provocándose más problemas y la consecuente desestabilización del gobierno y del país. 

Habiéndose convocado profusamente a estar al pendiente del mensaje presidencial que resulta habitual al inicio de las actividades laborales tras el asueto invernal, muchos esperaban información importante, ligada a lo que está sucediendo en México, mas también muchos, a sabiendas de la forma liviana como se ha comportado el Presidente Peña Nieto a lo largo de su polémica administración,no esperaban mayor cosa ,sucediendo finamente esto último , solo un mensaje ligero mediante el cual dio a conocer formalmente lo que ya se había venido especulando en relación a la reincorporación en el gabinete presidencial de Luis Videgaray Caso, que fue designado nuevo Titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores  (SRE) en sustitución de Claudia Ruiz Massieu Salinas de quien también se vino señalando su salida de dicha dependencia, en ambos casos, por razón de la supuesta cercanía o frialdad de relaciones con el próximo Presidente de Los Estados Unidos de América el patan y palurdo mercader neoyorquino sicofante de la política llamado Donald Trump. No se utilizó por Peña el momento y el espacio del mensaje de inicio de año para comunicar nada de fondo o con real intereses relativo a la grave situación por la que atraviesa México en materia socioeconómica y política.

En el marco de la situación crítica de México se ha suscitado el anuncio de la cancelación de fortísimas inversiones de empresas o industrias automotrices originales del vecino país del norte a partir de la presión ejercida por el tal Trump y como consecuencia de ello una nueva depreciación de la moneda mexicana al cotizarse el dólar norteamericano hasta en un máximo tipo histórico de 21.75 pesos por cada unidad de la divisa estadounidense.

Lo cierto es que el pais sigue en el pronunciado tobogán y no se avizoran fácilmente acciones claras y claves por parte del gobierno federal para que las cosas mejoren y no es posible pensar que se detendrá pronto tanto caída acentuada del peso, como la depauperación de la economía  y el alza constante de precios de bienes y servicios, con la pérdida de inversiones y baja del índice de empleo y la remuneración, lo que acarreará mayor decaimiento de las finanzas populares incrementándose pobreza , pobreza extrema y la consecuente mayor delincuencia y deterioro de la cohesión social.  

No se sabe pues hasta donde o como y cuando terminara esta época crítica para Mexico, pues el tobogán esta llevando al Terror y desde ahí al caos, en lo que sin duda es uno de los peores momentos para la nación.

Y en torno a la ‘Nueva Política de Liberación de Precios de las Gasolinas y Diesel’ (NPLPGD) la Organización Política Nacional ‘Confio en Mexico’ dio a conocer  su posicionamiento y diversas propuestas sobre el polémico asunto que está causando incremento de la crisis socioeconómica y de entre ellas destacan :

  1. La Nueva Política de Liberación de Precios de las Gasolinas y Diesel (NPLPGD) ha sorprendido a muchos por su efecto en el encarecimiento en el precio de los combustibles fósiles. El efecto esperado de una política de liberación de precios es que se pase de un precio de monopolio (más alto) a otro de competencia (más bajo). Sin embargo, con la NPLPGD se observa el efecto contrario: el paso del precio de monopolio al precio de competencia está conduciendo a un aumento en los precios, que es excesivo y permanente para todo 2017.

  1. La explicación que se dio en torno a la NPLPGD fue que el aumento en los precios es una consecuencia de la eliminación del subsidio. Pero la gente duda que se subsidie una gasolina cuyo precio es igual o más caro en el país que el precio promedio en el país que nos la vende: Los Estados Unidos de América. Lo anterior ha llevado a pensar a gran parte de la sociedad que la NPLPGD no es necesaria y que básicamente se trata de otra medida recaudatoria, como los gasolinazos anteriores, para alimentar a una burocracia cara, corrupta y con privilegios muy por encima de los que tiene el ciudadano promedio.
  1. Junto a lo anterior, las siguientes son razones por las que consideramos que la NPLPGD debiera ser mejor explicada por la autoridad correspondiente:
  2. A la sociedad no se le ha explicado con suficiente claridad…
  3. Por qué, si PEMEX sigue siendo el mismo proveedor, el precio varía de región en región;
  4. Por qué los precios seguirán aumentando semanalmente (en febrero) y diariamente después y durante todo 2017. Por qué han vuelto a aumentar los precios cuando el Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto dijo, no sólo que ya no habría más incrementos, sino que empezarían a disminuir los precios como efecto de la Reforma Energética.
  5. Para Confío en México es muy preocupante observar los efectos inflacionarios y sobre la calidad de vida de los mexicanos, que está generando la NPLPGD
  6. Es preocupante observar que se está dando una especie de incremento generalizado de los precios y, que estos incrementos, no corresponden a la estructura de costos que tiene cada bien o servicio. Es decir, un aumento del 16% promedio en el precio de las gasolinas no tiene por qué aumentar los precios en un 16% porque la gasolina es uno de los muchos insumos que influyen en el precio de un bien o servicio. En algunos, como el transporte, la gasolina es uno de los insumos más importantes, junto con reparaciones, partes desgastadas, choferes, etc.; pero en otros, es un insumo de poca monta. Los comerciantes que se han dedicado a reetiquetar mercancías indiscriminadamente y en porcentajes muy superiores a la estructura de sus costos deben ser conscientes de que están provocando la misma escalada de precios que hizo mucho daño al país en la década de los años 80’s y 90’s
  7. Confío en México exhorta a los comerciantes a no caer y a no provocar un pánico inflacionario; y a la sociedad, a evitar los abusos denunciándolos a la autoridad correspondiente y a través de las redes sociales. La inflación es un fenómeno que se autoalimenta y que se puede volver incontrolable si no se le ataja oportunamente
  8. Confío en México lamenta también que, como consecuencia de la NPLPGD y de los abusos, las clases sociales más vulnerables sean las más afectadas como siempre. México ya es de por sí, uno de los países más pobres y más desiguales de la OECD y con los efectos de las nuevas medidas podría empeorar más su precaria situación
  9. Confío en México considera que el encarecimiento de la energía disminuye la competitividad del país para atraer inversiones extranjeras en un momento en el que éstas están siendo presionadas para no llegar o para salir de México. Asimismo, el encarecimiento de la energía disminuye la competitividad de la industria nacional vis a vis competidores extranjeros que cuentan con energía más barata. El alza está afectando, especialmente, a las micro, pequeñas y medianas empresas que son las que tradicionalmente han generado más empleo en México. Por ambas vías, es decir, por el encarecimiento de las gasolinas y por el movimiento inflacionario podría ocasionarse una recaída en el crecimiento económico del país con inflación, es decir, el terreble mal económico de la estanflación
  10. Sobre las reacciones suscitadas en la sociedad y en las redes sociales en torno a la NPLPGD, Confío en México hace un llamado a toda la sociedad a no caer en extremismos. Ni es sana la inmovilidad social, porque la democracia exige la participación política; ni es correcta la invitación a la violencia y a la disrupción del orden social. Somos conscientes de que la NPLPGD ha ocasionado reacciones de diverso tipo, desde llamados a manifestaciones pacíficas hasta aquellas que han exhortado a la quema de gasolinerías y saqueos de tiendas departamentales. Las redes sociales han estado difundiendo algunos videos falsos que engañan a la sociedad y que exageran los daños. También se ha hablado de diferentes tipos de boicots, desde aquellos que incitan a la disminución en el consumo, hasta aquellos que invitan a no pagar impuestos y contribuciones de todo tipo. Hacemos un llamado a la sociedad para que hagan caso omiso a los comunicados que incitan a la subversión del orden y a que se manifiesten pacíficamente si así lo consideran necesario. Pero igualmente, hacemos un llamado a las autoridades correspondientes para que atiendan con prontitud el malestar social y eviten su agravamiento.
  11. Sobre las alternativas que se han expresado para aminorar los efectos negativos de la NPLPGD, Confío en México se manifiesta en favor de la disminución y de ser posible, de la eliminación del IEPS en los precios de las gasolinas y el diesel como una forma expedita de detener la espiral inflacionaria. La eliminación del IEPS de las gasolinas sólo significaría un sacrificio fiscal equivalente al 3.1% del Presupuesto de Egresos de la Federación para este año y creemos que es factible pedirle a cada dependencia hacer esta reducción. Confío en México, por tanto, hace un llamado para que las administraciones municipales, estatales y federales del país y los tres poderes de la Unión hagan una revisión exhaustiva de sus procesos y presenten una lista de gastos superfluos, dispendiosos equivalentes, al menos, al 4% de su presupuesto. En este ajuste pueden estar involucradas, disminuciones en privilegios salariales, como aguinaldos y bonos especiales pagados por encima de la ley, y la eliminación o disminución de programas y oficinas. En este sentido exhortamos a todos los niveles de gobierno a retomar el presupuesto Base Cero porque ayudaría a mantener los programas y recursos humanos y materiales que realmente tienen un impacto benéfico tangible para la sociedad y eliminar aquellos que no tienen ninguno.
  12. En síntesis. Confío en México, como asociación política plural preocupada por el bien común, exhorta:
  13. A las autoridades federales responsables:
  14. A no cerrarse al diálogo con la ciudadanía y a seguir buscando opciones que afecten menos a la población.
  15. A explicar y a justificar ampliamente la NPLPGD; A atender con prontitud las manifestaciones de descontento de la sociedar. A evitar la inflación, el mayor empobrecimiento social y el empeoramiento de la competitividad económica del país. A disminuir o eliminar el IEPS del precio de las gasolinas y diesel.
  16. A acabar con la corrupción que ha llegado a niveles escandalosos. Si tan sólo se terminara con este flagelo no habría que hacer otra cosa para retomar la senda del bienestar de la población y del crecimiento económico.

vii. Aplicar el Presupuesto Base Cero para eliminar gastos superfluos y reorientar los menos prioritarios; así como a disminuir los gastos en burocracia que alcanzan hasta el 90% o más de los presupuestos públicos.

viii. A reducir los sueldos y prestaciones supepriores a los de la ley para la alta burocracia de los tres niveles de gobierno y vivir la función pública con el espíritu republicano de la justa medianía.

  1. A realizar una verdadera reforma hacendaria justa, equitativa y transparente en la que se eliminen los privilegios fiscales de los corporativos.
  2. A que se defienda al consumidor ante los abusos de las gasolinerías que venden el producto a precios superiores a los establecidos oficialmente y con litros menores a los mil mililitros.
  3. A que se incremente el subsidio al empleo como una forma de compensar el efecto inflacionario sobre las clases más vulnerables de nuestra economía.

xii. A que se incentive decididamente el uso de energías alternativas.

xiii. A que el monto del subsidio a las gasolinas que ya no paga el Gobierno Federal lo canalice a apoyar la planta productiva nacional.

xiiii. A descrubir las áreas nuevas de oportunidad ante los cambios que estamos viviendo interna y externamente para redefinir las nuevas estrategias de desarrollo nacional.

  1. Al Gobernador de Jalisco, Lic. Aristóteles Sandoval lo felicitamos por haber sido el primero en mostrar su sensibilidad y solidaridad ante la gravedad del impacto del aumento de las gasolinas sobre la economía familiar y nacional; y el primero en prometer medidas de alivio para la población. En este sentido, lo exhortamos a regresar el IEPS que reciba el Estado de Jalisco en subsidios a la producción, ampliaciones a los montos y a las fuentes de financiamiento, en la recuperación del programa del crédito a la palabra y en la reducción de impuestos locales para equilibrar las finanzas de los jaliscienses. Asimismo, lo invitamos a detener cualquiel incremento en el alza del precio del transporte público hasta que no se estabilice el desequilibrio generado por la liberación de precios de las gasolinas.
  2. A todas las autoridades de los diferentes niveles de gobierno y de los tres poderes de la Unión, Confío en México los exhorta a hacer una eliminación de los gastos suntuarios y de nulo impacto social a fin de absorber la disminución o eliminación del IEPS en el precio de las gasolinas.
  3. A los productores y comerciantes, a no afectar el precio de sus bienes y servicios por arriba de lo que indique el peso que tiene el porcentaje de incremento de la gasolina en el porcentaje que el insumo gasolina tiene en la estructura de precios de sus bienes y servicios.
  4. A la sociedad en general a no dejarse llevar por quienes invitan al caos y desorden social y a manifestar su descontento a través de manifestaciones pacíficas.
  5. México vive momentos difíciles, tanto por la debilidad de sus finanzas públicas, como por las amenazas externas. Ante ellas, el costo de la desunión sería demasiado alto. Pero sin justicia no habrá paz y sin paz no habrá desarrollo.’. 

Los señalamientos argumentados  y las propuestas que constituyen el posicionamiento de la citada organización política nacional son muestra clara de que si es factible que el gobierno federal anule el artero incremento a los combustibles. 

Lo cierto es que ante la crisis económica y socio política que aqueja a México el Presidente  Peña Nieto se ha estado viendo muy mal en cuanto a sus reacciones y acciones frente a los reclamos de la sociedad por la carestía y especialmente lo que vino a acendrarla que fue la determinación gubernamental de elevar el precio al consumidor de las gasolinas y el diésel, además de la energía eléctrica y el gas, acentuada la circunstancia difícil por el mayor hundimiento histórico de la moneda mexicana ya que como se sabe el dólar de Los Estados Unidos de América llego a venderse ya hasta en 22.10 pesos por cada unidad.

La cereza del pastel es el contenido de los mensajes presidenciable post gasolinazo, ya que además de no informar ni comunicar nada productivo o propositivo mucho menos algo que alivie el reclamo social , a Peña se le ocurrió preguntar públicamente a la sociedad :

‘¿Y Ustedes que habrían hecho?’ en referencia a las propuestas que la sociedad le hacen en cuanto a que realice ajustes y anule el famoso gasolinazo, señalando Peña que era inevitable ordenar el artero incremento o habría tenido, según el , que cortar presupuesto federal para programas de desarrollo y destinado a entidades y municipios , con lo que es claro no existe voluntad de recortar gasto superfluo.

Otra declaración tonta fue la del Secretario de Energía Pedro Joaquin Coldwell quién señaló que el aumento a los combustibles en más del veinte por ciento solo afecta a quienes tienen vehículo. Así se las gastan Peña y sus muchachos y aún se llaman sorprendidos por las acres reacciones de la sociedad. ¡No entienden que no entienden!

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox