Corredera en MURAL: ¿quién gana y quién pierde?

8289
0
Compartir

Bruno Lopez-02-02¿Es Guillermo Camacho el director que MURAL necesita? ¿El director editorial del diario más influyente de la ciudad tiene la capacidad y el entendimiento para perfilar al matutino por la pista que hoy transitan los milenials? ¿Se ha adecuado a los parámetros que hoy exigen las nuevas audiencias?

¿Sirve Camacho en un mundo donde el medio ya no es el mensaje y donde incluso una plataforma como Facebook es más importante que el mundo de dinero que gastan en un periódico de dijónimos y registro de lo que pasó 24 horas antes?

Se puede decir que el director editorial de MURAL no vive sus mejores momentos. Al interior ha perdido la fuerza y el control que anteriormente le hicieron ganar varias batallas.

Esta semana, por ejemplo, salió de la nómina del periódico Denis Rodriguez, editor de la importante sección de locales, Comunidad, uno de los protegidos y chiqueado de Camacho. Como Denis salieron unas 12 personas más: 7 del área editorial, entre ellos 4 de los principales editores.

El director de Milenio Jalisco.

Jaime Barrera.

Denis era quien atendía la política y los temas de la ciudad, pero su puesto fue insostenible. En su momento, Camacho lo usó a él y a Juan Carlos Magallanes, otro ex editor de Comunidad, para sacar de la jugada al entonces coordinador Jaime Barrera, hoy Director Editorial del periódico Milenio. Camacho se quitó de encima la amenaza que suponía Jaime para relevarlo en el cargo, con la promesa de hacerlos coordinadores. Pero ni Juan Carlos ni Denis ya son empleados de MURAL.

Los reporteros de Comunidad se quejaban constantemente de las bolitas que Denis provocaba en la redacción y a las que daba trato preferencial. Y en ponerse a defender su bolita, perdió toda legitimidad. Por Denis llegará Cristian, conocido reportero de Comunidad.

El mismo día también salió Celso Mariño, editor de Negocios, en su momento el principal editor de Jaime Barrera en Comunidad. Desde que Camacho le ganó la partida interna a Jaime Barrera, Celso vagó por la redacción apoyando en la sección Nacional, redactando y dando forma a los tips que los reporteros mandan para Cúpula y finalmente terminó como editor de Negocios. Desde ahí se hizo notar haciendo periodismo de denuncia, pero ni eso le valió para que lo sostuviera Camacho.

img_0534También salió Lizeth Villegas de Gente y una editora más del suplemento Club. Salió el coordinador de Cancha y Negocios, Jorge Urdiales, quien venía del Norte de Monterrey y unas 4 personas más del área comercial.

La decisión de quién se iba se tomó aquí. Pero la decisión ya no sólo es de Camacho, sino también de un personaje que le viene ganando terrero allá adentro y que se ha convertido, como alguna vez Jaime Barrera, en un peligro para el Director Editorial: se trata de Francisco Solares, subdirector editorial.

A la amenaza que representa Solares hay que sumar los errores o la falta de operación de Camacho para sacar problemas que hoy tienen molestos a los directivos de Monterrey. Por ejemplo, una demanda por despido injustificado que ya les ganó Elsa Santana, ex editora de Primera Fila y hoy editora de Ocio. Su jefe, sí, es Jaime Barrera.

Lo que también hay que decir es que este año hubo un buen reparto de utilidades en MURAL, como hacía tiempo que no. Es decir, no están en quiebra como muchos suponen, ni piensan cerrarlo por incosteable, como alguna vez lo hicieron los dueños del Grupo Reforma con Palabra de Saltillo.

Pero el periódico vive sus grillas internas, tan feroces y despiadadas por el control y poder interno como las de afuera, y en ese sentido suben unos, bajan otros, ruedan cabezas y algunos directivos van perdiendo terreno. Como Guillermo Camacho, de quien muchos se preguntan si no es ya tiempo se mandarlo a sembrar tomates al patio de su casa…

 

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox