MC entra al Poder Judicial

3964
0
Compartir
Una nueva corriente empieza  a empujar internamente.

Una nueva corriente empieza a empujar internamente.

ENCABEZADOS POR CELSO RODRÍGUEZ, AL MENOS 14 MAGISTRADOS ESTARÍAN CONTRA PROPUESTA PRIISTA

La salida de Luis Carlos Vega Pámanes de la presidencia del Poder Judicial, y su renuncia al cargo de magistrado traerá consigo, además del desorden, una nueva correlación de fuerzas, en donde el partido Movimiento Ciudadano ya aparece.

Desde la anterior Legislatura local, los naranjas se habían mantenido al margen de lo que sucedía en el Poder Judicial. Incluso, renunciaron a la posibilidad de participar en el reparto de espacios, a pesar que el número de diputados que tenía su bancada les habría permitido pelear por alguno, para incursionar.

Luego, ya al comenzar la actual Legislatura, en la que MC tiene mayoría, sus diputados no mostraron mucho interés por el Poder Judicial, por lo que en el momento en que volvieron a repartirse los espacios que estarían disponibles para hacer nombramientos, dejaron que los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), así como el grupo Universidad de Guadalajara, mantuvieran la distribución que ya había.

Ese desinterés, actualmente ya no prevalece. Por el contrario, hay un grupo de magistrados que propició el acercamiento, por lo que Movimiento Ciudadano se encuentra ya metido en los procesos internos del Poder Judicial, prácticamente desde que debía decidirse quién se quedaría al frente de la presidencia para concluir el periodo de Vega Pámanes y, con mayor activismo, con la elección del nuevo presidente, que se llevará a cabo el próximo 15 de diciembre.

De hecho, fue Movimiento Ciudadano quien propició el cambio, al dar a conocer la grabación en la que se escucha al ex magistrado Luis Carlos Vega solicitando al comisario de Seguridad Pública de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, que libere a dos personas que fueron detenidas por policías municipales con armas de fuego, las cuales fueron encontradas afuera de un banco.

Vega Pámanes intentó defenderse, asegurando que sólo había solicitado que se cumpliera con el debido proceso y que se remitiera a los detenidos ante la Fiscalía General. Y decidió ir más allá, al asegurar que emprendería acciones legales porque grabarlo había sido una acción ilegal.

Con esa reacción, simplemente se endurecieron las posturas del otro lado y vino la publicación de la nota sobre lo sucedido en 1984, cuando cometió varios delitos.

Hasta ahora, hay dos versiones de lo que sucedió ese año: la que aparece en las nota publicadas por dos diarios, en las que se habla que robó un auto y a transeúntes, huyó y luego, al ser perseguido, atropelló a dos mujeres, una de las cuales murió; la otra, que aparentemente es la que habría en el expediente del caso, perdido por cierto, es que sólo fue sancionado por homicidio imprudencial, daño a las cosas y lesiones, es decir, delitos no graves.

Ésa es la parte jurídica. Sin embargo, en lo que ha sucedido también ha habido una importante dosis política. Primero, con la decisión de solicitar licencia para separarse del cargo, sin dejarlo. Lo hizo de esa manera porque para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) era importante no perder el control de quién se quedaría al frente del Poder Judicial.

Querían garantizar que fuera un magistrado de su grupo. Porque vendría la discusión del presupuesto, la defensa legal de Leonel Sandoval y la sucesión.

Dejaron pasar un fin de semana, se reorganizaron, y se suspendió la licencia que tenía el magistrado Félix Padilla para que él pudiera asumir la presidencia, como titular de la Primera Sala.

¿Por qué se dio de esa manera? Porque en el tricolor se dieron cuenta que ante el desorden que se había generada por el caso Vega, un grupo de magistrados comenzó a organizarse para buscar el apoyo de Movimiento Ciudadano. Entre los magistrados que destacan en esa corriente está Celso Rodríguez, quien fuera presidente del Poder Judicial durante el gobierno del panista Emilio González Márquez, así como los magistrados afines al blanquiazul.

Celso Rodríguez.

Celso Rodríguez.

Pero lo que más preocupó, fue que lograron conjuntar a los magistrados identificados con el grupo político de la Universidad de Guadalajara.

Durante su presidencia, Luis Carlos Vega mantuvo un constante enfrentamiento con el grupo UdeG, que era evidente no lo iba a respaldar.

Una vez que el PRI pudo tener el control de la presidencia, por lo menos hasta el próximo 15 de diciembre, cuando el Supremo Tribunal de Justicia del Estado votará al presidente por los siguientes dos años, la licencia de Vega Pámanes dejó de ser útil y vinieron las exigencias, hasta del Gobernador Aristóteles Sandoval, para que dejara el cargo de manera definitiva, lo que finalmente hizo.

Ahora, en los días previos a la elección de presidente, lo interesante será saber si hay el suficiente número de magistrados que se mantengan en la línea del PRI, para respaldar a Ricardo Suro Estévez, quien se asegura es el candidato del Gobernador Aristóteles Sandoval y, por ende, de su padre, el magistrado Leonel Sandoval Figueroa.

El grupo afín al PRI se había consolidado en los últimos cuatro años y había logrado, salvo alguna eventual discrepancia interna, que el STJE caminara sin sobresaltos políticos.

Esto podría cambiar, pues el grupo que encabeza Celso Rodríguez ha visto un momento de debilidad que se puede aprovechar y también tienen ya su candidato. En esta corriente, habría ya al menos catorce de los 34 magistrados.  Pero el número podría aumentar.

La caída de Vega Pámanes

Luis Carlos Vega Pámanes dejó la titularidad del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJ), tras poco más de diez días de escándalos a su alrededor.

La presión para que dejara el cargo ya provenía desde diferentes frentes, empezando por el Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien pedía públicamente que dejara el Poder Judicial.

La caída de Vega Pámanes fue en pocos días, la cual comenzó con una grabación de él y del comisario de Guadalajara, Salvador Caro.

A finales de octubre el comisario tapatío difundió en medios de comunicación un audio de una conversación entre ambos personajes. En ésta, Vega Pámanes le pide que libere a dos personas que fueron aprehendidas por portación de armas de fuego y presuntamente delincuentes.

A pesar de la insistencia de Pámanes, Salvador Caro niega que los soltaría. Después de difundir la grabación, va a interponer denuncia en la Fiscalía en contra el presidente del Poder Judicial.

Vega Pámanes.

Vega Pámanes.

En su defensa, Vega Pámanes dijo que había sido una llamada “institucional” que hace constantemente a las autoridades de los municipios. Dijo también que era golpeteo político. Líderes de opinión sostuvieron que Movimiento Ciudadano (MC) difundió el audio debido a que se interpuso una controversia constitucional contra el Congreso por el proceso de ratificación del magistrado Leonel Sandoval. Finalmente, asestó que la grabación era manipulada.

Pero la portada de Grupo Reforma el 27 de octubre sería el golpe que haría caer a Vega Pámanes. “Robó, mató, huyó; hoy dirige tribunal” fue la cabeza de la nota que recordaba lo que se había publicado en diarios de Jalisco años atrás: en 1984 Vega Pámanes, siendo estudiante, fue detenido por robar un automóvil, ir a exceso de velocidad, atropellar a dos mujeres (de las cuales una falleció) y tratar de huir de las autoridades.

Ese mismo día dejaron a Vega Pámanes solo. El Gobernador pidió que tomara licencia, al igual que los integrantes de MC.  Le llovieron solicitudes de juicio político en su contra.

Para la tarde, ya había pedido licencia a su cargo. Con un comunicado, dio a conocer que los delitos que cometió fueron “de carácter imprudencial”  y que sigue “padeciendo las consecuencias” de dicho “incidente”.

Sin embargo, se anunció que el expediente de Vega Pámanes estaba desaparecido, por lo que el Gobierno del Estado pidió que se investigara el caso.

Con la licencia, Vega Pámanes  volvería al cargo tras unas semanas.

Para el 5 de noviembre, Aristóteles Sandoval reiteró que Vega Pámanes debe dejar de forma definitiva el cargo en el Supremo Tribunal. Por su parte, los emecistas continuaron presionando para que  renunciara: aseguraron que se avanzaría en los juicios políticos en su contra.

Ante esta crisis, cinco días después, Vega Pámanes envió al Congreso un documento en el que da a conocer su renuncia.

“Con motivo de las noticias difundidas en fechas recientes a través de diversos medios de comunicación en relación con mi persona, algunas de ellas relativas a sucesos de mi vida privada, se ha provocado de manera impredecible una desestabilización en el orden institucional de nuestro Estado,  (…) de acuerdo con la convicción que profeso de no anteponer mis intereses personales frente a los de otros, he decidido separarme de la función jurisdiccional que me fue encomendada hace más de nueve años”, se lee en el documento firmado por Pámanes.

Su renuncia ya fue aprobada por el Congreso de Jalisco, con lo que deja el Poder Judicial de forma definitiva.

Todavía falta que se rechacen o se aprueben las solicitudes de juicio político en su contra. De realizarse, podría quedar inhabilitado para ocupar cargos públicos.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox