¿Se acabó la carrera política y judicial de Vega Pámanes?

4545
0
Compartir
contreras-y-vega-pamanes

Desde el Poder Judicial fortaleció sus lazos con el Partido Revolucionario Institucional. En la foto, Hugo Contreras y Vega Pámanes.

SU CARRERA ESTUDIANTIL, LA BASE PARA SU LLEGADA AL STJE

¿Llegó a su fin la carrera política y judicial de Luis Carlos Vega Pámanes? Ésta seguramente será la pregunta que debe rondar al magistrado, quien se vio obligado a separarse de la presidencia del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), al conocerse que estuvo involucrado en la comisión de varios delitos cuando era joven.

Vega Pámanes había sido un abogado con suerte. Su carrera estudiantil, la misma durante la cual cometió la falta que ahora lo tiene en el centro de los cuestionamientos, seguramente fue la base para su rápida llegada a la presidencia del Poder Judicial.

Nada más basta revisar quiénes estuvieron cerca de él cuando fue estudiante de derecho y también en sus primeros cargos en el servicio público.

Cuando Luis Carlos Vega Pámanes presentó su examen de titulación como egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Guadalajara, sus sinodales fueron tres personajes que actualmente tienen cargos públicos y que, seguramente también, debieron impulsarlo para que se involucrara en la política.

Vega Pámanes presentó su examen de tesis ante el senador Arturo Zamora Jiménez, así como quien ahora es su suplente, la ex diputada Verónica Martínez, y el actual titular del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, Luis Octavio Cotero Bernal.

Además, antes de dedicarse directamente a la abogacía, tuvo distintos cargos en agencias del Ministerio Público entre 1990 y 1995, en la desaparecida Procuraduría General de Justicia del Estado (que se integró a la Fiscalía General), donde su jefe fue Leobardo Larios, ex procurador que murió asesinado.

También tuvo una incursión en 1996 en el Poder Judicial, cuando el presidente del mismo era Guillermo Valdez Angulo. En la sesión de pleno que celebró el STJE hace unos días, en la que se abordó el tema de la grabación en que se escucha a Luis Carlos Vega pedir al comisario de seguridad de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, que libere a dos personas que fueron detenidas con armas, el único que lo defendió abiertamente fue Valdez Angulo.

Después de ocupar esos cargos, Luis Carlos Vega dejó el servicio público para dedicarse, durante alrededor de nueve años, a litigar. En ese periodo, se involucró con el llamado grupo de los “Javieres”, encabezado por el actual delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Javier Guízar Macías, y el ex delegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSTE), Javier Galván Guerrero, éste último también asesinado.

Con ese grupo colaboró en el área jurídica del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y fueron los “Javieres” quienes lo impusieron en la Dirección de Seguridad Pública de Puerto Vallarta, cuando el presidente municipal fue Javier Bravo. Ahí estuvo los primeros meses de 2007, hasta que fue invitado por Javier Galván para postularse como magistrado.

Javier Galván ocupaba la presidencia del PRI Jalisco y era diputado local. Aunque no coordinaba la bancada, prácticamente las decisiones las tomaba él, por lo que en el reparto que se dio en agosto de 2007 de seis espacios en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), él tuvo derecho a reclamar uno de los que correspondían al tricolor.

La única experiencia de Luis Carlos Vega en el Poder Judicial había sido su paso como Secretario Ejecutivo del Juzgado 10 en materia civil del Primer Partido Judicial, de abril de 1996 a abril de 1997.

SIN EMBARGO, SU ESTRECHA RELACIÓN POLÍTICA CON JAVIER GALVÁN LO LLEVÓ A QUEDARSE CON UN ESPACIO COMO MAGISTRADO.

Desde el Poder Judicial, Vega Pámanes fortaleció sus lazos con el Partido Revolucionario Institucional. El grupo que lo había impulsado fue perdiendo fuerza, especialmente cuando, previo a las elecciones de 2009, Javier Guízar se vio obligado a renunciar a la presidencia estatal del partido. La imposición de planillas a los candidatos a las alcaldías, especialmente en el área metropolitana de Guadalajara, fue la razón que llevó a diferentes grupos, encabezados por la CROC de Alfredo Barba, a presionar a su dirigente a hacerse a un lado.

Pero el grupo no se desintegró y tras bambalinas impulsó la candidatura de Jorge Aristóteles Sandoval Díaz a la alcaldía de Guadalajara y luego al Gobierno del Estado. Es en ese momento en que se da el acercamiento también de Luis Carlos Vega, al interior del Poder Judicial, con Leonel Sandoval, padre del ahora Gobernador.

La presidencia del Poder Judicial llegó para Luis Carlos Vega de rebote: luego del fracaso de Leonel Sandoval por quedarse con ese cargo, cuando su hijo estaba a punto de rendir protesta como gobernador. Sin embargo, siempre se manejó la versión que detrás de Vega Pámanes estaba quien es llamado por los priistas como “el magistrado”.

Esa cercanía fue también la que lo convirtió en un blanco visible para la oposición, que además encontró en Vega Pámanes un punto vulnerable del grupo del Gobernador. Su suerte política terminó. Y ahora, el mejor de los escenarios para él será quedarse como un modesto y callado magistrado.

 

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox