Alfaro, inestable emocionalmente.- Rubén Vázquez

9219
0
Compartir
Rubén Vázquez, dirigente de Movimiento Territorial Jalisco.

Rubén Vázquez, dirigente de Movimiento Territorial Jalisco.

CON ESA ACTITUD Y ESE TEMPERAMENTO NO LE SIRVE A NADIE: NI A GUADALAJARA, NI A SU PARTIDO NI A JALISCO, SOSTIENE EL EX MAGISTRADO ELECTORAL

Con su soberbia,
su cerrazón y su agresividad Enrique Alfaro Ramírez demuestra que no está bien emocionalmente, sostiene en entrevista Rubén Vázquez, ex Magistrado Electoral. “Así no le sirve ni a su partido, ni a Jalisco, ni a nadie”, dice preocupado.

Las recientes encuestas publicadas por medios locales ponen al Alcalde de Guadalajara como el peor que ha tenido históricamente la ciudad. “Alfaro no sólo sale mal en las encuestas, sino que está peleado con todos los actores sociales, empresariales y políticos de Jalisco y eso es muy preocupante”, asienta.

¿Cuál es su diagnóstico del primer año de gobierno de Enrique Alfaro?

Mi diagnóstico se refleja en las encuestas: es el peor alcalde de Movimiento Ciudadano en la Zona Metropolitana. Estamos hablando de que como autoridad está reprobado, y debemos analizar a qué se debe. Pero fundamentalmente la cuestión ya no es si está haciendo un buen gobierno, el gran tema, la gran pregunta de café del círculo rojo del poder en este país, es si él está bien o no emocionalmente.

“Alfaro se ha opuesto a sí mismo todas las trabas que hoy está enfrentado. Dice una cosa y hace otra, se vende como algo que no es”.

¿Cree que estos resultados le reste fuerza rumbo a 2018?

La gente está premiando o castigando el desempeño
de las autoridades
hechas gobierno.
El sistema político
que tenemos ve, anota y vota. Sus grandes virtudes, que eran el manejo de las redes sociales, hoy se están convirtiendo en su gran debilidad. No es el Alfaro que conocimos, él debe entender que ya no es oposición, es gobierno y debe tener una conducta que le dé certidumbre a todos los actores dentro y fuera del Gobierno.

¿Cómo ha sentido el funcionamiento en el Ayuntamiento?

Yo que ando caminando por las colonias, le pregunto a la gente que si realmente se ha sentido un cambio
y me dicen “nomás voltee
a ver las calles”, me dicen “nomás voltee a ver los servicios”. Les pregunto a todos si hay mucha diferencia ahora que MC tiene el gobierno de Guadalajara; ninguna. Hoy estamos peor, porque hay indolencia, hay soberbia en el ejercicio del poder y hay algo que la gente se está dando cuenta: Alfaro está interesado solamente en servir a la gente que más tiene, los pobres no le importamos.

¿No le sirve la orientación que le puede dar un político experimentado como Enrique Ibarra, su Secretario General? ¿Cómo siente a sus colaboradores más cercanos?

Evidentemente Enrique Ibarra es un político de carrera, un político profesional, pero muy acotado por los intereses de la burbuja que ha generado el Presidente Municipal de Guadalajara; Hugo Luna tenía mucho valor pero su propia conducta lo ha echado hacia atrás y hoy anda buscando cómo no generar problemas en vez de resolverlos; Marco Valerio se conoce más de nombre que por sus méritos, más sus aspiraciones que sus capacidades.

¿La prensa crítica o la oposición están equivocados con Alfaro?

No. Vemos un Ayuntamiento que no da el ancho, que no le está dando respuestas a la gente y definitivamente nosotros en la política tenemos que pensar en que le vaya bien al Ayuntamiento para que les vaya bien a todos: no vamos a construir un proyecto descalificando, pero sí tenemos que señalar lo que se hace bien o lo que se hace mal.

¿Por qué se pregunta si está bien emocionalmente Enrique Alfaro?

No me gusta meterme en las condiciones personales de los políticos, pero también cuando
nos metemos a la política nuestra vida privada se hace pública, y tenemos todos los ciudadanos derecho, independientemente del partido, a estar en la observancia de la conducta de nuestros gobernantes. Yo veo a un Alfaro soberbio, prepotente, con falta de resultados, que se pelea con todos y con todas, veo que no ha logrado articular un cabildo hacia adentro porque él no está mentalmente en su ejercicio de gobierno, él está pensando en 2018. A Alfaro se le olvida que no puede haber número dos sin haber pasado el número uno y haberlo acreditado con la gente.

¿Pero por qué duda que esté bien emocionalmente?

Muchos actores se preguntan si está bien o no emocionalmente porque son muy preocupantes sus actitudes. Es un ente que tiene ciertas cualidades, pero que cuando las pone a prueba no tiene congruencia, porque todo lo que él señaló lo está replicando y reproduciendo ahora que es Presidente Municipal:
un círculo alrededor donde todos se están beneficiando de los negocios que se generan por el Ayuntamiento de Guadalajara, un círculo ya muy disperso, una respuesta muy ambigua
en donde simple y sencillamente nos demuestra que está teniendo problemas con aquellos actores que
lo llevaron a ser presidente municipal.

¿Es su personalidad cerrada, soberbia, agresiva?

Es todo, es su propia actitud. Él ya es Gobierno y va y se pelea con los poderes constituidos, ya fue a amenazar al Tribunal Administrativo, ya se peleó con el Gobernador, se pelea con todos… aquellos que no lo apoyan están en contra de él. Yo creo que ya hay una actitud psicológica, que debe ser motivo de un estudio a fondo: vemos a un individuo emocionalmente inestable. Así no le sirve ni
a su partido, ni a Jalisco, ni a nadie.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox