Los problemas de Servando para el gobernador

1339
0
Compartir

Sonia Serano-04Las primeras convocatorias para las nuevas rutas de transporte público en la zona metropolitana de Guadalajara y en Puerto Vallarta, parecían ver por fin la luz al final del túnel, en un problema que durante décadas no ha podido ser resuelto.

Ningún gobernador ha sabido cómo desarticular el llamado “pulpo camionero” y al menos en los últimos cuatro sexenios no ha habido un secretario de Vialidad o de Movilidad capaz de mantenerse al margen de los intereses y la complejidad del tema.

Al llegar Jorge Aristóteles Sandoval Díaz al gobierno, fue uno de sus principales compromisos. Como lo había sido de Alberto Cárdenas Jiménez, de Francisco Ramírez Acuña y de Emilio González Márquez. Pero llegó la cuenta regresiva para su Administración y parece que tampoco el priista lo logrará.

En Puerto Vallarta salió la primera ruta empresa, gracias a la asociación de las diferentes empresas que trabajaban en el municipio. Sin embargo, desde los primeros días comenzó la inconformidad por la manera en que se integró y la forma en que se manejan los recursos. A esto se suma un hecho muy grave: el homicidio del empresario que había llevado los acuerdos, cuyos motivos, como la mayoría de los casos violentos en nuestro país, no se han aclarado.

En la zona metropolitana de Guadalajara se lanzó la convocatoria para cinco rutas troncales y 18 complementarias. Sin embargo, los requisitos han sido modificados en tres ocasiones, lo que ha generado inconformidad entre los transportistas. De hecho, se suponía que el día 16 de diciembre se darían a conocer los fallos sobre la asignación de las rutas, pero eso no sucedió.

En su cuenta de twitter, el secretario de Movilidad, Servando Sepúlveda anunció que se había entregado el primer fallo, sobre la ruta Artesanos, que involucra a las rutas 80, 80-A y 80-B. Sin embargo, los transportistas aseguran que no había oficialmente un fallo y que todo está detenido.

Además, se han presentado decenas de demandas de amparo en contra del proceso.

Mientras la autoridad asegura que se trata de la resistencia de los transportistas para renovar el sistema, lo que éstos señalan es que el gobierno del estado está tratando de sacar ventaja con las asignaciones. Esto, al dirigir los concursos para beneficiar a determinadas empresas que venden camiones e incluso que puedan participar transportistas que no pertenecen a determinadas rutas, como la Alianza de Camioneros o River, que es transporte foráneo y no tendría derecho.

Uno de los puntos que señalan, por ejemplo, es que las unidades verdes, recién adquiridas, no cubrirían los requisitos que marcan las nuevas convocatorias, porque no fueron comprados con la empresa a la que Movilidad quiere favorecer.

En medio de un clima social tan denso, Sepúlveda no le hace un favor al gobernador Sandoval Díaz confrontando al transporte público y menos, si hay alguien detrás de eso, queriendo hacer negocio.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox