Lucha y poder

480
0
Compartir
Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio y Peña Nieto.

Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio y Peña Nieto.

SE ABREN POSIBILIDADES PARA QUE EL SECRETARIO DE GOBERNACIÓN, MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG, PUEDA ENCABEZAR EL PUNTERO DE OPCIONES PARA SER EL CANDIDATO DEL PRI A LA PRESIDENCIA

Hay duda sobre la permanencia en el escenario político del ahora ex colaborador presidencial Luis Videgaray Caso, que recientemente dejo de ser titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico (SHCP),  o sigue vigente solo  alejado momentáneamente de los reflectores por una estrategia diseñada a su favor o esta ya inmerso en su destierro en razón que ya dejo de estar en el primer círculo de influencia en relación a Enrique Peña Nieto.

Y es que tras la hipótesis primigenia que refiere la ‘muerte política’ de Videgaray al menos por los próximos años, una segunda hipótesis ha venido trascendiendo como un rumor sobre la causa y objetivo por lo que Peña Nieto haya removido a Videgaray como titular de la SHCP, hipótesis que señala su salida de Hacienda como producto de una decisión concertada en aras de generarle al hoy desempleado un espacio adecuado a fin de prepararse para encabezar el equipo de estrategia y acción política encaminado a operar la tarea de su Partido el Revolucionario Institucional (PRI) tendiente a procurarle competitividad y buscar gane la elección para la gubernatura en El Estado de México a efectuarse el próximo otoño de 2017  e incluso poder ser el candidato a Gobernador, lo que le de ganar le daría la posibilidad de ser relanzado hacia la carrera presidencial, convirtiéndose así en el candidato natural del  Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de La República, para contender y tratar de ganar la elección federal del 2018.  

Analizando simplemente la concatenación de hechos durante estos ya casi dos tercios del sexenio y los acontecimientos suscitados las ultimas tres semanas, sería fácil afirmar que debe imperar la versión primaria y apegado a ello podamos afirmar que Luis Videgaray está fuera de la competencia interna para obtener la designación como candidato presidencial de su partido el Revolucionario Institucional (PRI) que habrá de resolver y ordenar se instrumente el Presidente Peña Nieto allá por agosto o septiembre del próximo año 2017.

Esa segunda visión sobre la salida de Videgaray de la SHCP, tiene ciertos elementos que hacen deba ser ponderada por contar con posible lógica acorde al afecto que para el hoy desempleado tiene el Presidente Peña y a la influencia que sin duda ha ejercido Videgaray sobre las decisiones mas importantes en cuanto a la política publica del gobierno federal, especialmente las que tienen que ver con desarrollo socioeconómico.    

Es de insistir que a pesar de todo y aun teniendo visos de posibilidad la segunda vision sobre la salida de Videgaray del gabinete presidencial y que  existe en contraposición a la hipótesis inicial, esa visión primigenia es la más manejada e indica que Videgaray fue motivo de una especie de degradación o ‘apestamiento politico’ tras su deficiente desempeño en su labor en pos de éxito en la política económicafinanciera, presupuestal y tributaria del país y su inadecuada intromisión en asuntos políticos, en relación a intervención errada en apoyo a candidatos perdedores y sobre todo las consecuencias negativas de la visita a Mexico del palurdo patan Mercader neoyorquino sicofante de la política de nombre Donald Trump.

De consolidarse esa degradación política y consecuente desaparición de Videgaray del primer plano en la vida política nacional,  se abre posible vía libre al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong para quedar de puntero en el listado de las opciones personales de Peña Nieto para decidir a quién designar o entregarle la candidatura presidencial del PRI para contender las elecciones federales de junio del 2018. 

El ahora ex titular de la SHCP  era (o quizá siga siendo!) el principal consejero de Peña Nieto, encabezando al poderoso grupo antagónico al que lidera el exGobernador de Hidalgo y varias veces antes legislador Osorio Chong,  a quien la mayoría de las encuestas hasta ahora conocidas ubican como el cuadro priísta más conocido y con un mayor porcentaje de presunta voluntad a su favor entre posibles votantes en la próximas elección presidencial de 2018, lo que lo mantiene como la potencial mejor carta del Presidente Peña para ‘dedosignarlo’ candidato a sucederlo en la silla presidencial por su partido el PRI. 

Videgaray y Peña Nieto.

Videgaray y Peña Nieto.

De formalizarce la ‘muerte política’ de Videgaray, el principal elemento alterno para Peña seria Osorio Chong pero hay versiones que señalan que a pesar de todo, Peña se resiste a pensar seriamente en el Secretario de Gobernación, que sería acaso solamente el último recurso si es que fuere realmente u muy en extremo necesario, ya que además de la posibilidad existente en cuanto a que en realidad el extitular de la SHCP siga fuerte ‘en retirada personal estratégica de los reflectores’, su presencia personal influyente y su grupo podría ser  aún más incidente en cuanto a los afectos de Peña y más aún, en relación a su deseo de propiciar el encumbramiento de un personaje menos identificado con ‘la clase política tradicional’ y más cercano a sus orígenes en el llamado Grupo Estado de México, más ligado incluso además al ‘Clan Salinas’ de donde vienen por supuesto Pedro Aspe -el verdadero gurú de Videgaray- y el ahora ex responsable de la SHCP, estamento grupal en el que se inscribirían válidamente tanto el reenviado a la SHCP que es José Antonio Meade Kuribreña, como el titular de la Secretaría de Educación Publica (SEP) y muy bisoño político Aurelio Nuño Mayer, asi como el ‘Gerente en turno’ a cargo de la dirigencia nacional del PRI , el tecnócrata exSubsecretario de Energía y también ex Director de La Comisión Federal de Electricidad Enrique Ochoa Reza. 

Y es que en efecto parecería estarse gestando el alineamiento de circunstancias a favor de Osorio Chong, que seria la única opción viable y visible de entre aquellos candidateables señalados como ‘políticos-políticos’ y no siendo integrantes intrínsecos del establo que encabezan Carlos Salinas de Gortari , Pedro Aspe Armella y Luis Videgaray, ya que, habiéndose eliminado fulminantemente de la escena política el polémico Manlio Fabio Beltrones Rivera, Peña Nieto no ha permitido que ningún otro integrante de la llamada ‘vieja clase política priísta’ pudiere crecer coyunturalmente, pues políticos de esa calidad y Generacion como Beatriz Paredes Rangel, Mariano Palacios Alcocer, Pedro Joaquin Coldwell, Enrique Jackson Ramirez, José Antonio González Fernández, Genaro Borrego Estrada, Enrique Martinez y Martinez, José Natividad González Parás, Dulce María Sauri Riancho, Ivonne Ortega, Fidel Herrera Beltran, o Jesús Murillo Karam, por solo citar a algunos, están fuera de cualquier posibilidad por diversas razones. 

Con la salvedad de no ser necesariamente un claro exponente de esa ‘clase política tradicional priísta’ sino un político inmerso y formado solamente en la jungla política del Estado de México,  de alguna forma el Gobernador de dicha entidad Eruviel Ávila Villegas tendría quizá la coyuntura política para convertirse en un serio aspirante a ocupar lugar preferencial en la lista de Peña para su elección final en cuanto a quien sería su ‘Delfin’ para hacerlo candidato a sucederlo en la Presidencia de la República, y ello en razón de poder ser impulsado o al menos tolerado por el Grupo al que pertenece como elemento fundamental Luis Videgaray, si es que como Peña en razón de Osorio, no le quedará una opción mejor a este grupo salinista a fin de impedir el encumbramiento de Osorio Chong. A Eruviel Ávila lo podrían ver cómo buena opción los de la ‘clase política tradicional priísta’, tal cual también sería el caso de Osorio, a quien por más que nunca fue un político demasiado relevante a nivel nacional hasta ahora que ‘se le paró el águila’ y la fortuna le sonrió para acceder a la titularidad de Gobernación, pues antes era tildado de pueblerino ya que no obstante haber sido varias veces legislador y lograr ser Gobernador, para el resto de ‘tigres de raya ancha’ no era apreciable como un gran político, sin embargo ahora lo preferirían por encima de algún integrante del grupo de Videgaray y socios. 

Lo cierto es que ni Miguel Angel Osorio Chong ni Luis Videgaray Caso o algún otro integrante del llamado ‘gabinete presidencial’ resultan tener competitividad para poder ganar la elección presidencial 

si consideramos la enorme distancia que les llevan los punteros que sin duda son Andrés Manuel López Obrador y Maria Margarita Zavala Gonez del Campo de Calderón Hinojosa en cuanto al conocimiento que de ellos tiene la sociedad y la aceptación o posible intención de voto favorable de presuntos votantes, en el caso de la esposa de Felipe Calderón considerando el repunte que ha logrado su partido Acción Nacional (PAN) en los últimos meses, además de la posible alianza convenencieramente estratégica que pudiera consolidar con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el hecho que pudiera ser la recipiendaria del llamado ‘voto útil’ que muchos priístas hicieren a su favor traicionando a quien resultare abanderado de su partido en aras de, por no ser competitivo, preferir ‘quemar sus naves’ y hacer ganar  a Zavala Gonez del Campo con tal de evitar la posible victoria de López Obrador.

Lo anterior hace recordar lo sucedido en la elección de julio de 2006 cuando priístas ‘dejaron colgado de la brocha’ a su entonces candidato Roberto Madrazo Pintado y decidieron traicionarlo votando por Felipe Calderón Hinojosa, en el marco de una acción que tuvo como agentes muy trascendentes a muchos entonces gobernadores emanados del PRI y a la en esa época Secretaria General del Comite Ejecutivo Nacional del partido tricolor Elba Esther Gordillo Morales, operación ‘por el voto útil’ que privilegió el interés convenenciero de concertar posiciones en la administración calderonistas y conservar la mayoría en el Congreso Federal, para evitar el triunfo y eventual reconocimiento de la victoria en la elección presidencial al candidato de la coalición de izquierda Andrés Manuel Lopez Obrador. 

La crisis económica acendrada, la moneda ampliamente depreciada que ya rompió la barrera de los veinte pesos , pues el dólar de Los Estados Unidos de America ya llego a venderse hasta en 20.19 pesos por cada unidad de la moneda del vecino país del norte, así como el escaso crecimiento económico, insuficiente captación de capital de inversión, perdida de empleo y aumento de pobreza, le están generando  desdoro a José Antonio Meade, sustituto en la SHCP de Videgaray, a quien quizá sacaron de Hacienda a efecto de amainarle impopularidad y dejándolo temporalmente fuera del huracán, pareciendo ahora cada vez mas complejo que Peña pueda impulsar a Meade como una de sus cartas principales en cuanto a ser posible candidato a sucederlo en La Presidencia del Pais.   

EtiquetaCosío
Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox