Alfaro: de esperanza ciudadana a el peor político del año

1022
0
Compartir
A

Alfaro termina como el peor político de 2016.

PARTIDOS DE OPOSICIÓN Y EL PARLAMENTO DE COLONIAS LO ACUSAN DE ABUSO DE AUTORIDAD Y AMENAZAS

En las elecciones del año pasado, el actual Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, llegó con gran aceptación a la capital de Jalisco; era considerado la esperanza ciudadana. Ahora, a tan sólo un año de su mandato, se ha posicionado como el peor político del 2016.

En su afán por “poner orden” y “recuperar la ciudad”, ha implementado políticas que han afectado a los grupos más vulnerables. Con las acciones cometidas durante este año, ha quedado evidente que es “igual a todos” a los que criticaba constantemente.

Alfaro desalojó a varios grupos vulnerables de sus principales fuentes de trabajo; defendió a sus funcionarios públicos que han protagonizado escándalos; ha entregado contratos millonarios a empresas de amigos y se le ha caracterizado por ser intolerante y autoritario.

Enrique Alfaro, fue el político del año, cuando ganó la elección de Guadalajara. Hoy es el peor, incluso por encima de la Presidenta de Tlaquepaque, María Elena Limón, quien no tiene idea de lo que es gobernar un municipio, o el diputado Enrique Aubry, quien se la pasa haciendo desmanes como un delincuente de poca monta.

¿Por qué Alfaro es el peor político del año que termina? En primer lugar porque es un político con cero sensibilidad: entre sus principales acciones destaca que le quitó su fuente de empleo a muchos comerciantes. Primero desalojó a los ambulantes y artesanos del Centro Histórico. Incluso impidió que se instalaran durante el Grito de Independencia, como era costumbre. Luego no dejó que se instalara la Feria del Cartón y Juguete en el Parque Morelos, como se hacía cada año; sin embargo, ante las críticas hacia dicha acción, permitió que se instalaran, para después tomarse la foto en sus puestos.

Su último caso de desalojo fue a los comerciantes de la Feria Permanente del Calzado, quienes tenían más de 30 años trabajando en el lugar. Las instalaciones fueron destruidas. Pudo esperar a que pasara diciembre, a buscar alguna opción para no dejarlos en la calle, pero su total y absoluta falta de sensibilidad política lo llevó al desalojo y al atropello.

Escándalos y contratos millonarios

Dentro del Ayuntamiento de Guadalajara hubo funcionarios, incluso de primer nivel, que se vieron involucrados en escándalos. Contrario a lo que se esperaba, Enrique Alfaro defendió a esos servidores públicos.

El caso más notorio fue el de su jefe de Gabinete, Hugo Luna. En el mes de febrero El Respetable difundió una grabación en la que Luna amaga al presidente de la Asociación Mercado Corona por Siempre, Luciano González Hernández.

El jefe de Gabinete, Hugo Luna.

El jefe de Gabinete, Hugo Luna.

En este audio, Hugo Luna, con un vocabulario soez, ofrecía obra pública a constructores para nueve años, además de que amedrentaba a González Hernández para que desistiera de sus acciones jurídicas por los locales del mercado.

Pero no sólo amagaba al comerciante, sino que presumía que Enrique Alfaro tenía la capacidad de dar un “manotazo” en el Tribunal de lo Administrativo (TAE) y ponía a “temblar” a los magistrados, que ya lo tenían “pidiendo esquina”.

En sus declaraciones, el funcionario tapatío amenazó con linchar a los magistrados con los diputados de Movimiento Ciudadano (MC) del Congreso local y los federales.

Este escándalo provocó una crisis en las instituciones, en el Ayuntamiento y ocasionó que el PRI y el PAN pidieran la salida de Hugo Luna del Gobierno de Guadalajara. La regidora del tricolor, Ángeles Arredondo, continuó señalando al jefe de Gabinete de actos de corrupción, extorsión y amenazas. Incluso puso un día una lona en contra de Luna dentro del Ayuntamiento, la cual fue retirada de forma casi inmediata.

Alfonso Petersen, regidor por Acción Nacional acusó de autoritarias las declaraciones de Hugo Luna. El dirigente estatal de este partido, Miguel Ángel Martínez, interpuso una denuncia penal en la Fiscalía en contra del funcionario por los presuntos delitos de abuso de autoridad, amenazas y extorsión. Dicha renuncia fue ratificada a finales del mes de abril.

Los comerciantes que integran la Asociación Mercado Corona por Siempre llegaron a exigir la renuncia de Hugo Luna. También el integrante de la Coordinadora 28 de Mayo, Jaime Hernández Ortiz, interpuso una denuncia en la Contraloría Municipal para que se investigue el caso.

Sin embargo, Hugo Luna fue defendido por los legisladores de Movimiento Ciudadano y por el alcalde tapatío.

Enrique Alfaro, a través de una publicación de Facebook, defendió a Luna. Dijo que no había hecho ningún acto de corrupción ni se cometían ilegalidades; expresó también que los regidores de oposición fueron “oportunistas” con sus declaraciones, cuando la culpa de la situación del Mercado Corona la tuvo el ex alcalde Ramiro Hernández.

El escándalo de Hugo Luna no fue el único durante 2016. Otro de los escándalos lo protagonizó el coordinador de Comunicación y Análisis Estratégico, Carlos Delgado Padilla “El Weren”.

Desde el área de Comunicación Social del Ayuntamiento pidió la adjudicación directa de varios millones de pesos para las empresas especializadas en comunicación política, La Covacha y Eu Zen Consultores; 5 millones de pesos.

Aparte de que el departamento que encabeza “El Weren” es quien debe hacer esas funciones, lo que generó polémica fue que su director había trabajado para estas empresas hasta un día antes de que llegara la nueva administración a Guadalajara, es decir, el 1 de octubre de 2015. Esta información es de acuerdo a la declaración del propio funcionario en su “3 de 3”.

Los regidores de oposición determinaron que había un conflicto de interés entre “El Weren” y la contratación directa de las empresas, pues se viola el Artículo 55 de la Ley para los Servidores Públicos del Estado de Jalisco y sus Municipios así como el Artículo 61 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Por este caso, se interpusieron denuncias en la Contraloría contra Delgado Padilla. Sin embargo, la dependencia exoneró al funcionario, lo que lamentaron los regidores tanto del PRI como de PAN.

Petersen explicó que la relación entre “El Weren” y las empresas de comunicación era evidente, por lo que era una falta de respeto hacia los ciudadanos el comportamiento del Gobierno.

Además del conflicto de intereses que tiene “El Weren”, también se ha dado a conocer que tiene antecedentes penales. En 2001 fue detenido por participar en una riña en Zapopan. Y en 2008 también fue detenido por lesiones dolosas. Había sido sentenciado a tres meses de prisión, pero logró salir por libertad provisional bajo caución.

Durante este año se han entregado contratos millonarios a Eu Zen, La Covacha e Indatcom, trío de empresas que le ha manejado las redes de comunicación a Alfaro desde años atrás. Sin embargo, existe un área especializada para hacer lo mismo en el Ayuntamiento.

El Weren.

El Weren.

El coordinador de los regidores panistas llegó a demostrar que había información exclusiva del Ayuntamiento que se utilizaba para actividades políticas de Movimiento Ciudadano. Alfaro no sólo defendió al funcionario señalado, sino que ha seguido adjudicando de manera directa contratos millonarios para las mismas empresas y para promover su imagen en Facebook y YouTube.

Además, Enrique Alfaro fue relacionado con un personaje que es señalado como operador financiero del Cártel Jalisco Nueva generación. Las pruebas quedaron plasmadas en las portadas de los diarios locales durante varios días.

Una acción más que ha restado apoyo popular a Enrique Alfaro fue que haya decidido continuar con el polémico proyecto inmobiliario “Iconia”, que lleva desde 2008 y había sido cancelado por inconsistencias con las empresas desarrolladoras. Como candidato dijo que estaría del lado de los ciudadanos, pero después operó y se puso de acuerdo con los desarrolladores. Pero no fueron los únicos: mientras que con los más necesitados se portada intransigente y los dejaba sin trabajo, con los empresarios luego llegó a un acuerdo financiero para arreglarles sus torres de departamentos.

Alfaro empezó el 2016 como la esperanza ciudadana, pero lo termina como el peor político del año.

Alfaro, soberbio y reprobado

Enrique Alfaro ha sido considerado como un político autoritario y soberbio no solamente por la oposición o por el Parlamento de Colonias, quien presentó una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por abuso de autoridad y amenazas, sino también por los periodistas.

A pocos meses de que inició su administración tuvo que reunirse con reporteros que cubrían el Ayuntamiento, quienes le pidieron que se les dejara realizar su trabajo sin recibir presiones de funcionarios.

Para mediados de este año, el Alcalde manifestó que los periodistas “están friegue y friegue” con cuestionamientos sobre el municipio y el Ayuntamiento. Dicho comentario lo hizo debido a que se le preguntaba sobre la adjudicación directa de 15 millones de pesos para las empresas que le manejan las redes sociales. Sin embargo, el dinero destinado a estas compañías son recursos públicos.

En este 2016 también se anunció la restauración de La Minerva, la cual tendría un gasto de 8 millones de pesos. Pero se evidenció que no se tenía ni un proyecto ejecutivo al respecto, lo que era necesario para que la Secretaría de Cultura emitiera un dictamen técnico y se cuidase el proceso de reparación.

Incluso el periodista Diego Petersen, en su columna En tres patadas que publica El Informador, reconoció que la personalidad de Alfaro es soberbia, además de que la “superioridad moral” que presume es un primer paso para llegar a realizar “las peores de las atrocidades”

Otro caso de intolerancia que se presentó en este año fue cuando El Respetable publicó una encuesta sobre su primer año de mandato. Varela y Asociados junto con este diario levantaron una encuesta a 600 ciudadanos de la ciudad.

Alfaro quedó reprobado como gobernante; los ciudadanos señalaron las principales deficiencias, como la seguridad pública. Ante esta publicación, el presidente municipal llamó en su muro de Facebook “lacras” a los trabajadores de El Respetable; despreció la opinión de los tapatíos que respondieron la encuesta.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox