Tren vs. mentada de madre

4335
0
Compartir

bruno-1El ejercicio que vienen realizando con encuestas Varela y Asociados y El Respetable, tiene que leerse desde diferentes perspectivas: primero, por supuesto, a través de los números, los datos duros que fueron presentados por primera vez en la pasada edición impresa, con el tema de Guadalajara…

Pero hay otro que da lugar a la interpretación y el análisis. Por ejemplo, ¿por qué sale reprobado Enrique Alfaro como Presidente Municipal, si ganó holgadamente la pasada elección? ¿Por qué sale bien evaluado el Gobernador Jorge Aristóteles Sandoval y qué puede hacer con ese dato? ¿Qué repercusiones tendrá la evaluación del Gobierno de Enrique Peña Nieto?

La primer lectura arroja que no es bueno el estado de ánimo de los tapatíos para sus autoridades, sean locales, estatales o federales. La inseguridad está haciendo mucho daño, no sólo como sociedad o vista desde una visión general, sino que es tema de conversación en la mesa donde se sientan a cenar todas las noches los tapatíos.

Los ciudadanos saben que algo está mal cuando los asaltan o cuando le rompen el cristal a un familiar o a un amigo, y, por lo visto, en ese momento no piensan en Peña Nieto: piensan que la autoridad municipal es la que no está tomando cartas en el asunto. Cuando salen de sus casas y ven problemas viales, embotellamientos y un tráfico atascado y lento, no piensan en Peña Nieto ni en Aristóteles, mucho menos en la Secretaría de Vialidad: piensan que el Presidente Municipal no les está cumpliendo todo lo que prometió. Eso dicen los números.

Por lo visto, los ciudadanos, cuando piensan en asuntos económicos, le echan la culpa al mal gobierno de Enrique Peña Nieto y por eso lo reprueban, pero cuando salen de sus casas y ven los baches o la calle mal iluminada, piensan que los trabajadores municipales no han pasado a hacer sus labores de mantenimiento.

Alfaro puede estar haciendo su trabajo pero nunca será suficiente para un ciudadano que está harto de las promesas de campaña, de las altas expectativas ofrecidas y del poco cambio que ven en la primera de tres partes del gobierno municipal. El estado de ánimo está reflejado ahí en los números que arrojó la primera encuesta hecha en 600 hogares tapatíos, casa por casa, cara a cara, previamente identificada con su credencial de elector.

¿Por qué salió bien evaluado Aristóteles Sandoval entre los tapatíos si es priista? Para empezar, hay que decir que el Gobernador no repitió su buena nota en Tlajomulco. Mientras que en Guadalajara salió bien evaluado, es decir, aprobado, y en Tlajomulco dividió a los ciudadanos. No lo aprobaron, pero tampoco lo reprobaron.

Lo que esto hace pensar, de inmediato, es que las obras de la Línea Tres del Tren Ligero le están abonando al buen ánimo que tiene el Gobernador en Guadalajara. La gente sale de su hogar y ve problemas de movilidad y probablemente le echan la culpa al municipio, pero todo hace suponer que ve las obras de la Línea Tres y piensa en el Gobierno del Estado.

A la pregunta de cuál es la principal obra del Gobernador en Guadalajara, una gran parte mencionó e identificó como buenas las obras de la Línea Tres. Identificar estos detalles es parte de los objetivos de la actual encuesta. Dicho sea de paso, este punto no se está explotando lo suficiente para que repercuta en el ánimo de los ciudadanos de Tlajomulco, que bien pueden salir a la calle y no encontrarse con dichas obras.

La comunicación política del Gobernador quizá debería explotar un poco más estas obras para incidir en la evaluación que tienen de él los jaliscienses, no sólo de Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque por donde pasan las obras, sino con mayor difusión podrían sacar provecho a la obra más importante que hará este sexenio.

El que de plano no atina una es el presidente de la República, Enrique Peña Nieto. Tanto en Guadalajara como en Tlajomulco está reprobado por los ciudadanos.

Eso, definitivamente, será un elemento en contra de todos los candidatos priistas en las próximas elecciones y la encuesta los está previniendo de una vez: desde ahora ya pueden buscar alguna estrategia para intentar amortiguar el efecto que tendrá en las urnas un Gobierno Federal mal evaluado.

En cuanto a los precandidatos, sorprende, por supuesto, que los priistas salgan tan bien evaluados. El Fiscal Eduardo Almaguer (PRI) es quien encabeza las preferencias, seguido por el Comisario Salvador Caro Cabrera (MC), pero casi igual que el primero sale el Secretario, Miguel Castro, y en el segundo sale Ismael del Toro.

Vale pensar de que Enrique Alfaro sólo hay uno, y que en el 2018 dejará Guadalajara para buscar la Gubernatura.

Es decir, los priistas no tendrán que enfrentarse a otro Enrique Alfaro por la capital del estado y eso genera otro tipo de escenarios y expectativas.

¿Para que le sirve la encuesta a Enrique Alfaro? Primero, antes que buscar pleito o insultar gente como porro de preparatoria, podría servirle para poner en duda sus cuentas alegres; podría servirle para darse cuenta que cuando busque la Gubernatura tendrá en contra las obras de la Línea Tres del Tren Ligero y no a favor una mentada de madre del Gobernante en turno; y, también, debería prenderle los focos rojos por los ánimos que muestran los ciudadanos para sus representantes de los tres órdenes de gobierno.

Para mucho sirven los datos que arrojaron la pasada encuesta levantada en Guadalajara. Sirve para que los priistas dejen de estar arrumbados en una esquina lamiéndose las heridas: y para que sepan todos los improvisados de MC, incluido Enrique Alfaro, que no están en un día de campo…

EtiquetaBruno
Compartir

Dejar un comentario