El negro historial de Godoy

1597
0
Compartir
Godoy es un auditor con un negro historial. Foto de Internet.

Godoy es un auditor con un negro historial. Foto de Internet.

YA PERDIÓ TODA CREDIBILIDAD ANTE LOS CIUDADANOS; HA SIDO SEÑALADO POR CASOS DE CORRUPCIÓN: LO ABANDONAN LOS PARTIDOS

El viernes 30 de julio de 2004, Alonso Godoy Pelayo tomó protesta como titular de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ). 

Tras una larga discusión y diversas reuniones entre los diputados de la LVII Legislatura, Pelayo obtuvo 35 votos a favor para que se desempeñara como el auditor del estado. Ese mismo día rindió protesta ante el Congreso local.  

Antes de que Godoy llegase a la ASEJ, trabajaba como director de Asuntos Jurídicos y Dictamen Legislativo del Congreso.

Fue Efrén Hernández Íñiguez quien estaba al frente de la ASEJ; dirigió la transición de la Contaduría Mayor del Estado de Jalisco a la Auditoría Superior.

Después de la salida de Hernández Íñiguez, llegó Godoy Pelayo como auditor, cargo del que no se ha movido en 12 años.

Con Alonso Godoy, la Auditoría comenzó una nueva etapa. Medios locales documentaron que sus principales retos serían la modernización del proceso de fiscalización y que recuperara la credibilidad de los ciudadanos.

Sin embargo, Godoy falló en uno de los retos que se planteó en 2004. No ha logrado que la Auditoría tenga mayor credibilidad. Durante años, líderes sociales y empresariales del estado han pedido que salga de la ASEJ, pues los ciudadanos no le tienen confianza ni una buena percepción de él.

A lo largo de los 12 años que ha estado al frente de la ASEJ, a pesar de que le han reconocido méritos, han sido más los casos de corrupción y derroche de recursos públicos que se le acusan. Tiene un negro historial.  

En su paso por la ASEJ, hay diversos escándalos que ha protagonizado: Alonso Godoy ha sido un auditor polémico.

Uno de los casos más polémicos ha sido el pago adicional a su salario por 9 millones 800 mil  pesos.

En el año 2011 la empresa Russel Bedford hizo una auditoría al Congreso local; los resultados fueron irregularidades por 579 millones de pesos. 

Godoy Pelayo recibió entre 2007 y 2008 un total de 7 cheques que sumaban 2 millones 996 mil pesos. Pero en 2009 le entregaron 6 millones 500 mil pesos; los depósitos venían de una cuenta a nombre del Congreso.

De forma total, el auditor recibió 9.8 millones que justificó como pago de vacaciones que no había tomado desde 2004. Godoy se defendió, dijo que era el Congreso que había decidido hacer dichos pagos.

Alonso Godoy en la ASEJ en 2004. Foto de la hemeroteca de El Informador.

Alonso Godoy en la ASEJ en 2004. Foto de la hemeroteca de El Informador.

También se descubrió una nueva irregularidad: de las mismas cuentas del Congreso salieron 10 pagos al suegro de Godoy, Alfredo Vargas Padilla. Cada uno fue por 500 mil pesos, lo que en suma significa que le entregaron 5 millones. Llamó la atención que el suegro no apareció como un proveedor registrado del Palacio Legislativo ni que haya contrato alguno.

Cuando surgió este escándalo, líderes empresariales pidieron su destitución. Pero no se le separó del cargo, los diputados dijeron que podría demandar por despido injustificado. Sin embargo, se ha señalado que la revisión y “limpia” a las cuentas públicas de los diferentes gobiernos y organismos, se ha utilizado con fines políticos.

Además de los millones que cobró, se ha hecho un despilfarro de recursos en la construcción de un nuevo edificio para la ASEJ. Se detectaron irregularidades en el edificio de Niños Héroes: el valor catastral del inmueble es de 50.6 millones de pesos, pero el pago que se hizo, a sobreprecio, fue de 69.5 millones. Ante ello, Godoy defendió el nuevo edificio y manifestó que se adquirió con economías.

Para amueblar el nuevo edificio, se utilizaron 9.3 millones de pesos en nuevo equipamiento.

La Auditoría Superior hizo un gasto por 3.2 millones de pesos en la compra de vehículos de lujo. Los tsurus de la dependencia se cambiaron por camionetas con un valor de más de 330 mil pesos cada una. Godoy expresó que la adquisición de estos vehículos facilitaría el traslado de los trabajadores al interior del estado.

Un punto más a considerar es que Alonso Godoy es de los funcionarios mejor pagados en el estado; recibe un salario incluso por encima del Gobernador Aristóteles; mientras el mandatario estatal obtiene 166 mil 195 pesos, el auditor recibe 186 mil pesos mensuales. Ante estos señalamientos del Gobierno de Jalisco, cuando lanzó la iniciativa para que ningún funcionario gane más que el gobernador, Godoy aseguró que él obtenía una menor cantidad. 

Alonso Godoy ha sido exonerado por los diputados en varias ocasiones; se han interpuesto solicitudes de juicio político y denuncias, pero siempre ha salido bien librado.

Con el paso de los años y de los escándalos que surgen en la ASEJ, empresarios y organizaciones civiles piden que salga del cargo.

Incluso existe una petición en la plataforma Change en contra del auditor: “Queremos al criminal Alonso Godoy Pelayo fuera del ITESO”, se titula la petición hecha por Karla Alrak y que han firmado 45 personas. “Fuera Alonso Godoy Pelayo del ITESO, fuera de la ASEJ y juicio transparente y justo por sus acciones”, se lee al final de la descripción de la solicitud.

Este mes de diciembre terminará su período como auditor; la Constitución Política del Estado de Jalisco determina que el titular de la ASEJ durará en el cargo siete años, pero puede reelegirse para un período más.

Aunque Godoy ya había estado desde 2004, después de la reforma a la Ley de Fiscalización, se le ratificó como auditor por siete años, tal como establece la ley. Ahora que está por concluir su tiempo en la ASEJ, existía la posibilidad de que se le ratificara nuevamente.

En este año, Godoy Pelayo había adelantado que él “no hace futurismo político”. Los diputados de Movimiento Ciudadano dieron a conocer que ellos buscarían que no se renovara al auditor en su puesto; ese mismo día la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional y el diputado independiente Pedro Kumamoto también se posicionaron a favor de que haya un cambio de auditor.

El “imperio” de Godoy se prepara para llegar a su fin este año; la decisión de que continúe o no el controvertido auditor, es de los legisladores.

Compartir

Dejar un comentario