LOS JUDAS DEL PISTOLA

Compartir
 
Juan Carlos Partida-03-03El nombre de Sergio Schmidt Sandoval se convirtió en innombrable en Jalisco entre políticos y empresarios. ¿Quién es ese weee? ¿El Pistola? Dicen los judas de la bíblica historia de complicidades sazonada como siempre con impunidad.
 
Ahora resulta que nadie era amigo del supuesto empresario, patrocinador “desinteresado” de proyectos de sus amigos, más conocido como El Pistola y quien ha sido señalado como operador financiero del cártel Jalisco Nueva Generación, detenido el pasado 18 de agosto por fuerzas federales en Zapopan.
 
El alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, quien contrató a un hijo de Schmidt (Kurt Schmidt Díaz) tanto en su actual administración en la capital jalisciense como cuando fue alcalde en Tlajomulco, acusó a medios de comunicación y priistas de estar detrás de los señalamientos de presuntos nexos con esa familia y dijo que desconocía las actividades a las que se dedicaba El Pistola, detenido el 18 de agosto pasado por fuerzas federales en Zapopan.
 
Sin embargo según las nóminas que aparecen en los portales de transparencia de gobiernos municipales emanados de Movimiento Ciudadano en Jalisco -el mismo partido que llevó a Alfaro a la alcaldía de Guadalajara-, varios familiares de El Pistola tuvieron trabajo en el servicio público.
 
La esposa de Schmidt, Adriana Díaz Guzmán, renta un edificio a la policía preventiva municipal de Tlajomulco, gobernada por MC, a un costo de 44 mil pesos mensuales. El portal municipal de transparencia informa que el contrato ha sido renovado desde 2012, último año de Alfaro como alcalde en Tlajomulco, hasta la fecha.
 
El hijo de El Pistola y Adriana, Kurt Schmidt Díaz, además de trabajar hasta el 15 de agosto pasado en el ayuntamiento de Guadalajara gobernado por Alfaro, en octubre de 2012 trabajó en Tlajomulco con otro gobierno emeceísta a cargo de Ismael del Toro Castro, quien sucedió a Alfaro en el cargo y hoy es diputado por ese partido en el Congreso local.
 
Pero Schmidt Díaz además trabajó en dos partes al mismo tiempo, pues de octubre a diciembre de 2012 alternó su labor en Tlajomulco con la de analista especializado en el Consejo de la Judicatura de Jalisco.
 
Los señalamientos de tráfico de influencias llegan también al panismo. Una hermana de El Pistola, Celia Olga Schmidt Sandoval, trabajó entre 2006 y 2008 en el gobierno municipal de Guadalajara gobernado entonces por el panista Alfonso Petersen Farah.
 
Tocan también al ex gobernador panista Emilio González Márquez (2007-2013), a quien durante ese sexenio se le entregó la concesión para dotar de comida a los núcleos carcelarios estatales, creando además autogobiernos al interior de los penales para presuntamente controlar el tráfico de enervantes.
 
El Pistola participó en 1982 con Jesús González Márquez, hermano del ex gobernador Emilio, en un asalto a Banco Internacional en Lagos de Moreno, donde obtuvieron un botín de al menos 93 millones de pesos.
Jesús murió años después en un accidente de carretera y Schmidt fue dejado en libertad.
 
Los panistas de Jalisco señalaron que si existe responsabilidad del ex gobernador, tendrá que rendir cuentas a la justicia por ese presunto tráfico de influencias y que dependerá de las autoridades esclarecer esos supuestos vínculos.
 
Luis Carlos Vega Pámanes, presidente del Poder Judicial de Jalisco, señaló que otro panista, el senador José María Martínez, en conjunto con Schmidt manipulaba jueces y magistrados en la pasada administración estatal encabezada por González Márquez y que eran muy cercanos pues se les veía en muchos lugares juntos. El senador Martínez declaró que no conocía a Schmidt.
 
¿Periodistas? a modo y millonarios que estuvieron o están en Jalisco, también tuvieron relación cercana con este operador, atraído$$$ como siempre por intereses que nada tienen que ver con el de la profesión.
 
En fin, El Pistola por lo menos tendrá el consuelo de que ya sabe quiénes son sus amigos en esta hora de desgracia para él. Triste consuelo, es verdad, porque a quienes hoy le dan la espalda podría fácilmente involucrar en muchos de sus menesteres poco lícitos, pero todos sabemos que esos señalamientos se disolverán en la protección que políticos de todo tipo se dan unos a otros en la no escrita ley de te cuido las espaldas a ti para que el que siga me las cubra a mi.
 
PARTIDIARIO
Una del Peje.- En la gira que realiza Andrés Manuel López Obrador por Jalisco, por cierto, ya quedó claro que con Enrique Alfaro ni a la esquina, pese a los coqueteos del alcalde de Guadalajara en su cada vez más lejana intención de convertirse en candidato independiente no sólo para la grande, sino para Jalisco donde sus bonos -hagan las encuestas que quieran, la ciudadanía cada vez es más informada- caen en picada…
 
Y ya con esta.- El martirizarse, sentirse “objetivo del sistema”, de Alfaro, ya no se lo creen ni sus hijos. Se codea con lo peor no solo de la clase política del país (pocos olvidan sus visitas a Carlos Salinas de Gortari) hasta lo peor de la delincuencia del país. Y luego, inocente el muchacho, dice que él no sabía que El Pistola tenía nexos con la delincuencia; es decir, qué puede esperarse de alguien que quiere ser más que alcalde si no sabe lo que son quienes lo rodean. Una declaración que por donde se le vea lo deja peor parado…
EtiquetaPartida
Compartir

Dejar un comentario