¿Qué buscará Tomás Figueroa en el 2018?

1032
0
Compartir
tomas-figueroa-cuadro

Al ex réferi electoral también se le ha visto haciendo política en el PRI.

DESDE SU LLEGADA AL GOBIERNO DEL ESTADO, TOMÁS SE HA CONVERTIDO EN UNA PARTE ESENCIAL DE LA OPERACIÓN POLÍTICA DE ARISTÓTELES SANDOVAL

 Fue presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Jalisco, cuando Jorge Aristóteles Sandoval le ganó la Gubernatura al hoy Alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez. Desde entonces institucionalmente, pero desde mucho tiempo atrás en lo personal, Tomás Figueroa ha figurado como un puente o un muro de contención entre los dos políticos más importantes de la escena política de Jalisco.

El hoy subsecretario de Enlace Legislativo y Concertación Social de la Secretaría General de Gobierno Estatal es un actor político que ha incidido en muchos capítulos coyunturales de la política reciente. Sólo por citar una anécdota conocida entre la clase política más informada, intentó ser mediador para que Alfaro Ramírez y Jorge Aristóteles llegaran a un acuerdo y desistieran de enfrentarse en las urnas en la pelea por la Gubernatura de Jalisco.

Se comenta que Alfaro llegaría a ser senador por el PRI y que el candidato sería Jorge Aristóteles si los sondeos de opinión así lo establecían, pero al final cada político decidió jugar su propia suerte, con los resultados ya conocidos.

Cercano a ambos personajes, tronco común en su momento, al romperse los puentes también Tomás Figueroa tuvo que decidir a qué orilla acercarse, y tras terminar su periodo como árbitro electoral, fue invitado por el Gobernador de Jalisco a colaborar en su equipo.

Desde su llegada al equipo de Jorge Aristóteles, Tomás Figueroa no ha dejado de figurar: su llegada no gustó a los que intentan pasar de bajo perfil, y fue tomada con reserva por el principal grupo de operadores del Gobernador.

Pero desde que llegó, el Subsecretario no ha dejado de operar y hacerse sentir: fue quien empujó con mayor fuerza para que el Gobierno del Estado empezara a promover la participación ciudadana entre sus acciones, algo que en su momento hizo que brincaran de sus curules los diputados de Movimiento Ciudadano en el Congreso local.

La bandera ciudadana que tantos dividendos le dio al partido naranja era retomada por el Gobierno del Estado e impulsada principalmente por Tomás Figueroa, lo que arrojó al final que el coordinador de los diputados de MC, Ismael del Toro, saliera a romper púbicamente con el enviado del Gobernador.

Al final, la figura de la participación ciudadana quedó ya formal y legalmente constituida y dejó de ser un mero discurso para ganar votos fáciles.

Conocedor de la materia, Tomás Figueroa tomó el sartén por los cuernos y al final se impulsó una Iniciativa de Participación Ciudadana que incluyó la disminución de los porcentajes de figuras existentes como el Plebiscito, el Referéndum y la Iniciativa Popular; disminución del porcentaje de firmas para Candidatos Independientes pasando del 2 al 1 por ciento; e inclusión de las figuras como la Revocación de Mandato, entre otras.

Operó las leyes que impulsó el Ejecutivo como el veto a la Ley de transparencia para mejorarla después de escuchar a la sociedad y a los académicos especialistas en materia de transparencia, como “Veto Ciudadano”.

Es decir, el subsecretario ha estado muy activo.

En estos y otros temas se ha visto la mano de Tomás Figueroa, y eso le ha ocasionado que haya trascendidos en las columnas de los diarios locales o que se le ventile en las redes sociales como una carta que el Gobernador tiene bajo la manga y jugar en el 2018.

Desde que llegó a la subsecretaria, Figueroa estableció una comunicación formal con el Congreso y la sociedad: eso generó un conflicto con los actores políticos de Movimiento Ciudadano porque se creían dueños de la agenda ciudadana en Jalisco.

Su anterior perfil como árbitro ayudó a Tomás Figueroa a hacer política desde el Gobierno del Estado, abriendo el diálogo y la colaboración con actores que anteriormente no encontraban los suficientes canales de comunicación.

Así como muchos ven a Ismael del Toro como el principal operador de Enrique Alfaro, así muchos han empezado a ver a Tomás Figueroa como uno de los principales operadores del Gobernador Jorge Aristóteles.

Al ex réferi electoral también se le ha visto haciendo política en el Partido Revolucionario Institucional. Mientras algunos cuadros cercanos al Gobernador son señalados de estar tirados en la hamaca o estar coqueteando con la ruta de Enrique Alfaro, Tomás Figueroa se afilió al tricolor y está en la ruta de la competencia rumbo al 2018.

Es de los que considera que sin competencia no hay política, y que más allá de la amistad de muchos años y de la confianza que le pueda otorgar el Gobernador, es lo que él logre con su trabajo lo que podría llevarlo a una nueva batalla ahora por algún puesto de elección popular.

Funcionario electoral durante muchos años, Tomás Figueroa es una figura pública conocida en todo Jalisco. Y ante la falta de cuadros que permea actualmente en el PRI, los comentarios no se ha hecho esperar: ¿Es Tomás Figueroa el delfín del Gobernador?

Compartir

Dejar un comentario

WordPress Image Lightbox