REPÚBLICA INDEPENDIENTE ALFARISTA

1893
0
Compartir

Juan Carlos Partida-03-03Números: Jalisco es el cuarto lugar nacional de inseguridad con 70 mil 516 presuntos delitos denunciados entre enero y agosto, según el último corte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Cada día, sin que falte uno, hay entre dos y tres asesinatos en el estado. El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses detalla que del 1 de enero y hasta el 14 de octubre, han ocurrido 609 asesinatos usando arma de fuego.

En tanto, el Gobierno estatal de origen priista y los municipales emanados de MC y que gobiernan las principales ciudades incluida Guadalajara, viven una confrontación política por establecer un modelo policial de mando único independiente uno del otro.

En tanto, el Gobierno estatal a través de la Fiscalía se dedica a la localización y destrucción de sembradíos de mariguana en una labor que bien podría dejarse a la federación, mientras los gobiernos municipales, a través de policías como la de Guadalajara, evitan que vendedores tradicionales como los de la feria del cartón y el papel se instalen en el parque Morelos. Urgencias ambas de seguridad pública, dirán.

La tormenta se desató el 10 de octubre cuando los alcaldes de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco, El Salto y Zapotlanejo anunciaron que para fines de mes iniciaría operaciones lo que llamaron Agencia Metropolitana Seguridad.

“Los seis presidentes municipales tenemos la responsabilidad de gobernar casi el 55 por ciento de los jaliscienses (…) No estamos dispuestos a esperar más porque la ciudad no puede esperar más, no podemos dar la espalda a los problemas, no podemos voltearle (sic) la mirada al futuro, no podemos permitir que la politización de este tema fundamental para la sociedad sea el pretexto para el desacuerdo”, dijo Enrique AlfaroL.

Alfaro, quien según las encuestas se encuentra posicionado como el mejor aspirante a gobernador para las elecciones de 2018, acusó al fiscal general Eduardo Almaguer y al secretario de Gobierno estatal, Roberto López Lara, de negarse a llegar a acuerdos porque tienen aspiraciones políticas y afirmó que los mueven intereses nada claros en el tema.

También el Gobernador Aristóteles el Signante, tras una reunión del gabinete de seguridad que incluyó a los alcaldes metropolitanos, dijo que no se lograron avances sobre la Agencia Metropolitana de Seguridad propuesta por los ediles y dijo que existen al menos 40 observaciones que no han sido subsanadas, por lo que no dará el visto bueno al proyecto hasta que sean aclaradas.

La principal observación es el marco legal en el que la mentada agencia se encuadraría. AlfaroL parece buscar establecer ahora la república independiente de la ZMG, como antes según él hizo con Tlajomulco para “independizarlo” de su hoy cuatacho Raúl Padilla López.

El Gobernador dijo que un proyecto de tal naturaleza, como lo indica el marco jurídico nacional, debe ser asumido y administrado como un mando único por el Gobierno estatal, lo que además le permitiría obtener más recursos.

Es verdad, la inconsistencia del modelo planteado por los naranjas tendría complicaciones legales de alcance jurídico constitucional, presupuestal, de mando y en el funcionamiento operativo.

Pero eso no importa, la estadística sangrienta no importa. Lo único que interesa es el 2018.

PARTIDIARIO

UNOPS. Organizaciones sociales, especialistas de la UNAM, del ITESO y de la UdeG, consideraron exorbitante los 90 millones de pesos que la Oficina de servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS) cobra al gobierno jalisciense por la realización de un estudio sobre el balance hídrico de la cuenca del río Verde, donde se construye la presa El Zapotillo en la zona alteña jalisciense y que pretende abastecer de agua a la ciudad de León, Guanajuato, y dejar algo para Jalisco. Y cómo no, si con ese dinero seguro se podría sanear una buena parte del defectuoso sistema de tuberías en Guadalajara, lo que impediría muchas fugas y, con ello, la necesidad de más agua para desperdiciar…

Y ya con ésta.- No hay excusa ni pretexto. Si existe la justicia en Jalisco el presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Luis Carlos Vega Pámanes, tendrá que irse por la puerta de atrás y renunciar o ser destituido tras su ominosa forma de buscar los pasillos internos para burlar la ley, siendo como es el representante del poder judicial jalisciense. Es una real prueba para la Fiscalía de Almaguer(rera), por las filias de Vega con el poder ejecutivo estatal. Y por otro lado, aguas con Chava Caro, que sabe usar la grabadora cuando le llaman por teléfono…

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox