Solvencia moral, requisito para nuevo auditor.-Hugo René

1828
0
Compartir
Sostiene que el proceso para elegir nuevo auditor es transparente.

Sostiene que el proceso para elegir nuevo auditor es transparente.

EL DIPUTADO LOCAL SOSTIENE QUE EL PROCESO SERÁ ABIERTO Y “A LA VISTA DE TODOS”

Quien reemplace en su puesto a Alonso Godoy, Auditor Superior del Estado, deberá cubrir los requisitos legales que se establecen, pero también deberá tener solvencia moral, buena fama pública, sostiene Hugo René Ruiz Esparza, el diputado local que encabezará este polémico proceso de renovación.

“A nosotros lo que nos toca, como presidente de la Comisión de Vigilancia, es llevar un proceso que sea público, que sea transparente. En la selección del que será el nuevo auditor tenemos que delinear una convocatoria con los requisitos legales que están enmarcados en la Ley de Fiscalización y Auditoría Pública del Estado de Jalisco, así como en los artículos 35 y 35 bis de la propia Constitución Política del Estado”, sostiene en entrevista.

Viene un proceso polémico. No todo se trata de leyes…

Tenemos una firme intención de que el procedimiento se lleve a cabo a la vista de toda la ciudadanía, que se lleve a cabo de manera que sea palpable el ánimo de que el parlamento abierto funcione. Es decir, integrar las aportaciones que distintas organizaciones han manifestado al respecto, como Jalisco Cómo Vamos, COPARMEX y algunas otras organizaciones. Pero también ser muy cuidadosos de que no trastoquen el marco legal, porque si incorporamos requisitos que no se encuentran contemplados en la legislación, o incorporamos con decisión de descalificar aspirantes o a organismos externos al Congreso, podríamos viciar el proceso y originar su nulidad y una serie de impugnaciones que podrían detenerla.

“Tengo toda la intención de involucrar a los organismos interesados para que sean garantes de que se va a llevar de la manera correcta”

¿Quiénes van a participar en este proceso aparte de los diputados?

Debemos hacer partícipes a todas las organizaciones sociales del estado, pero también debemos defender el status de acto soberano del Congreso en la decisión de quién es el nuevo Auditor. No podemos estar en el Congreso rechazando nuestras facultades por miedo. Tenemos que ser muy claros en lo que estamos buscando, una persona con solvencia moral, una persona que tenga reconocida fama pública, una persona que pueda acreditar los exámenes de conocimiento respectivos, que, de acuerdo con la Ley, necesita tener un grado aprobatorio arriba de ochenta para poderse mantener como aspirante dentro del procedimiento.

Hablan de fortalecer la figura del Auditor, ¿a qué se refieren concretamente con esto?

Hoy el tema de fiscalización está en un punto que ha sido muy mediático en el estado de Jalisco, pero también en un punto que nos invita a la reflexión: las iniciativas que hemos propuesto en la bancada del Partido Revolucionario Institucional van más allá del tema de elección del Auditor, van sustancialmente en el tema de cambiar una serie de facultadas a la Auditoría Superior, ponerle dientes. Cuando yo propuse en su momento esta iniciativa, algunos medios de comunicación me criticaron, me dijeron que “¿por qué le daba más poder al Auditor?”. Mi respuesta siempre fue muy clara: yo no lo propongo por fortalecer a una persona, lo que quiero fortalecer es una institución. Tenemos que darle mayores atribuciones con claridad a las instituciones que hoy fiscalizan el gasto público de los jaliscienses.

¿Hacia dónde van estas reformas?

La reforma que se haga a la Ley de Fiscalización Superior y Auditoría Pública, tiene que ir en los siguientes sentidos: eliminar los principios de posteridad y anualidad que hoy están en la constitución. Esto nos daría como resultado la posibilidad de que el Auditor Superior ya llevara a cabo auditorías en tiempo real, auditorías a los ejercicios en curso ante denuncias que se presentaran por cualquier ciudadano. Ya no tendrían que esperar a que se presentara la cuenta pública, un año después de que se ejerció, para que pudieran realizar una auditoría. Éste sería un gran avance, esto es lo que es realmente hablar de un nuevo modelo de fiscalización.

¿Cómo se fortalece concretamente al auditor?

Definitivamente, también el aumentar las facultades de la Auditoría Superior en cuanto a la evaluación del desempeño de las entidades públicas: ayuntamientos, organismos descentralizados u organismos estatales. No nada más estar evaluando el ejercicio financiero del gasto, sino también la eficacia de ese gasto, qué tanto se han cumplido las metas cuando los organismos públicos ejercen un recurso. La evaluación del desempeño tiene que ampliarse en las facultades de la auditoría y sería un gran paso en un nuevo modelo de fiscalización.

Compartir

Dejar un comentario