Leonel Sandoval va solo a la pelea jurídica

4882
0
Compartir
El magistrado necesita 26 votos para seguir en el cargo.

El magistrado necesita 26 votos para seguir en el cargo.

PARA CONTINUAR EN EL CARGO, LEONEL SANDOVAL NECESITA DOS TERCERAS PARTES DE LOS VOTOS DE LOS DIPUTADOS PRESENTES EN LA SESIÓN

Con un gobernador con las manos amarradas para negociar su caso y un Partido Revolucionario Institucional (PRI) débil, que no puede defenderlo, el magistrado Jorge Leonel Sandoval Figueroa tendrá que defender solo su permanencia en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE). Y esa defensa, parece, tendrá que ser jurídica.

Al comienzo de la actual Legislatura, como ha sucedido en los últimos años, los partidos políticos definieron los cargos que correspondía decidir a cada uno de los funcionarios a elegir, tanto en lo que se refiere al Poder Judicial como en los organismos autónomos. Ahí, quedó claro que ese espacio es del PRI y se podía concluir la ratificación en automático.

De esa manera se daba por entendido que el gobernador Jorge Aristóteles Sandoval Díaz no tenía necesidad de hacer gestiones para que su padre pudiera continuar como magistrado. Pero la fracción del PRI en el Congreso del Estado no tuvo la capacidad para ver que venía un conflicto y, por lo tanto, menos para resolverlo.

El nombramiento como magistrado de Leonel Sandoval vence el próximo 11 de noviembre, por lo que en el plazo de tres meses previos que marca la Constitución, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado envió un informe con la evaluación de su desempeño. En este, se incluyeron las estadísticas de su trabajo, como son los asuntos que ha recibido, las sentencias que ha dictado, si fueron recurridas por la vía del amparo y qué sucedió con esos juicios. En este rubro, no le va mal.

También se incluyó la evaluación laboral, advirtiendo que no ha faltado a las sesiones de pleno y no tiene rezago en los juicios que le han sido turnados.

Como un ingrediente adicional, el Poder Judicial incluyó los expedientes de los procesos que se comenzaron en contra de Leonel Sandoval, por su participación en la política, en particular en torno a las elecciones del año pasado: Las denuncias penales ya fueron archivadas por la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales; se desecharon todos los juicios políticos que se presentaron ante el Congreso del Estado; se determinó el sobreseimiento de uno de los procedimientos sancionadores que comenzó el Tribunal Electoral del Estado y en el otro se declaró la inexistencia de las infracciones y, además estas dos últimas resoluciones fueron ratificadas por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Lo anterior representa que los diputados tendrán, para revisar el caso del magistrado Leonel Sandoval, un expediente que habla de su buen desempeño y de que no se encontró ninguna falta en su incursión a la vida política del estado.

Pero las decisiones en el Congreso se toman por votos y no por los expedientes. Cuando comenzó la discusión sobre  el nombramiento de los comisionados del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales, hubo desencuentros entre los diputados, lo que en realidad significaba el rompimiento de los acuerdos sobre el reparto en los nombramientos que corresponden al Legislativo.

Finalmente, después de tres convocatorias, se eligió a los dos comisionados y los espacios correspondieron a las bancadas que se había acordado. Pero las diferencias en el camino le dieron la oportunidad a Movimiento Ciudadano para dar a conocer su “veto” a la ratificación de Leonel Sandoval. Los legisladores naranjas anunciaron que sus catorce votos irían en contra de la ratificación del padre del gobernador.

Es decir, se respetará el derecho del PRI a nombrar un magistrado, pero no votarán por mantener a Leonel Sandoval.

Para continuar en el cargo, que sería prácticamente el de su retiro de la función pública, Leonel Sandoval necesita dos terceras partes de los votos de los diputados presentes en la sesión. Es decir, al menos 26 votos. Sin  Movimiento Ciudadano no los tiene, a menos que algunos legisladores se ausenten.

Ante el anuncio de MC, de que no votarían por la ratificación de Leonel Sandoval, la bancada del PRI guardó silencio. Ninguno de sus legisladores ha salido a defender al padre del gobernador, ni siquiera usando el material que el STJE mandó al Congreso del Estado para plantear que debe quedarse en el cargo.

La postura del PRI es leída por algunos como el “cobro” que algunas corrientes harán a Leonel Sandoval, por haberse aliado con el grupo inmediato del gobernador, para imponer la candidatura de Ricardo Villanueva Lomelí, decisión que llevó al partido a una escandalosa derrota en Guadalajara.

Otros, simplemente la ven como el momento de debilidad de ese partido, con un coordinador parlamentario que no tiene peso político, además de un dirigente como José Socorro Velázquez, que no ha alcanzado a conseguir el respeto de todos sus correligionarios. Esto, sin contar la actitud de derrota anticipada de muchos priistas.

Pero lo anterior no significa que el magistrado Leonel Sandoval se haya resignado a quedar fuera. Desde el Poder Judicial se diseñó una estrategia, para lo cual contó prácticamente con el respaldo de todos los magistrados y hasta de varios colegios de abogados. El Tribunal integró un expediente abordando todos los puntos de su desempeño, tanto jurisdiccional como laboral y político, para no dejar espacio a las interpretaciones.

Ese material es el único del que dispondrán los diputados para tomar su decisión. Lo anterior significa que podrán no ratificarlo en el Congreso del Estado, donde lo que cuentan son los votos, pero irían casi a una derrota automática en tribunales, donde lo importante son los documentos y las pruebas.

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox